Get Adobe Flash player
Ultima Hora

Deportes

El jugador colombiano Teófilo Gutiérrez fue elegido como el mejor jugador del continente en 2014 por el diario uruguayo El País, quien con 102 votos en su favor se convierte en el segundo jugador colombiano en recibir esta distinción después del Pibe Valderrama en el 87 y en el 93 respectivamente.

 

“Gutiérrez fue uno de los jugadores más importantes en el andamiaje del equipo de Marcelo Gallardo, (RIver Plete), por su presencia en el área. Fue una de las figuras de los "millonarios" para conseguir el título de la Copa Sudamericana y pelear hasta último momento en el Torneo Transición de Argentina, donde finalmente Racing se proclamó como el mejor equipo”, señala el diario.

 

Además, el jugador nacido en Barranquilla fue importante en la selección colombiana de José Pékerman (mejor técnico de América en 2014), primero para clasificar al Mundial de Brasil 2014 y luego en la propia Copa del Mundo, donde anotó un gol.

 

Por su parte, el técnico de la selección Colombia, José Pékerman, resultó elegido como el mejor entrenador de América por tercer año consecutivo. Pékerman logró 84 votos y aventajó a sus compatriotas Alejandro Sabella, ex seleccionador de Argentina y Marcelo Gallardo, quien dirige a River Plate de Buenos Aires. 

 

Independiente Santa Fe es el nuevo campeón de la liga gracias a su dominio en la serie final sobre Independiente Medellín y conseguir triunfo en la capital antioqueña 2-1 y empatar su casa, El Campín de Bogotá 1-1, para celebrar su octava estrella en Colombia.

El león ratificó su favoritismo en el partido de vuelta gracias a la magistral zurda de Luis Carlos Arias, autor del gol con el que Santa respiró en un juego donde Medellín nuevamente lo puso contra las cuerdas, pero no fue capaz de golpear como sí lo hizo el equipo bogotano a lo largo de la serie.

 Como en el partido de ida, Medellín hizo mejor partido en el primer tiempo. Tuvo mejores llegadas y complicó a Santa Fe, que en el segundo, con el gol de Arias mandó a la lona a Medellín y le quitó los bríos que había mostrado.

Medellín se quedó sin su técnico a los 8 minutos. Hernán Torres se salió de casillas y Luis Sánchez de inmediato lo sacó. 

Mientras Vargas Armando fue el hombre que clave que condujo al equipo, en el otro extremo, Camilo se encargó de acabar con cualquier intento de alegría visitante, esencialmente en el primer tiempo donde el de la iniciativa fue Medellín
El conjunto antioqueño mostró sus armas con dos apariciones que pudieron terminar en gol. 

Al minuto 36, después de que Bejarano salvara, el ‘poderoso’ armó un contraataque que terminó con un pase de Germán Cano a Yorleys Mena que no pudo controlar bien ni voltearse para definir y Camilo Vargas le alcanzó a ahogar el grito de gol.

Al minuto 38, Christian Marrugo habilitó a Vladimir Marín quien con un balazo cruzado dejó congelado El Campín. El remate fue a parar al horizontal.

 Y como en el juego del Atanasio, Santa Fe dio el mazazo en el segundo tiempo. Fue apenas al minuto de reiniciar, en el 46, cuando Luis Carlos Arias recogió un tibio rechazode Andrés Mosquera y enfiló el cañonazo de zurda directo a la malla del arco sur que prendió la octava estrella. Fue el 1-0 del partido y el 3-1 de la serie que definió todo.

 Medellín reaccionó al minuto 54 con un remate rastrero de Javier Calle, que controló Vargas. El tiempo paso, Medellín incluyó a Daniel Hernández y al juvenil Alfredo Morelos, pero Arias había apagado la mecha, a los ‘poderosos’ se les esfumó la puntería y Vargas continuó seguro atrás. Sólo al minuto 89, Andrés Mosquera ganó el cabezazo que le dio el empate a Medellín, pero que ya no le alcanzaba para quitarle el título a Santa Fe.

Omar Pérez, cojeando se vistió con la 10, al minuto 92 se paró en el centro del campo y anunció la sustitución. El símbolo cardenal entró el último minuto por Cuero para hacer parte de la fiesta en la cancha.

Aguantando terminó Santa Fe, pero celebrando tranquilo. La octava la tejió con tres mazazos que desplomaron a su rival en los 180 minutos, de esta forma el grupo de Gustavo Costas consagró el 21 de diciembre de 2014 como una fecha inolvidable para su historia.

 

Alineaciones:

Santa Fe: Camilo Vargas; Dayron Mosquera, Francisco Meza, Yair Arrechea, Juan Daniel Roa; Daniel Torres, Luis Carlos Arias, Yulián Anchico, Armando Vargas; Jefferson Cuero y Wilson Morelo.

Cambios: Luis Manuel Seijas por Arias, 72'. Yerry Mina por Morelo, 86'. Omar Pérez por Jefferson Cuero, 90+2.

Medellín: Carlos Bejarano; Vladimir Marín, Diego Herner, Andrés Mosquera, Carlos Valencia; Jhon Hernández, Jherson Córdoba, Christian Marrugo, Javier Calle; Yorleys Mena y Germán Cano.

Cambios: Alfredo Morelos por Mena, 65’. Daniel Hernández por Calle, 68.

 

Independiente Medellín cayó 2-1 ante Santa Fe en el juego de ida de la final del fútbol profesional colombiano. Los goles del compromiso fueron obra de Germán Cano, Francisco Meza y Wilson Morelo. 

El equipo dirigido por Hernán Torres impuso las condiciones desde el primer minuto de juego. Tan solo a los cinco minutos de iniciado el compromisoIndependiente Medellín tuvo la oportunidad de irse arriba en el marcador. Un tiro libre de Vladimir Marín, producto de una falta de Dayron Mosquera sobre Germán Cano, por poco le da la ventaja al 'poderoso'. 

Medellín siguió insistiendo, está vez por intermedio de Javier Calle, quien en dos oportunidades exigió al arquero bogotano. 

En los primeros 45 minutos, Independiente Medellín tuvo la posesión del balón y generó varias aproximaciones al arco rival. El 'poderoso' tuvo 6 tiros al arco, mientras que en el equipo bogotano las opciones de gol fueron escazas.

El delantero argentino Germán Ezequiel Cano abrió el marcador a los 37 minutos de juego, tras un pase de Christian Marrugo. El goleador del torneo permitió que su equipo se fuera al descanso con la ventaja. 

En la segunda parte del compromiso, Independiente Santa Fe fue otro a pesar de perder a uno de sus más importantes hombres. Ómar Pérez tuvo que ser sustituido por una molestia en la rodilla.

El descuento llegó a los 65' por intermedio de Francisco Meza. Un centro de tiro libre desde el costado izquierdo de Armando Vargas, quien ingreso por el 10 cardenal, permitió que Meza pusiera el 1-1, que silenció el Atanasio. 

Dos minutos después, Wilson Morelo le dio la ventaja a su equipo. Armando Vargas, figura indiscutible del partido, volvió a aparecer y le puso la pelota a Morelo, quien con remate cruzado dejó sin opciones al portero de Independiente Medellín, Carlos Bejarano. 

El juego de vuelta se llevará a cabo el próximo domingo 21 de diciembre, a partir de las 5:30 de la tarde, en el estadio el Campín. 

Independiente Santa Fe se clasificó a la final de la liga colombiana al derrotar a Nacional 1-0 en el Atanasio Girardot, una tarea que se estaba volviendo difícil, pues hacía cuatro años que los cardenales no salían ganadores de Medellín.

Luis Manuel Seijas fue el hombre clave para la clasificación cardenal, que había perdido durante un tramo del segundo tiempo con el marcador de la otra plaza, donde Huila derrotaba a Once Caldas, en el Palogrande.

Al minuto 84 la historia de la clasificación volvió a ser roja y se tiñó de sufrimiento pues la jugada definitiva fue un penal de Franco Armani sobre Jefferson Cuero y el mal de todo el semestre volvió a las toldas cardenales. El arquero Camilo Vargas fue el ejecutor, pero Armani se lo tapó, convirtiéndose en el noveno penal errado de Santa Fe en el campeonato. El venezolano Luis Manuel Seijas evitó lo que pudo ser una debacle, corrió como Usain Bolt dentro del área y 
ganó el rebote, sacó un martillazo lejos de la reacción de Armani y consiguió la clasificación.

Desde 2010 Santa Fe no ganaba en el Atanasio, en aquella ocasión Seijas había sido el héroe y no olvidó el traje para esta última fecha del cuadrangular. El venezolano fue suplente, ingresó al minuto 71 y en ese lapso junto con Armando Vargas cambió el partido, que estaba enredado para los cardenales.

Nacional pudo haberse ido adelante en el primer tiempo con varias opciones claras, todas generadas por el sector del lateral santafereño Dayron Mosquera, la más clara, la de Edwin Cardona que rebotó dos veces en el palo y visitó la raya pero no ingresó, al minuto 31.

Santa Fe tuvo con Yerry Mina otra oportunidad clara, sobre el minuto 34 pero se la sacaron de la raya.

Para Nacional fue un cierre de campaña depresivo, incluyendo la despedida de Juan Pablo Ángel, que jugó sus últimos 18 minutos como jugador profesional en la tercera derrota que vivió su equipo en la misma semana, -cayó ante Huila, River y Santa Fe-.

Los verdes no lograron ninguno de sus objetivos en el segundo semestre. No lograron la final de Copa Postobón, perdieron la oportunidad de disputar el título de liga y cayeron en la final de la Sudamericana, su deseo más preciado en este final de año.

Santa Fe logró además superar a Medellín en la tabla de posiciones de todo el campeonato y se ganó el derecho a cerrar la final en El Campín el próximo domingo 21.

Los cardenales iniciarán como visitantes en el Atanasio Girardot, el miércoles a las 7:30 p.m.

Nacional no pudo con River Plate en Buenos Aires, cayó 2-0 con  anotaciones de Gabriel Mercado y Germán Pezzella y dejó escapar de nuevo la Copa Sudamericana ante un equipo argentino.

El equipo colombiano quedó por segunda vez en su historia subcampeón del certamen continental y Juan Carlos Osorio continúa con su objetivo pendiente de conquistar un título internaiconal.


Con intensidad, juego fuerte y con opciones de gol, se llevó a cabo la primera en el estadio Monumental de Buenos Aires.

River salió con toda la intención de meter a Nacional en su portería, pero no lologró. El DT Juan Carlos Osorio había estudiado bien a su rival y no se intimidó en el imponente escenario argentino.

Los argentinos tuvieron las primeras opciones de gol con Carlos Sánchez que de gran remate de media distancia remató, pero el arquero Armani la envió al tiro de esquina.

La defensa de Nacional dio ventajas y River sin ser el gran equipo atacó a los antioqueños encontrando en el colombiano Teo Gutiérrez su hombre más importante, pero que no estuvo fino en la definición.

A los 15 minutos tuvo un mano a mano que ganó de nuevo Franco Armani. Figura del juego con sus intervenciones y seguridad en cada avanzada argentina.

Nacional solo reaccionó con las aproximaciones de Luis Carlos Ruiz, que al ver quo la pelota no le llegaba retrocedió para buscarla.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo le sacaron provecho al juego por los costados, sobre todo el derecho, donde Juan David Valencia no estuvo seguro en marca. Al minuto 30 Teo dejó la defensa en el camino, definió y apareció el gran arquero para ahogar el grito de gol.

Los colombianos aguantaron la avanzada de River, resistió la pierna fuerte y se tomó un poco de confianza para atacar a su rival.
Ruiz a los 30’ eludió la marca y remató desde fuera del área, el balón pasó muy cercade la portería de Barovero.

El juego se equilibró y Nacional se sacudió del dominio argentino, que pese a tener las opciones más claras de gol, Armani apareció y respondió.

Antes de finalizar la primera parte, Edwin Cardona de poca participación quedó frente al portero y no pudo definir, siendo la opción más clara de gol para los colombianos.

Ambos porteros se convirtieron en las figuras del primer tiempo, evitaron el gol en un juego intenso y abierto.
 
Para la etapa complementaria ambos equipos salieron con la misma ganas e intensidad, sin dejar a tras la pierna fuerte. Tan solo con dos minutos de juego Funes Mori vio la tarjeta amarilla por una fuerte entrada sobre Orlando Berrio.

El primer gol de la noche llegó a los 54’, tras un tiro de esquina que aprovechó Gabriel Mercado de cabeza y sin ninguna presión abrió el marcador en el Monumental.

Nacional no asimiló el gol en contra, River continúo presionando y llegó una nueva recompensa a su insistencia, solo 4 minutos después volvió a celebrar.

Una pelota quieta de tiro de esquina, calcando la jugada del primer gol significó la sentencia de la serie. Germán Pezzella se levantó y marcó.

El técnico Osorio movió sus fichas, le dio paso a Óscar Murillo y Wilder Guisao, pero no fue suficiente para recomponer al equipo que nunca pudo levantarse mentalmente de los descuidos defensivos que terminaron con las ilusiones del título internacional.

River manejo los ritmos del partido con el resultado a su favor y sin mayores complicaciones sacó el juego adelante ante un Nacional que jugó mejor en el primer tiempo.

El conjunto millonario conquistó su primer Copa Sudamericana, mientras que Nacional pierde su segunda final y de nuevo ante un equipo argentino, en el 2002 cayó ante San Lorenzo.