Get Adobe Flash player

Actualidad

Los abogados del área jurídica de Emdupar no salían de su asombro ayer martes cuando descubrieron que las cuentas bancarias de la entidad habían sido embargadas nuevamente.

Ciertamente, no hace mucho la entidad había sido embargada por CORPOCESAR por una abultada deuda que supera los $6.000 millones por concepto de pagos de derechos de captación de agua y de vertimiento.

Sin embargo, su sorpresa fue mayúscula cuando se enteraron que quien ordenó el embargo en esta ocasión fue nada más y nada menos que la propia Alcaldía de Valledupar, ente territorial que es dueña del más del 90% de Emdupar.

En efecto, la Alcaldía de Valledupar inició un proceso ejecutivo en contra de Emdupar con radicado número 0231-0009-000-20176402132, por valor total de $42.739.561, y por concepto del no pago del impuesto de industria y comercio.

Como dice el conocido refrán, con esos amigos, ¿para qué enemigos?

 

Ante el Concejo Municipal de Valledupar, el Personero Alfonso Campo convocó una Audiencia Pública para debatir la tercerización de Emdupar, programado para el próximo 12 de septiembre en las instalaciones de Archivo Departamental.

“La Audiencia Pública tiene como objetivo principal informarle a la ciudadanía si la tercerización de Emdupar es viable o no, y cuáles serían sus beneficios y perjuicios para el Municipio. Allí estarán invitados de la Superintendencia de Servicios Públicos, la Comisión Regional de Moralización, el Alcalde Augusto Ramírez Uhía y concejales de Valledupar”, dijo Alfonso Campo Martínez, personero de Valledupar.

El Delegado del Ministerio Público explicó que se integrará una comisión de alto nivel conformada por exgerentes de Emdupar, exalcaldes y la comunidad, para tener distintas perspectivas sobre la situación de la empresa prestadora de servicios públicos que ayuden a sacar las mejores conclusiones por el bien de la ciudad.

La Audiencia Pública es un mecanismo de participación, reglamentado en La Ley 489 de 1998, que permite recibir quejas de la comunidad sobre el uso de los recursos públicos, y a la vez las entidades le rinden cuentas a la ciudadanía.

 

Un recorrido por el Río Guatapurí realizaron el Gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita, y el Embajador de la República de Corea en Colombia, Kim Doo-sik, para conocer y socializar el proyecto del embalse multipropósito Los Besotes, en el marco de los componentes que se contemplan adelantar de manera bilateral para generar un desarrollo sostenido en el departamento.

Un día después de la socialización de proyectos como la implementación de energías alternativas con paneles solares, rellenos sanitarios y el Sistema Estratégico de Transporte, Ovalle Angarita recorrió el Balneario Hurtado con el diplomático para darle a conocer el río que surtiría el embalse con el que se espera proveer de agua potable el acueducto de Valledupar y  la construcción de un distrito para irrigar tierras productivas.

“Importante la visita al Río Guatapurí para que ellos vean la realidad de la ciudad y del departamento, dado que este es el componente que hoy estamos visionando para garantizar el embalse multipropósito Los Besotes, el acuífero que lo abastecería. Y hemos llegado aquí para que ellos vean el afluente, la calidad del agua, la cantidad, que nos permitiría garantizar en los próximos 50 años el abastecimiento  para consumo e irrigación para los diferentes cultivos y actividades agropecuarias de Valledupar y sus corregimientos”, explicó Ovalle Angarita.

A su turno, el Embajador de la República de Corea en Colombia, Kim Doo-sik, explicó que quedó gratamente sorprendido por el afluente porque “lo encontré muy limpio, con abundante agua, razón por la cual los pueblos disfrutan de este sitio y es un lugar para las comunidades. Hemos venido a conocer al departamento, su cultura y  hoy tenemos casi 30 compañías coreanas que desean invertir en proyectos para el desarrollo del cesar como el embalse multipropósito”.

 

La gobernación del Cesar y la Alcaldía de Valledupar anunciaron la adopción de medidas y controles especiales frente a probable brote de meningitis en Valledupar, según texto del siguiente comunicado conjunto de las dos administraciones:

COMUNICADO

Frente a un brote probable de meningitis en la Permanente Central de Policía en Valledupar, las secretarías de Salud Departamental y local se permiten precisar lo siguiente:

El día miércoles 9 de agosto, a las 11:55 de la mañana, la Directora Seccional de Medicina Legal seccional Valledupar, se comunicó con la Secretaria de Salud Municipal de Valledupar, informando del cuerpo de un detenido que fue llevado a su institución y al realizarle la necropsia médico legal, detectaron que era compatible con un caso de meningitis.

El paciente ingresó al centro de detención (Permanente Central de Policía) el 29 de julio 2017, ocho días posterior a su ingreso, el 6 de agosto, comenzó a presentar sintomatología caracterizado por fiebre, cefalea, vómito, malestar general, diaforesis (sudoración abundante), debilidad a la marcha y petequias. Dos días después, el 8 de agosto, a las 10:10 de la mañana, fue trasladado con dos reclusos más, al Centro Penitenciario de Mediana Seguridad (Cárcel Judicial); Ese mismo día, aproximadamente a las 5:00 de la tarde, fue trasladado a su casa para detención intramural, y cuatro horas después, sus familiares lo encontraron inconsciente, por lo que fue trasladado en ambulancia hasta la Clínica Santa Isabel a donde llegó a las 12:36 de la madrugada, y según el parte médico no tenía signos vitales.

Al ser informados sobre la situación, se activó el equipo de respuesta inmediata de las Secretarías de Salud tanto Departamental como Local de Valledupar. Se convocó el Comité de análisis con los profesionales de las sectoriales de Salud y el acompañamiento del Capitán de la Policía de Valledupar, Gerente del Hospital Eduardo Arredondo Daza, Procuraduría, Personería Municipal, Directora de Medicina Legal y Vigilancia Epidemiológica de la Clínica Santa Isabel, se socializó lo encontrado en campo, para determinar y adelantar las acciones de salud pública a implementar y disminuir la presencia de nuevos casos, a través de la caracterización del brote, identificación de factores de riesgo y definición de intervenciones de prevención y control.

Como antecedente previo, el pasado 18 de mayo se presentó un brote de enfermedad Meningocócica, en la Permanente Central de Policía que finalizo el 31 de mayo de 2017, con un caso confirmado, el cual evolucionó satisfactoriamente.

Acciones de prevención y control realizadas en terreno y recomendaciones iniciales:

Las Secretaría de Salud Municipal inició la administración de Profilaxis a las personas expuestas o que tuvieron contacto con el joven que falleció. En total se administraron 801 tratamiento profilácticos, 248 en la Permanente Central de Policía y 553 en el Establecimiento de Mediana Seguridad, (Cárcel Judicial), distribuidos entre reclusos y personal de INPEC.

De igual forma, se hizo educación a los internos y personal de seguridad, correspondientes a signos y síntomas de la enfermedad para captación oportuna de nuevos casos.

Implementación de medidas de prevención en los centros penitenciarios, con distribución de tapabocas N95, utensilios de comida desechables: vasos, platos con la finalidad de que estos no sean compartidos y así disminuir la transmisibilidad.

Desinfección de celdas, baños y colchones con secado al sol, por ello la mañana de este viernes 11 de agosto, los detenidos fueron sacados de su lugar de reclusión, bajo las medidas de seguridad.

Se recomendó suspender el ingreso al centro penitenciario de reclusos y visitas, hasta el 17 de agosto 2017, esta fecha está sujeta a la aparición de nuevos casos que extendería el tiempo de aislamiento.

Se mantendrá una unidad móvil de atención médica del Hospital Eduardo Arredondo Daza, en las afueras de la Permanente Central, hasta 17 de agosto 2017, para que sirva de triage, para la valoración de los detenidos que refieran sintomatología compatible con la definición del brote, el servicio se presta desde las 7:00 de la mañana hasta las 7:00 de la noche, con la disponibilidad de dos médicos y una enfermera.

De igual forma, se mantendrá una vigilancia diaria para detección de casos compatibles en la Permanente Central de Policía y en la Cárcel Judicial, por parte de profesionales de salud del Hospital Eduardo Arredondo.

Se seleccionó una sola Institución de salud para recibir los casos compatibles a fin de disminuir la cadena de transmisión.

 

Las llamadas bolsas de empleo o cooperativas siguen siendo el fucú de los empleados de la salud en varias entidades de Valledupar, cuyos empleados se quejan por los altos descuentos inconsultos que realizan a sus salarios.

Uno de los centros con mayor incidencia por esta práctica es el Hospital Eduardo Arredondo Daza, cuyos médicos y enfermeras ayer se declararon durante un largo rato en desobediencia, pretendiendo que se regulen estas deducciones, las que fracturan enormemente sus entradas.

Manifestaron a los periodistas que es inaudito que de un sueldo de un millón de pesos que se pagan a las enfermeras les descuenten 400 mil pesos por concepto de una póliza y un supuesto ahorro para el momento en queden cesantes.

Argumentan que es demasiado el descuento sin que en realidad prime ningún beneficio a la hora de salir despedidos, pues es como pagar ellos su propia liquidación, en su reclamo el personal pidió a la gerente de la institución Judith Jácome que acabe con este desangre salarial o que por lo menos se aminoren tales porcentajes so pena de seguir haciendo paros escalonados.

En su reclamo dejaron ver que estas cooperativas hace tiempo vienen siendo las “amas y señoras” de sus salarios con un deliberado cambio de razón social pero que sus socios siempre son los mismos, concluyeron que en el pasado era Soluciones Humanas y ahora se hacen llamar Humanos, de lo que según ellos no tienen nada

 

Página 1 de 211