Get Adobe Flash player

Actualidad

Un exitoso balance sobre la quincuagésima versión del Festival de la Leyenda Vallenata entregó el Alcalde de Valledupar, Augusto Daniel Ramírez Uhía a los medios de comunicación, junto al gobernador Francisco Ovalle Angarita; el comandante de Policía Cesar, Diego Hernán Rosero Giraldo y el presidente de la Fundación del Festival, Rodolfo Molina Araújo.

El mandatario local informó que este festival obtuvo un récord de asistencia con alrededor de 157 mil visitantes de todas partes del país, quienes se movilizaron por tierra y aire, y destacó el trabajo realizado en conjunto con la Policía Nacional, logrando  que este fuese el festival más seguro de la historia, con cero homicidios y una importante prevención en accidentes de tránsito, lo que permitió que durante la fecha no se registraran hechos lamentables.

Continuando con los reportes en materia de seguridad, el Comandante de Policía Cesar, Diego Hernán Rosero afirmó que no hubo riñas en los grandes eventos alternos al Festival Vallenato y sí una gran reducción de todos los delitos de impacto, con una disminución del 68 por ciento, puesto que en el 2016 la cifra fue de 73 delitos, mientras que en el 2017 de 23. La reducción del delito a personas fue del 54 por ciento y en el hurto de automotores del más de 54 por ciento. En cuanto a residencia y comercio fue del 75 por ciento.

Por su parte, el gobernador Francisco Ovalle Angarita, indicó que “este año se aunaron esfuerzos para celebrar las bodas de oro del Festival, garantizando el éxito de la inauguración y de los 4 días de fiesta.

El Alcalde de Valledupar, agradecido con la ciudadanía, le hizo un reconocimiento a propios y visitantes por el gran comportamiento obtenido durante esta celebración. “Los turistas disfrutaron en armonía, paz y sana convivencia y los propios demostraron su hospitalidad”, expresó. 

A su vez resaltó el agrado de los turistas con la ciudad, quienes manifestaron su complacencia con una ciudad ordenada, limpia, la más arborizada del país, que contó con unos atractivos turísticos, dispuestos por la Alcaldía y la Gobernación, para el disfrute de todos, como los letreros del Yo Amo a Valledupar, los espacios públicos de la carrera cuarta y la glorieta Los Juglares, que fue el punto más concurrido de la ciudad.

Durante la rueda de prensa, el jefe de los vallenatos reconoció que lastimosamente hay actores que no aportan su grano de arena, y esto lo expresó frente algunos temas de taxistas y restaurantes, además de un saboteo demostrado en el servicio de agua en barrios como Don Alberto y otros del sector. “Le pediremos al CTI que investigue lo que encontramos en algunos puntos como el Divino Niño y cerca al Batallón La Popa, como si hubiese una manipulación perversa, pero en general el balance fue muy positivo”, aclaró.

De igual manera celebró que por primera vez el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, haya estado compartiendo en una versión del Festival y fuese aprovechado por el Gobernador y el Alcalde para plantearle un importante proyecto de ciudad, como lo es el Ecoparque de Los Besotes.

El Ministro de las TIC, David Luna, el presidente de la Fundación, Rodolfo Molina, el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle, el alcalde Augusto Ramirez Uhia y el representante Eloy Quintero sellaron las primeras estampillas en homenaje a los 50 años del Festival de la Leyenda Vallenata.

 

El Gobernador de Cesar, Franco Ovalle y el Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, coincidieron en considerar la reconstrucción de cinco mini distritos de riego como acciones concretas para aclimatar la paz.

El planteamiento fue hecho durante los actos de entrega de los mini distritos durante los actos protocolarios cumplidos en la vereda Socomba en estribaciones de la Serranía del Perijá. En dichos actos participaron también el Presidente de la Agencia de Desarrollo Rural-ADR- Carlos Gechem Sarmiento; el Director en Colombia de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo, USAID, Peter Natiello; el Director de Corpocesar, Kaleb Villalobos; el Secretario de Agricultura de Cesar, Carlos Eduardo Campo Cuello; los alcaldes de Becerril, Chimichagua, Chiriguaná, La Jagua de Ibirico,  y Codazzi, así como los campesinos representantes de las asociaciones de usuarios de esos cinco sistemas de riego.

El solo hecho de estar en este sitio a esta hora, en donde dominaron el frente 41 de las FARC y luego el frente paramilitar Juan Andrés Álvarez es una muestra del nuevo clima de paz que se está posicionando en Colombia, gracias a la decisión y voluntad del Presidente Juan Manuel Santos, aun alto costo político y a la afectación de su imagen, declaró el Ministro Aurelio Iragorri, quien estuvo en la presa del mini distrito Asocerro Azul, cuando caía la tarde y entraba la noche, a donde llegó procedente de La Guajira en donde cumplió con otro acto oficial.

Por su parte el Gobernador Ovalle destacó cómo con estos mini distritos de riego se benefician directamente 136 familias de campesinos productores de yuca, ají, fríjol, maíz, cítricos, mango y, ganadería por silvopastoreo, en 314 hectáreas con la inversión de 1.007 millones de pesos en la reconstrucción y reactivación de los pequeños sistemas de riego de Asocerro Azul, AsoAvemaría, Villa Lucy, La Estrella y El Triángulo, situados en los municipios Becerril, Codazzi, Chimichagua, y La Jagua de Ibirico.

Hemos trabajado articuladamente y aquí están los resultados, y en pocos meses entregaremos otros ocho minidistritos para completar la recuperación de 13 sistemas de riego que por diferentes causas estaban en desuso, manifestó el Gobernador.  

Por su parte el Secretario de Agricultura, Carlos Eduardo Campo Cuello, expresó que “estas obras hacen parte del programa Cesar Siembra y del Plan de Irrigación encaminado a reactivar el sector agropecuario para la generación de ingresos, la producción de alimentos y la competitividad del sector”.

La administración municipal liderada por Augusto Daniel Ramírez Uhía, en articulación con la Fuerza Pública se encuentra preparada para la seguridad  que se implementará para la ciudad durante los días del Festival de la Leyenda Vallenata. La ciudad será resguarda por cerca de treinta mil integrantes de los diferentes organismos de seguridad y de socorro.

Además estarán habilitadas las 392 cámaras de seguridad ubicadas en 185 puntos estratégicos de la ciudad, al igual quedarán a disposición  los dispositivos tecnológicos como el Dron y helicópteros que estarán sobrevolando la ciudad.

“Este nueva  versión de los 50 años del festival será el más seguro que haya tenido Valledupar durante su historia. Desde el fin de semana pasado llegaron 1.200 uniformados dispuestos a prestar la seguridad en toda el área urbana que velarán por los asistentes en los diferentes eventos programados”, expresó el subcomandante de la Policía del Cesar, coronel Mauricio Bonilla.

Así mismo, la primera autoridad de los vallenatos manifestó que “para nuestro gobierno la seguridad ciudadana siempre será prioritaria, por eso le pedimos a la Policía Nacional no bajar la guardia, que ejerzan el control permanente para que los propios y visitantes puedan gozar de una plena tranquilidad y es por eso que los operativos han aumentado en diferentes sectores de la ciudad, para tener una Valledupar segura y en paz”.

El Brigadier General Pablo Bonilla Vázquez, comandante de la Décima Brigada Blindada, puso a disposición la presencia de 10 pelotones de 30 hombres cada uno, más 15 motocicletas y 300 soldados que estarían monitoreando la ciudad durante la fiestas más grande de Valledupar.

A su vez la Secretaria de gobierno municipal, Sandra Luz Cujia Mora, determinó que “es nuestro propósito de garantizar y proteger la integridad física de los asistentes al Festival Vallenato, desde el CCTV nos articulamos con la empresa UNE-EPM Telecomunicación y Policía, para monitorear las entradas y salidas de todos los vehículos que llegarán a la ciudad”.

En desarrollo de actos protocolarios en zona rural del municipio Becerril, el Gobernador Franco Ovalle y el Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, entregan este miércoles cinco minidistritos de riego que fueron reactivados en la primera fase dentro del Plan de Irrigación y el Programa Cesar Siembra.

Los actos centrales están previstos iniciar al mediodía en la sede de Asocerro Azul con presencia adicional del Director de la Agencia Nacional de Tierras, Carlos Eduardo Gechem Sarmiento; el Director General de la USAID en Colombia, Peter Natiello y otros altos ejecutivos de esa Agencia; el Director de Corpocesar, Kaleb Villalobos, así como el Alcalde local, Juan Francisco Rojas, mandatarios o representantes de los restantes 12 municipios en donde se reconstruyeron los minidistritos  y se construirán otros ocho de estos microsistemas de riego.  

Informó Carlos Eduardo Campo Cuello, Secretario de Agricultura y Desarrollo Empresarial del Cesar, que con la reconstrucción de estos cinco minidistritos se irrigan 314 hectáreas que se acondicionan para la producción de hortalizas como yuca, maíz, ají y frijol, entre otras; frutas como mango Kitt y limón, y ganadería en menor escala en sistema silvopastoril, para beneficio directo de 136 familias de pequeños campesinos en los municipios Becerril, La Jagua de Ibirico, con los mini distritos El Triángulo y La Estrella; Codazzi, con el mini distrito Asoavemaría y, Chimichagua con el mini distrito Villa Lucy.

Las obras en referencia requirieron una inversión aproximada a los 1007 millones de pesos, representados en los estudios y diseños así como las obras de infraestructura para la puesta en funcionamiento de los sistemas de irrigación.

En el acto protocolario se presentarán los estudios y diseños para la rehabilitación de otros ocho minidistritos como son los de Pontón, en Valledupar; La Iberia, en Codazzi; Betania, en La Paz; Torcoroma en La Gloria; Buenos Aires, Tamalameque; Pacho Prieto en Chiriguaná; Anime La Vía en Curumaní y Pueblo Bello en el municipio del mismo nombre. La rehabilitación de estos ocho minidistritos que hacen parte de la segunda fase de este plan, demanda una inversión aproximada a los 5 mil 800 millones de pesos, para irrigar 867 hectáreas para favorecer directamente a 867 familias de pequeños campesinos productores de arroz, cacao, agroforestales, palma de aceite  y hortalizas.