Get Adobe Flash player

Actualidad

Con una inversión de $545.458.056 la administración municipal aseguró la prestación de servicio de apoyo institucional a través de la contratación de docentes para atención a población escolar con necesidades especiales en las instituciones educativas del municipio de Valledupar.

“Desde la administración municipal se hizo la contratación para atención de los niños, niñas y jóvenes con condiciones especiales, cumpliendo con los compromisos adquiridos con la política pública de discapacidad, serán 1.094 estudiantes con discapacidad visual, auditiva, intelectual, física, entre otras” afirmó, Luis Carlos Matute, secretario de educación municipal.

Así mismo, el jefe de la cartera de educación, aseguró, “este contrato se realizó con la fundación –CENE- Centro educativo y terapéutico para la discapacidad y las alteraciones humanas que por 10 meses brindará a las instituciones educativa docentes de apoyo, que permitirán la normalización y el buen funcionamiento de los procesos de enseñanzas y aprendizajes de los estudiantes en condiciones especiales. Esperamos que estos niños puedan salir adelante y cumplir sus sueños”.

Desde la administración municipal, en cabeza del alcalde de Valledupar Augusto Daniel Ramírez, se han esmerado por brindar todas las garantías a los estudiantes con discapacidad matriculado en las instituciones públicas, en este sentido, por 3 años consecutivos sean brindando las garantías a los estudiantes con discapacidad para que puedan acceder a una educación con calidad, con la compra de materiales didácticos y tecnológicos que les ha facilitado adquirir conocimiento de la manera adecuada.

 

Mediante dos convenios con el Hospital Rosario Pumarejo de López, el Departamento del Cesar, destinará la suma de 1.950 millones de pesos con el fin de brindar atención a la población que en estos momentos no está afiliada al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Así lo confirmó el Secretario de Salud, Jorge Juan Orozco Sánchez quien destacó el compromiso del Gobernador Francisco Ovalle Angarita para que se garantice el derecho a la salud de todos los cesarenses o personas que residan en este departamento especialmente a la población pobre no asegurada (PPNA).

“Para el Gobierno Departamental la firma de estos convenios se hace prioritaria con el objetivo de atender a la población teniendo en cuenta que el Rosario Pumarejo de López es un hospital que presta servicios de tercer nivel de atención en salud, y es además un referente regional que recibe al mayor número de personas de la PPNA de todas partes del Cesar, incluso de otros departamentos”. Explicó el Secretario de Salud quien señaló que el plazo para la ejecución de los convenios es hasta el 31 de diciembre del presente año.  

El convenio de mayor cuantía tiene un valor de 1.380 millones de pesos y se ejecutará con la finalidad de atender procedimientos ambulatorios y hospitalarios de alta complejidad, en el municipio de Valledupar debidamente habilitados y o registrados según Registro Único Especial de Prestadores de Servicios de Salud del Ministerio de la Protección Social a la población pobre no asegurada con subsidio a la demanda de la población sin afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud residente en el Cesar. El otro convenio, por valor de 570 millones de pesos, es con el objeto de prestar servicios de mediana complejidad.

 

El Gobernador Francisco Ovalle Angarita, en un acto celebrado como primera piedra, dio inicio a la pavimentación de dos tramos viales que benefician seis corregimientos del norte de Valledupar.

Uno de ellos, son los 2.8 kilómetros de pavimentación en placa huella que permitirá unir dos tramos pavimentados en una primera fase, de la vía que conecta los corregimientos de Atanquez – Chimesquemena y Guatapurí, pare ello el Gobierno departamental destinó $3.660 millones.

La pavimentación de este trayecto será de gran beneficio para fortalecer la hermandad de las cuatro etnias indígenas con influencia en esta parte de la Sierra Nevada, puesto que esta obra contribuye al desarrollo social, agropecuario y ancestral de estas comunidades que requerían la totalidad del carreteable pavimentado para transportar los productos agrícolas que se cosechan en la zona.

Sandra Maestre, coordinadora general del resguardo indígena Kankuamo dijo. “Esta obra nos representa la unidad entre comunidades hermanas, nos facilita el camino, que puedan salir nuestros productos al mercado, estamos felices porque los gobernantes han querido contribuir con equilibrio en inversión para desarrollo de nuestros pueblos”. 

Un segundo proyecto contempla la pavimentación de 13.8 kilómetros en asfalto, reparación de tramos viales y la intervención de seis puentes, entre los corregimientos de El Alto de La Vuelta – Las Raíces – Badillo, zona con una alta producción de arroz, palma y ganadería, cuya cosecha no estaba siendo utilizada al máximo por la dificultad de la vía; $26.658 millones es la inversión por pare de la Gobernación  en la obra.

Habitantes de estos centros poblados agradecieron al Gobernador por trabajar en busca de solución a la problemática que venían padeciendo, “No te imaginas los beneficios, tanto en la parte del agro como en el turismo, estamos súper agradecidos, es muy satisfactorio el beneficio económico que vamos a tener” dijo Elina Patricia Gutiérrez Manjarrez, habitante del Alto de La Vuelta.

Durante su intervención, el Gobernador manifestó la voluntad que ha tenido en su gobierno de hacer inversiones equitativas para beneficiar a todas las comunidades, “Con estas vías garantizamos una mejor movilidad entre los habitantes, incentivando el turismo y motivamos más a los deportistas que en bicicletas toman esta ruta para ejercitarse, en general estamos activando la economía en estos corregimientos para garantizar una mejor calidad de vida a sus pobladores”

Finalizando este recorrido Ovalle Angarita acompañó al alcalde Augusto Ramírez Uhía, para habilitar el paso por el puente “Graciliano Guillen” sobre Rio Seco, que en tiempo de inverno dejaba incomunicados a los habitantes de estos corregimientos, el puente que se encuentra en etapa de construcción fue habilitado por la Alcaldía de Valledupar para el paso provisional mientras se culminan los trabajos.

Los dirigentes agropecuarios del Cesar  y líderes de la producción económica del Cesar, se declararon decepcionados por las respuestas del Ministro de Defensa, Guillermo Botero a sus exigencias para enfrentar la creciente inseguridad que se registra en las fincas y en las áreas urbanas del departamento.

El Ministro refutó un informe del comité intergremial del Cesar sobre cómo han crecido los delitos en la región, con cifras estadísticas donde, según las autoridades,  la inseguridad y las acciones delictivas en este departamento se han reducido en porcentajes que causaron sorpresa cuando fueron mostradas al auditorio que concurrió a un encuentro desarrollado el viernes en Valledupar.

Según el ministro Botero, los homicidios bajaron en 14 %.  Agregó “que tenemos un problema en Valledupar, además leí las ciudades que tienen cero homicidios, un homicidio y dos homicidios. Demostré en lo que lleva este gobierno que el abigeato ha disminuido en un 59 %”, dijo el ministro restándole importancia a las denuncias de los gremios.

Aseguró que en el tema de porte de armas, las personas deben hacer la solicitud ante el jefe del Estado Mayor: “Una cartica modesta diciéndole al jefe del Estado Mayor y expresando por qué la necesita”.

Posición de los gremios económicos del Cesar

Durante la reunión de Mindefensa con las organizaciones económicas del departamento del Cesar,  y al que asistieron diferentes sectores, los productores agropecuarios y gremios aseguraron que están siendo azotadas por los atracos, abigeato, hurto a turistas, violaciones a mujeres en las fincas, homicidios de ganaderos, extorsiones, entre otros.

Los gremios reiteraron la importancia de usar armas porque lo que están pidiendo es protección del Estado colombiano por parte de la Fuerza Pública.

Los cafeteros denunciaron que en sus cosecha los asaltan, los extorsionan, a los ganaderos todos los días nos roban ganado, pelan reses, invaden las fincas, las queman, violan a las hijas de los trabajadores, se roban las quincena de los trabajadores.

 

NUEVA EPS, COOSALUD, CAJACOPI Y ASMETSALUD, son las EPS a las cuales serán trasladados los usuarios de la EPS COMFACOR luego de que la Superintendencia Nacional de Salud confirmara la revocatoria de la autorización de funcionamiento de esta empresa administradora de planes de beneficios en salud en varios departamentos incluyendo al Cesar. En estas EPS, los usuarios permanecerán tres meses de manera obligatoria y luego si lo desean pueden cambiarse.

Así lo dio a conocer el Secretario de Salud Departamental, Jorge Juan Orozco Sánchez, quien viajó a la capital del país la semana anterior con el fin de analizar el tema del traslado de estos usuarios con el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, teniendo en cuenta que en el Cesar hay 49 mil 556 afiliados a Comfacor de los cuales 35 mil 470 se encuentran en Valledupar, 5 mil 718 en Codazzi, 2 mil 802 en Bosconia, 2 mil 540 en La Paz, y 1406 en Manaure.

Orozco Sánchez señaló que para el gobierno departamental lo más importante es garantizar a los usuarios de Comfacor el derecho a la salud ejerciendo la vigilancia para que estos no pierdan la continuidad de sus tratamientos en las IPS que hoy prestan servicios a Comfacor. “La Superintendencia hará de manera directa la distribución de los usuarios en esas cuatro EPS en forma equitativa. Los pacientes de alto costo se van a ubicar según la cantidad que tenga cada EPS de este tipo de usuarios”.

“Durante esta reunión, el Superintendente fue enfático al manifestar que ningún alcalde, ni Secretario de Salud Local, ni gerente de EPS, puede direccionar estos usuarios ya que el traslado lo va a manejar la Supersalud”. Indicó Jorge Juan Orozco quien confirmó que la Supersalud acaba de imponer una medida a ASMETSALUD que le impide recibir nuevos afiliados, por lo que es posible que la misma Superintendencia sugiera otro nombre.

La liquidación de Comfacor se produjo por la deficiencia en la atención al usuario, la falta de oportunidad para la atención, la demora en autorizaciones y el mal manejo de los recursos del sistema.

 

Página 1 de 271