Get Adobe Flash player

Internacionales

Durante un conversatorio en el Colombian American Association, el presidente Iván Duque afirmó que la dictadura de Nicolás Maduro ha estado financiando grupos que cometen actos terroristas en Colombia.

Según declaró, "la dictadura de Venezuela no solamente está afectando a las personas de ese país, sino que también han estado apoyando a terroristas colombianos en su territorio, los líderes de las Farc estaban ahí, han recibido muchas fuentes financieras de apoyo y tenemos que denunciar eso también".

Anunció que como presidente de Colombia, junto con otros mandatarios de la región apoyarán la demanda de la Organización de Estados Americanos ante la Corte Penal Internacional, para denunciar los crímenes del gobierno de Maduro contra los derechos humanos.

Descartó un apoyo a cualquier tipo de intervención militar y considera que este riesgo es una estrategia del "dictador" que quiere crear ese "demonio" para mantenerse en el poder.

 

El papa Francisco decretó "de forma inapelable" la destitución del sacerdote chileno Cristián Precht, quien está bajo investigación por su presunta participación en casos de abusos sexuales a menores, informó el Arzobispado de Santiago.

La expulsión de Precht fue comunicada al arzobispado por el cardenal jesuita español Luis Francisco Ladaria, quien indicó que la decisión del papa se tomó el pasado 12 de septiembre y que esta dimisión del estado clerical conlleva también la dispensa de todas las obligaciones unidas a la sagrada ordenación.

Víctimas de la Congregación de los Hermanos Maristas en Chile señalaron a Precht como partícipe de presuntos abusos sexuales a menores.

La Congregación para la Doctrina de la Fe estableció la comprobación de las presuntas conductas abusivas del sacerdote y el Arzobispado de Santiago le impuso la medida cautelar de no realizar actos públicos propios del ministerio sacerdotal.

Asimismo, le exigió debe residir en la capital chilena mientras se lleve a cabo la investigación canónica.

El cura demandó a la Iglesia ante la Justicia ordinaria al asegurar que esa medida violaba sus garantías constitucionales.

A finales del pasado agosto, la Corte de Apelaciones de Santiago decidió no acoger el recurso impuesto por el ya exreligioso, pero el 6 de septiembre la Corte Suprema acogió recurso de amparo a favor del Precht.

Con anterioridad, Precht ya había sido sentenciado por la Justicia canónica y en diciembre de 2017 se cumplieron los cinco años de condena canónica que se le aplicaron por "conductas abusivas con menores y mayores de edad".

Al menos una decena de religiosos maristas han sido denunciados por presuntos abusos sexuales a más de 30 niños en colegios de la congregación desde la década de los setenta del siglo pasado.

Los casos de los maristas se suman a otras denuncias de abusos contra miembros de la iglesia católica, que han llevado al clero del país austral a la peor crisis de su historia.

Durante las últimas semanas la Fiscalía chilena ha registrado varias sedes eclesiásticas en busca de información y antecedentes para sus investigaciones.

 

Una vez que dejó atrás la condición de huracán y Florence se degradó a tormenta tropical, con vientos máximos sostenidos de 45 millas por hora (75 kilómetros por hora), la preocupación de las autoridades son las incesantes precipitaciones.

Y con razón, pues las lluvias "épicas", tal y como las ha calificado el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, han llevado a batir un récord de acumulación de agua, con más de 30 pulgadas (76 centímetros) en la ciudad de Swansboro, mientras que hay otras cuatro más por encima de las 20 pulgadas (50 centímetros).

Esas lluvias son las que han causado la muerte de tres personas en el condado norcarolino de Duplin debido a "riadas y balsas de agua en las carreteras", según información del alguacil local.

Tal es la situación que el oficial ha decretado un toque de queda de doce horas en su jurisdicción para reducir las posibilidades de accidentes de este tipo y durante la noche solo permitirá traslados de vehículos de emergencia y por motivos laborales.

Además una mujer falleció al chocar su automóvil con un árbol que había caído sobre la carretera y se convirtió en la primera víctima mortal en Carolina del Sur.

En este estado se encuentra Florence, que se desplaza a tan solo 2 millas por hora (4 km/h) rumbo oeste, lo que deja a Carolina del Norte en su cuadrante "sucio", adonde llegan sus bandas exteriores que proceden del mar y, por eso, arriban fortalecidas y cargadas de agua.

Y es la misma que cae a raudales en esta región sureña, cuyo gobernador aseguró que suponen un riesgo más "inmediato" que cuando el viernes Florence tocó tierra en el estado como huracán de categoría 1.

Por este motivo, pidió que no regresen a sus casas a las miles de personas que evacuaron la zona y las más de 20.000 que permanecen en los 157 alberguesabiertos, pues lo peor está por llegar, y que eviten así las "paredes de agua" que se esperan para las próximas horas.

Para proteger y rescatar en caso de ser necesario a los miles que no obedecieron la orden de salir de las zonas en alerta, que abarcaba en la región a más de un millón de personas, se han desplegado 6.500 efectivos de la Guardia Nacional y otros 7.500 de la Guardia Costera.

La mayor preocupación de todos ellos ahora son los cauces que recogen la ingente cantidad de agua caída en las últimas 48 horas y que supone un "riesgo" mortal,según Cooper.

Buen ejemplo es Fayetteville, una ciudad del interior de Carolina del Norte y unos 200.000 habitantes que se encuentra junto al río Cape Fear.

Esta urbe, así como la vecina Wade y todo el condado de Cumberland, recibieron la orden de evacuación "inmediata" de todos aquellos residentes a menos de 1 milla (1,6 kilómetros) del curso de los ríos Cape Fear y Little.

El alcalde de Fayetteville, Mitch Colvin, alertó a sus vecinos de que la "pérdida de vidas humanas es muy, muy posible", y los instó a ir a "lugares elevados" antes de que las aguas desborden el cauce del caudaloso río Cape Fear, pues estiman que su nivel habitual puede elevarse hasta 62 pies (19 metros).

El mismo río y sus afluentes se desbordaron a la altura de la ciudad de Burgaw, que se vio anegada y varias de sus casas inundadas, lo que obligó a las autoridades a rescatar con botes a sus ocupantes.

El de Burgaw es un ejemplo de las numerosas operaciones de rescate registrada en una región en la que aumentan el número de avisos por posibles riadas, las zonas bajo orden de evacuación y carreteras inundadas o cortadas por los árboles caídos.

Los trabajos para recuperar el fluido eléctrico prosiguen y se han reducido el número de personas afectadas por los cortes del suministro, mientras cerca de 800.000 clientes permanecen sin servicio eléctrico a la espera de que Florence acelere su desplazamiento y se lleve consigo las lluvias hacia el norte, a donde se desplazará en los próximos días.

 

El huracán de categoría 2 Florence, que se debilitó ligeramente en las últimas horas, está dejando ya intensas lluvias y fuertes vientos en la costa sureste de Carolina del Norte, en el sureste de Estados Unidos.

Florence mantiene vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora (165 km/h) y se espera que toque tierra a partir del viernes por la tarde en algún punto probablemente de la costa sureste de Carolina del Norte,  indicó el NHC en su boletín de las 14.00 hora local (18.00 GMT). 

Florence se encuentra a 110 millas (180 kilómetros) al este-sureste de Wilmington,en Carolina del Norte, y a 165 millas (270 kilómetros) al este e Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

A esa hora, el sistema avanzaba en dirección noroeste con una velocidad de traslación de 10 millas por hora (17 km/h).

Florence, que llegó a arrastrar vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora como huracán de categoría 4, bajó a categoría 2 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y siguió debilitándose ligeramente.

Pese a la pérdida de fuerza, los expertos alertan de que es un sistema de gran tamaño, muy bien organizado, que mantiene su potencial destructor por el peligro de marejadas ciclónicas, inundaciones e intensas precipitaciones a su paso.

La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) apuntó hoy que el mayor peligro que representa Florence es "la tremenda cantidad de agua" que descargará a su paso por Carolina del Norte, del Sur y Virginia, en la costa este de Estados Unidos.

Según un probable patrón de trayectoria del NHC, el ojo de Florence se aproximará en la tarde hoy a las costas de Las Carolinas y "esta noche y el viernes se moverá cerca o sobre la costa del sur de Carolina del Norte y este de Carolina del Sur".

Se esperan pocos cambios en la intensidad del sistema antes de que su ojo toque tierra en la costa sureste estadounidense, con un debilitamiento progresivo a medida que se mueva tierra adentro.

Con la aproximación de Florence a EE.UU., cuyos vientos y lluvias comenzaron ya a sentirse hoy, el NHC emitió un aviso de huracán desde South Santee River (Carolina del Sur) hasta Duck, Albemarle y Pamlico Sounds (Carolina del Norte), y una vigilancia de huracán desde Edisto Beach (Carolina del Sur) hasta Carolina del Norte y la frontera con Virginia.

Se mantiene un aviso de marejada ciclónica en la zona, donde el NHC alerta de que "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro".

La peligrosa marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa "se inunden por un aumento del nivel" del mar que podría alcanzar entre 9 y 13 pies (2,7 y 4 metros de altura) desde Cabo Fear a Cabo Lookout, incluidos Neuse, Pamlico y Pungo, con posibles "grandes y destructoras olas", resaltaron los meteorólogos.

Se espera que Florence produzca acumulaciones totales de lluvia de entre 50 y 76 centímetros.

Además de Florence, en el noreste del Atlántico está activa Helene, que se degradó de huracán a tormenta tropical en las últimas horas.

Helene arrastra vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora (110 km/h) y se mueve hacia el norte del Atlántico con una velocidad de traslación de 14 millas por hora (22 km/h), por lo que no representa amenaza para zonas pobladas, indicó el NHC en su boletín más reciente.

Helene se encuentra a 1.135 millas (1.825 kilómetros) al suroeste de la base aérea de Lajes, en las Azores, y se espera que gire hacia noreste el próximo domingo.

Los expertos vaticinan que Helene continuará debilitándose en las próximas 72 horas.

 

Un incendio devoró hoy el Museo Nacional de Río de Janeiro, recinto cultural que celebra este 2018 sus 200 años de historia.

Las llamas comenzaron en el museo en torno a las 19.30 hora local (22.30 GMT), cuando ya estaba cerrado al público y solo había cuatro vigilantes en su interior. No obstante, según la información ofrecida por el propio Museo, no hay heridos ya que todos lograron salir a tiempo.

El Cuerpo de Bomberos sigue trabajando para contener el incendio, mientras las autoridades informaron de que aún no es posible detectar las causas que provocaron el inicio de las llamas.

El exdirector del Museo Nacional de Río de Janeiro, José Perez Pombal, que se encuentra en el lugar del suceso, envió a Efe un audio en el que afirmó que "no va a permanecer nada".

"No va a quedar nada. Las llamas están altísimas y el fuego está por todos lados. El palacio se va a quemar todo y también las colecciones, las momias, todo", dijo.

El vicedirector de la institución, Luis Fernando Duarte, denunció que la "falta de apoyo y la falta de conciencia" del poder público llevó a esa "trágica situación".

"Luchábamos hace años, en distintos Gobiernos, para lograr recursos para preservar adecuadamente todo lo que fue destruido hoy", declaró Duarte a la televisión local.

Por su parte, el presidente de Brasil, Michel Temer, lamentó en un comunicado oficial el incidente, que calificó como "un día trágico para la Museología" del país.

"Incalculable para Brasil la pérdida del acervo del Museo Nacional", pues "fueron perdidos doscientos años de trabajo, investigación y conocimiento", expresó Temer.

También el ministro de Cultura de Brasil, Sérgio Sá Leitao, dijo que se trata de un "día de luto" y que la situación "es lamentable", pero comentó que es consecuencia de "años de negligencia".

Se da la circunstancia de que hace 40 años, el 8 de julio de 1978, otro pavoroso incendio, esta vez en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, supuso la desaparición de importantes pinturas de artistas como Pablo Picasso, Salvador Dalí o Joaquín Torres-García, expuestas allí en una muestra temporal.

El Museo Nacional de Río de Janeiro, creado por el rey Juan VI de Portugal en 6 de junio de 1818, es considerado el quinto mayor del mundo en cuestión de acervo e incluye colecciones de animales disecados, utensilios indígenas, momias y fósiles, entre otros.

 

Página 1 de 31