Get Adobe Flash player

Actualidad

La Caja de Compensación Familiar del Cesar (COMFACESAR), inauguró hoy la Unidad Móvil de la Agencia de Gestión y Colocación de Empleo, la cual estará itinerante en diferentes municipios del departamento, para brindar un servicio integral a la comunidad.

La actividad inaugural se llevó a cabo con una caravana que partió desde Valledupar y tuvo una parada en el Centro Recreacional ‘El Chorro, en municipio de La Paz y finalizó en la plaza principal de Codazzi. En estas dos localidades se vivió la experiencia de la unidad. 

La Unidad Móvil es un servicio que le permitirá a la Agencia de Empleo de Comfacesar hacer presencia en la geografía cesarense, para facilitar el encuentro entre los buscadores de empleo y los empresarios que requieren el personal idóneo para el desarrollo de sus actividades y así mismo promover los beneficios que le otorga el Mecanismo de Protección al Cesante a la población en condición de desempleo.

El director Administrativo de Comfacesar, Ernesto Orozco Durán, precisó cómo esta estrategia le permitirá a la Caja estar más cerca de la gente, “facilitando la asesoría para el acceso al empleo de muchos cesarenses en busca de oportunidades. Desde Comfacesar seguiremos aportando nuestro mejor esfuerzo para el desarrollo social del departamento y para seguir cumpliendo los sueños de las familias afiliadas y comunidades vulnerables a través de nuestros servicios”.

Con la Unidad Móvil, los servicios de la Agencia de Empleo se prestarán en las zonas urbanas y rurales de los municipios de: San Alberto, Curumaní, Rio de Oro, San Martin, Gamarra, González, Tamalameque, La Gloria, Chimichagua, Pelaya, Pailitas y La Paz.

Sobre la Unidad Móvil

Es un vehículo que cuenta con las condiciones necesarias de equipamiento, tecnología y recurso humano, para que los usuarios sean atendidos y orientados de manera eficiente y responsable, y para ello cuenta con: oficinas de atención para la orientación laboral y gestor empresarial, área de capacitación y recibo para ocho usuarios, televisor Led FHD Smart tv, integrado a la carrocería de 40”, baño, decoración interna, bodega.

Jueves, 03 Agosto 2017 06:34

Coomeva se va de cuatro municipios en el Cesar

Escrito por

Los afiliados de cuatro municipios del Cesar y ocho de La Guajira dejarán de ser atendidos por Coomeva a partir del primero de septiembre del presente año.

La decisión se tomó tras las dificultades que presentan la entidad para garantizar la prestación del servicio en 223 municipios de 23 departamentos del país.

En el Cesar Commeva saldrá de los siguientes municipios: La Paz, Becerril, El Paso y Pelaya, mientras que en el departamento de La Guajira , no prestará más sus servicios en : La Jagua del Pilar, Urumita, El Molino, Villanueva, Distracción, Hatonuevo y Uribia.

Desde el primero de septiembre los usuarios de Coomeva estarán en otras EPS como Nueva EPS, Salud Total, Compensar, Sanitas, Famisanar, Medimás y Sura, entre otras.

 

Durante el lanzamiento de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial PDET, realizado por el presidente Juan Manuel Santos este miércoles en La Paz, el gobernador Francisco Ovalle Angarita agradeció al Gobierno Nacional por priorizar  ocho municipios del Cesar que se beneficiarán con las inversiones que están por ejecutarse en estos territorios.

En presencia de alcaldes, empresarios, líderes indígenas, organizaciones de víctimas y comunidad en general,  el mandatario departamental realizó una descripción de las inversiones que se han venido adelantando en el Cesar, que hoy facilitarán los trabajos que se desarrollarán en Valledupar, La Paz, San Diego, Manaure, Agustín Codazzi , Becerril, La Jagua de Ibirico y Pueblo Bello, municipios incluidos dentro de los PDET.

“Estos Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial nos van a permitir garantizar en estas zonas del departamento inversión social para el desarrollo de estos territorios y de esa manera garantizar la paz duradera, que es la esperanza de todo el pueblo colombiano cesarense”, expresó el gobernador Francisco Ovalle Angarita, quien en su plan de desarrollo había incluido inversiones para atender a las comunidades de la Sierra Nevada y Perijá que más sufrieron los rigores de la reciente violencia.

Justamente, estos ocho municipios fueron priorizados, dado los altos índices del conflicto armado, que los catapultó como territorios donde la pobreza, la debilidad institucional y los cultivos ilícitos, afectó de manera considerable a la población y que a partir de la implementación de estos planes, se beneficiarán con proyectos de infraestructura, vías terciarias, proyectos productivos y de asistencia técnica, vivienda, agua potable y saneamiento básico, educación y salud rural.

Amplia y efectiva participación esperan tener los gobernadores colombianos en la construcción participativa y conceptual de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, en el marco del plan de implementación del acuerdo de paz en las regiones. 

El Gobernador cesarense y sus homólogos están de acuerdo en que los departamentos pueden contribuir en el proceso para la consolidación de la Paz, siempre y cuando desde el gobierno nacional se articule con los territorios. Por eso, fue la principal petición formulada al gobierno del presidente Juan Manuel Santos, por parte de los mandatarios asistentes a la cumbre extraordinaria de gobernadores desarrollada este lunes en Bogotá, a la cual asistió Francisco Ovalle Angarita.

El jefe de gobierno del Cesar es uno de los más convencidos de la relevancia que tiene la participación de las regiones en procesos como este; se ha referido a “la necesidad de compensar con inversión social y bienestar a las zonas que sufrieron con más rigor la influencia de los grupos armados ilegales, como los territorios localizados en la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá, especialmente”. 

Los gobernadores reiteraron la petición que han formulado en encuentros anteriores para que se revise el Sistema General de Participaciones de manera que los departamentos puedan tener más autonomía en el manejo de estos recursos. 

También reclamaron los gobernadores, celeridad en la destinación de recursos para afrontar la crisis del sector salud como resultado de la falta de pago de las EPS a las clínicas y hospitales de la misma manera que  pidieron que la Nación se encargue de manejar la operación y ejecución del Programa de Alimentación Escolar, que ha sido dejado en manos de los departamentos sin que estos cuenten con los recursos necesarios para afrontar esa responsabilidad. 

En respuesta a estas últimas peticiones, el Ministro del Interior convocó una reunión de los equipos técnicos de salud y educación para solucionar estos problemas que sufren las regiones en estas áreas fundamentales.

Un hallazgo fiscal por  $ 6.450 millones de pesos detectó la Contraloría General de la República en la construcción de la nueva sede de la Corporación Autónoma del Cesar  -CORPOCESAR-.

Para el ente de control la gestión fiscal de estos recursos provenientes del Sistema General de Regalías, ha sido ineficaz, deficiente e inoportuna.

 La construcción de esta edificación; ha resultado ser un elefante blanco, ocasionando un daño al patrimonio público, causado por su ejecución irregular.

Con corte al mes de marzo de 2017 la Gerencia Departamental Colegiada del Cesar de la Contraloría General de la República, constató que las obras se encuentran en condiciones de abandono y deterioro continuo, lo que ha generado un detrimento de $5 mil 768 millones causados en fase I –Diseño- y $682 millones de los dineros girados en la fase II del proyecto, para un  total de $6 mil 450 millones de detrimento patrimonial.

Pago de arrendamiento sede actual de CORPOCESAR

La edificación bioclimática que se tenía prevista para ser construida y entrar en funcionamiento en 16 meses, se ha extendido en el tiempo por más de diez (10) años, término en el que CORPOCESAR ha pagado por concepto de arrendamiento de la sede actual de la Corporación, una suma mensual que asciende a los $25 millones de pesos.

Deficiencias en la planeación  

 Durante la fase I que correspondió al contrato de obra pública por valor de $3 mil 846 millones para el “diseño y construcción de un proyecto piloto demostrativo de arquitectura bioclimática en la ciudad de Valledupar”, se evidenció que las estructuras de la obra habían sido construidas bajo parámetros de sismo resistencia anteriores, lo que hizo necesario nueva inversión de recursos para la intervención en obras estructurales que ya habían sido construidas; más aún cuando esta estructura ha estado en abandono sin mantenimiento periódico y expuesta al deterioro constante.

Según información obtenida del Sistema Electrónico de Contratación Pública – SECOP, entre la Gobernación del Departamento del Cesar y la Corporación Autónoma Regional del Cesar – CORPOCESAR, se suscribió  Convenio Interadministrativo, firmado en octubre de 2013, por el Secretario de Infraestructura de la época, Omar Enrique Maestre Velez, y por parte de CORPOCESAR, por el Director General, Kaleb Villalobos Brochel; convenio que ascendió a la suma de $6 mil 682 millones.

Para la ejecución de dicho convenio interadministrativo, la Corporación, posteriormente suscribió un  contrato de obra pública  con la firma PROEZA CONSULTORES S.A.S., representada por Julio Mario Villamizar, por valor de $6 mil 239 millones y adicionado en $2 mil 402 millones, para un valor total de $8 mil 642 millones.

Contrataciones que fueron financiadas con recursos del orden departamental por aporte de la Gobernación del Cesar, recursos del Sistema General de Regalías y recursos propios de la Corporación Autónoma Regional del Cesar.

Cesión de contrato pese incumplimiento

De acuerdo con el Informe de Auditoría emitido por la CGR, a marzo de 2017 el contrato se encuentra suspendido, registrando 8 meses de inactividad desde julio de 2016; además presenta un avance del 13% y un atraso del 72 %. Sin embargo y pese a los informes de interventoría, la  Corporación no ha adelantado ninguna Actuación Administrativa encaminada a declarar el incumplimiento y la caducidad del contrato, y en consecuencia recuperar los dineros pagados en calidad de anticipo no amortizados. Por el contrario, se procedió a acceder a la petición del contratista de ceder el contrato a otra empresa, lo que evidencia un claro favorecimiento al contratista aceptándole una cesión del contrato liberándolo de todas sus obligaciones contractuales y no exigiendo el reintegro de los dineros de anticipos no amortizados ni los rendimientos financieros de los mismos y no haciendo exigibles las pólizas de cumplimiento y anticipos respectivas.