Get Adobe Flash player

Farandula

Por Juan Rincón Vanegas
 
“Padrino, ¿dónde está papá?”, la pregunta que Diomedes volvió canción.
 
En cuatro minutos y 35 segundos, Diomedes Díaz sacó de su alma el canto más sensible de su carrera musical porque lo vivió en carne propia, al punto de sacarle lágrimas, incluso, cuando lo estaba grabando, le tocó hacer varias paradas. Se trata de la canción ‘Mi ahijado’, la cual grabó en el disco ‘Mi vida musical’ con el acordeonero Juancho Rois en el año 1991, y que dedicó a ‘Pachito’ Herrera, quien nació el lunes cinco de mayo de 1986.
 
Le compuse estos versos a ‘Pachito’
para que así recuerde a su papá,
porque hombres como él somos poquitos
que viven como vivió Jesucristo
y mueren a muy temprana edad.
 
Hablar con ‘Pachito’ para recordar ese canto enmarca el recuerdo de su querido padre, a quien el artista Diomedes Díaz, su padrino, supo darle ese toque de gracia que quedó como testimonio del verdadero compadrazgo y donde hizo posible que unos versos se mezclaran con melancolía derramada en el pentagrama.
 
El niño bogotano, Luis Octavio Herrera Ariza, provocó esa inspiración que sacudió los cimientos del corazón, porque era un mensaje directo a la memoria de su padre, Luis Octavio Herrera Narváez, conocido como ‘Sambi’, natural de San Vicente del Caguán, Caquetá, quien fue secuestrado en 1990 y nunca regresó al seno de su familia. En ese momento, contaba con 33 años.
 
Pregunta sentimental
Es una larga historia, que por más que se quiera resumir no es posible, porque las lágrimas y el recuerdo 28 años después aún palpitan a través de la voz de Diomedes Díaz y el acordeón de Juancho Rois.
 
Al niño Luis Octavio, lo llamaba ‘Pachito’ su hermana Andrea, porque no pronunciaba bien la palabra hermanito, y así se siguió llamando por todos. ‘Pachito’ por primera vez accedió a contar en detalle la historia de su vida, esa que lo llevó a convertirse en ahijado de Diomedes Díaz Maestre, y principal protagonista de la bella canción.
 
“Me contó mi mamá (Beatriz Ariza Montes), que en una parranda mi papá le pidió a Diomedes que fuera mi padrino, y él aceptó. El bautizo se celebró cuando yo tenía un año. ‘El Cacique’ no pudo asistir porque estaba en otra ciudad atendiendo un compromiso musical; por eso lo representó mi abuelo materno José Ariza. A los pocos días, mi padrino llegó a confirmar y firmar el libro bautismal”.
 
Desde ese momento, la amistad de los compadres se afianzó más y hasta hubo muchos saludos en los discos. Cuando todo marchaba viento en popa, vino el suceso del secuestro y la muerte del compadre querido de Diomedes. 
 
El tiempo pasaba, y el niño viendo que su padre no regresaba a la casa, constantemente le preguntaba a su mamá. Cuando lo hacía, ella para calmarlo le decía que andaba con su padrino Diomedes.
 
Lo que nunca se esperaba, sucedió. Cierto día, Diomedes se apareció con su amigo y compadre Gustavo Cabas Borrego en la casa de la viuda en Bogotá. Al sonar el citófono, la joven del servicio comunicó que la señora Beatriz no estaba. Entonces, Diomedes pidió saludar a su ahijado. Al abrir la puerta, el niño llorando le preguntó: “Padrino, ¿dónde está papá?”. El menor tenía la esperanza de que su progenitor llegara con Diomedes, pero otra era la realidad.
 
Y ahora mi ahijado me pregunta:
Padrino, ¿adónde está papá?
Y no puedo contestarle ná
porque me dan ganas de llorar
comadre mire como es la vida.
 
La dimensión de la pregunta dejó a ‘El Cacique de La Junta’ de una sola pieza. No pudo contestarle algo porque le dieron ganas de llorar. Eso le cambió la rutina de ese día, y no más se despidió, por su cabeza desfilaron todos los recuerdos juntos de su compadre, y en corto tiempo nació la canción.
 
La obra musical marcó de por vida a ‘Pachito’, y cada vez que la escucha lo arropa la nostalgia y el vivo recuerdo de ese papá que tuvo por poco tiempo.
 
“Cuando la canción salió yo estaba muy niño, pero después analicé la profundidad del mensaje con toda su carga de sentimientos. Toda una obra en homenaje a mi papá de parte de mi padrino. Cada verso está lleno de tristeza y se nota que mi padrino hizo la canción con el alma”, expresa ‘Pachito’, quien hoy cuenta con 32 años.
 
Contó que en cuatro ocasiones estuvo en los conciertos de su padrino, donde se interpretó la canción que los ponía a llorar juntos. Enseguida, sorprende con una declaración: “Soy más Diomedista que los propios hijos de mi padrino. Por donde voy es escuchando su bella música, lo exalto y lo defiendo de quienes quieren hablar mal de la máxima figura del folclor vallenato. Ese cantor campesino que no se cansó de darlo todo por su fanaticada que nunca lo olvida”.
 
“Diomedes, mi compadre del alma”, Beatriz Ariza
Comadre cómo está, cómo le ha ido
he llegado a su casa porque sé
que a pesar que el compadre se nos fue,
yo sé que aquí cerquita está conmigo
y principalmente con usted.
 
Desde Washington, Estados Unidos, donde vive hace 12 años, Beatriz Ariza Montes, la madre de ‘Pachito’, enfatiza que Diomedes Díaz fue un gran compadre y amigo fiel.
 
“Siempre estuvo de nuestro lado. Un hombre bueno, noble y en la canción ‘Mi ahijado’ describió todo lo que nosotros le significábamos, y hasta inmortalizó a su ahijado ‘Pachito’. Una vez me cantó apartes de la canción, pero cuando la grabó con Juancho Rois, quien le regaló un acordeón a ‘Pachito’, supe que esa historia iba a conmover a muchos corazones”, comienza diciendo.
Ante la pregunta de la frase incluida en la canción: “Aquellos hombres buenos cuando mueren, del cielo nos miran to’ los días”, respondió que “Esa es una realidad. Los seres buenos siempre estarán presentes y nos miran desde el más allá. Nada es eterno, pero el recuerdo perdura”.
 
Entrando en mayores detalles de la canción, expresó que ese fue el más grande regalo que Diomedes le hizo a su ahijado, para que nunca muriera el sentimiento por su padre y su hijo tuviera el más grande agradecimiento con su padrino.
El tiempo avanza, los recuerdos se asoman por la ventana del sentimiento, pero todo quedó enmarcado en una canción, esa que hoy ‘Pachito’ Herrera, casado y con una hija, no le permite olvidar el momento cuando su padrino le mandó la más grande bendición cantada en medio de la mayor tristeza acompañada con lágrimas.
 
Ahijado que Dios me lo bendiga
y que me le dé una larga vida,
para que reemplace a su papá.
 

Este jueves se confirmó la noticia del fallecimiento de Adolfo Echeverría, compositor y autor de algunas de las canciones más populares de la época decembrina como 'Las Cuatro fiestas' y 'Amaneciendo', quien sufrió una isquemia hace algunas semanas.

El artista era considerado uno de los compositores más célebres de Colombia, con cerca de 2800 composiciones que interpretaron algunos de los más importantes músicos nacionales como Diomedes Díaz.

Desde inicios del mes de diciembre, el artista barranquillero se encontraba recluido en la Clínica General del Norte de Barranquilla, donde fue ingresado por una isquemia cerebral. 

Según el equipo de galenos que lo atendía, desde su ingreso el diagnóstico no era el mejor, porque presentaba una respiración muy lenta, ayudado por equipos médicos.

Además, durante las últimas semanas había sufrido varias isquemias leves, pero en los últimos días su estado empeoró, con situaciones como el ingreso de agua a sus pulmones.


Fallece precisamente en el mes en que su música cobraba mayor protagonismo, pues buena parte de sus composiciones son parte infaltable del repertorio musical decembrino en todo el país.

Su vida artística inició en los años setenta, con su participación en concursos de canto organizados por emisoras de radio de Barranquilla, lo que le permitió notoriedad necesaria para poder hacer la primera grabación de una canción compuesta por él, ‘El Palomo’.

Esto le permitió renunciar a su trabajo como vendedor de ropa en un almacén e iniciar su carrera artística. Todos sus ahorros los invirtió en grabar una canción junto a su grupo de amigos músicos, ‘El cuarteto del Mónaco’. Más adelante conocería a Vicenta ‘Nury’ Borrás, una cantante aficionada quien sería la primera en grabar uno de sus más grandes éxitos, ‘Las cuatro fiestas’, con el cual pudo darse a conocer a nivel nacional.

Su centro de operaciones fue Barranquilla, con la Orquesta Mónaco logró destacarse con temas como ‘Las cuatro fiestas’, ‘Inmaculada’, ‘Amaneciendo’ y ‘La tormenta’, obteniendo galardones como el famoso Congo de Oro a la mejor orquesta del Carnaval de Barranquilla.

Su retiro de la música se dio hace varios años por diferentes quebrantos de salud, como la depresión, así como una serie de convulsiones y el haber adquirido una bacteria que provocó que sus piernas debieran ser amputadas.

En la cuenta oficial del Ministerio de Cultura se hizo una publicación lamentando la muerte de Echeverría, cuya producción musical ha amenizado por años la Navidad en Colombia.

 

La Academia de la Grabación anunció a los candidatos para la edición 61 de la entrega anual que se cumplirá en Los Ángeles el 10 de febrero en el Staples Center, donde hacen parte dos exponentes del vallenato.

En Mejor Álbum Tropical Latino aparece Felipe Pelaez, con ‘Ponle actitud’. Se enfrentará con Charlie Aponte (Pa’ mi gente), Formell y los Van Van (Legado), la Orquesta Akokán (Orquesta Akokán) y Spanish Harlem Orchestra (Anniversary).Peláez aparece con un disco que consta de 14 canciones, que llevan por un viaje de amor, cariño y añoranza con su sonido particular en donde le sigue apostando a las fusiones que enriquezcan su música con diferentes géneros y los nuevos acordes que están marcando la industria musical actualmente. En cuanto a su composición, este disco se destaca por lograr la participación de importantes compositores tanto del género vallenato, como de otros géneros, así como importantes letristas y compositores musicales.

En la categoría Mejor Álbum de Pop Latino aparece Carlos Vives con ‘Vives’, en la que se enfrenta con Pablo Alborán (Prometo), Claudia Brant (Sincera), Natalia Lafourcade (Musas Vol. 2) y Raquel Sofía (2:00 A.M.)

El álbum de Vives tiene un total de 18 temas y notables colaboraciones musicales, tales como Shakira, Sebastián Yatra, Thalía, Cynthia Montaño, Elena Vives y Río Grande Music School Chorus. Cuenta con éxitos como ‘La bicicleta’, ‘Robarte un beso’ y ‘Hoy tengo tiempo’

OTROS NOMINADOS

Los otros colombianos que aspiran a un Gramáfono son J. Balvin, en la categoría Grabación del Año con ‘I Like It’ junto a la artista rapera estadounidense de raíces dominicanas Cardi B y Bad Bunny. No la tendrán fácil. Se enfrentan con The Joke, de Brandi Carlile; This is America, de Childish Gambino; God’s Plan, de Drake; Shallow, de Lady Gaga y Bradley Cooper (de la banda sonora de la película Nace una estrella), All the Stars, de Kendrick Lamar & SZA; Rockstar, de Post Malone y 21 Savage, y The Middle, de Zedd, Maren Morris & Grey.

En Mejor Álbum de Rock, música urbana o alternativa latina aparece ‘Claroscura’ de los bogotanos Aterciopelados, y Monsieur Periné, con ‘Encanto tropical’; compiten con Coastcity (Coastcity), Orishas (Gourmet) y Zoé (Aztlán).

El dúo musical puertorriqueño Wisin y Yandel anunciaron un nuevo álbum titulado “Los Campeones del Pueblo”, que estará disponible a partir del 14 de diciembre.

Los artistas escribieron todas las canciones junto a muchos de sus compañeros compositores, como O’Neill, Gocho, Chris Jeday, Victor Viera Moore y Eduardo Vargas Berrios, entre otros, según un comunicado difundido por su empresa de representación.

El disco fue grabado entre Cayey (centro de Puerto Rico) y Miami, e incluye colaboraciones con Ozuna, Maluma, Bad Bunny, Miky Woods, Zion & Lennox y Farruko.

Lunes, 12 Noviembre 2018 17:21

El vallenato tiene las nuevas reinas del Evafe 2018

Escrito por

Valledupar ya tiene sus nuevas reinas al finalizar con éxito el Encuentro Vallenato Femenino – EVAFE 2018 – que se realizó el pasado fin de semana y donde las mujeres mostraron ese talento que tienen para cantar, tocar y componer.

La final fue muy emotiva y el público aplaudió a las participantes que mostraron todo su potencial artístico en la tarima ‘Colacho Mendoza’, escenario donde se realiza el tradicional Festival de la Leyenda Vallenata, a orillas del río Guatapurí.

Nataly Patiño, indicó que la competencia estuvo muy buena y se preparó durante tres meses para llevarse este primer puesto. El año pasado fue segunda y con este triunfo, completa un total de 20 festivales ganados.

“Siempre fue un sueño presentarme en esta tarima del Parque de la Leyenda y se cumplió con un primer lugar, gracias a Dios”, dijo emocionada.

La niña Isabel Sofía Picón, la reina infantil EVAFE 2018 expresó, “estoy feliz por este primer lugar; quería ganar, ya que el año pasado quedé de virreina. Ahora me voy a preparar para el Festival Vallenato”.

En esta versión la participación internacional estuvo a cargo de Silvia Patricia, cantante de Monterrey – México, quien llegó a la final del concurso; y como invitadas especiales llegaron Morgan Stroffegen,

De Estados Unidos; Valeria Torres, de Reynosa – México y Jenny Santamaría de Ciudad de Panamá, quienes ejecutaron el acordeón y mostraron los aires autóctonos de sus países y las fusiones con el vallenato.

Los directivos de la Fundación Decuplum, Kuky Riaño y Sandra Arregocés, manifestaron que el balance fue positivo y la motivación de las mujeres por el folclor vallenato sigue creciendo cada día.

Cuadro de honor

*Reina Evafe 2018*

1. Nataly Patiño

2° Loraine Lara

3° Dayana Pineda

*Reina Infantil Evafe 2018*

1. Isabel Sofía Picón

2° Sara Arango

3° María Khaterin Santiago

*Cantante Infantil*

Natalia Solórzano

*Cantante Mayores*

María Alejandra Navarro

*Compositora*

Andrea Barrios – A Una Juglar

*Agrupaciones*

1° Revolución Femenina

2° Jazz Yáñez y Fusión Vallenata

3° Miriam Negrete y su agrupación

 

Página 1 de 43