Get Adobe Flash player

Internacionales

Otras dos personas murieron en los disturbios registrados durante las protestas contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, lo que eleva el número de fallecidos al menos a 54 en 25 días, ante lo cual la Conferencia Episcopal de Nicaragua pidió el cese de la violencia.

Las víctimas fueron dos jóvenes que recibieron disparos certeros en la cabeza mientras se manifestaban en Masaya, donde la población mantuvo una batalla campal de al menos 14 horas contra la Policía Nacional, la oficialista Juventud Sandinista y las fuerzas de choque afines al Gobierno, conocidas como "turbas".

"Nos duelen profundamente los hechos de violencia y confrontación que se están dando en diversos lugares del país, particularmente en Masaya, causando heridos y muerte. Pedimos que cese todo tipo de violencia", señaló la Conferencia Episcopal de Nicaragua en un comunicado.

Ortega también había llamado a "poner fin a la muerte y la destrucción", en un mensaje inusualmente corto y preciso, que no tuvo efecto en la Policía Nacional, de la que es su máximo jefe, ni en la población.

Nicaragua cumplió este sábado 25 días de una crisis reflejada en multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de Ortega, que se originaron con protestas en rechazo de unas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos de represión.

El pasado viernes la CEN le dio a Ortega tres días para demostrar "signos creíbles de su voluntad" para participar en un diálogo nacional que resuelva la crisis, antes de anunciar si continúa siendo mediadora en eventuales acuerdos.

 

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, habló este lunes en una sesión de la OEA en donde hizo una fuerte crítica a los países de América en donde considera que se ha instaurado un régimen como Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El protagonista de su discurso fue el presidente venezolano Nicolás Maduro, a quien responsabilizó directamente “de llevar caos y sufrimiento a la población”. Lo acusó de ser el culpable “de los problemas de sus ciudadanos, de una economía que cada vez se hace más pequeña y de la migración de cerca de 5.000 personas cada día”.

Pence calificó las elecciones del 20 de mayo como “un fraude y una vergüenza” que se llevan a cabo con una oposición silenciada, mientras considera que Maduro “ha dado pistas de que en el proceso seguirá con sus acciones autoritarias” para manipular las votaciones. Por eso pidió que se suspendan los comicios y “le den a la población la oportunidad de vivir una verdadera democracia.

El vicepresidente además anunció que tres personas cercanas al régimen de Nicolás Maduro serán vinculadas a la lista Clinton. Se trata de Mario Antonio Rodríguez Espinoza, Pedro Luis Martínez Olivares y Walter del Nogal Márquez, tres empresarios venezolanos a quienes acusa de enviar drogas a territorio estadounidense.

En su intervención también pidió a los países la suspensión de Venezuela de la Organización de Estados Americanos. A la misma vez les solicitó tres acciones: que corten la posibilidad de que los líderes venezolanos laven dinero a través de sus sistemas financieros, que lleven a cabo modificaciones para suspender y cancelar sus visados con el fin de impedirles la entrada a los territorios y que declaren que Maduro es el culpable de destruir la democracia en Venezuela.

Pence calificó a Venezuela como un Estado fallido “que está afectando a los países de la región, expandiendo enfermedades y entregando oportunidades a los criminales”. Reiteró que Estados Unidos “no se quedará de brazos cruzados” y llamó a Maduro a abrir las posibilidades de entregar ayuda humanitaria, “pues cada día que no lo hace, muere más gente”. 

 

Corea del Norte ha ofrecido realizar un "desmantelamiento público" de su centro de pruebas atómicas de Punggye-ri en mayo a raíz de su compromiso desnuclearizador alcanzado en la cumbre intercoreana del viernes, según informó el Gobierno de Seúl.

Pyongyang se ha ofrecido a clausurar de forma definitiva el centro en el que realizó sus seis pruebas atómicas después de que ambos países se comprometieran a la "completa desnuclearización" de la península en la cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, anunció en un comunicado la oficina presidencial surcoreana.
 

Según ha explicado Seúl, Kim le propuso a Moon en el marco de la cumbre que el cierre de Punggye-ri (noreste del país) se realice públicamente para subrayar el compromiso de Pyongyang para con la desnuclearización.

En ese sentido, el líder norcoreano dijo que invitaría a expertos y periodistas para presenciar la clausura del centro de pruebas atómicas.

"Algunos dicen que estamos cerrando instalaciones que están inservibles, pero ya verás que están en muy buenas condiciones", le dijo el mariscal al presidente surcoreano, según informó su oficina.

Muchos expertos han considerado que las instalaciones de Punggye-ri quedaron irreversiblemente dañadas tras la sexta (y más potente hasta la fecha) detonación nuclear subterránea realizada por Pyongyang el pasado septiembre.

Los analistas han planteado dudas con respecto al compromiso de Corea del Norte, dada la falta de especificaciones en la declaración firmada el viernes con respecto a los mecanismos para implementar el mencionado desarme y ante los malos precedentes de la década pasada.

En ese sentido, Pyongyang se negó a facilitar las inspecciones de sus instalaciones y arsenales durante las conversaciones a seis bandas (en las que participaron las dos Coreas, EEUU, China, Rusia y Japón) celebradas para negociar el fin del programa atómico norcoreano.

El conservador Mario Abdo Benítez, de 46 años, liderará cinco años más de Gobierno del Partido Colorado tras ser elegido hoy presidente electo de Paraguay,un triunfo sobre el que declinó pronunciarse el líder de la oposición, Efraín Alegre, hasta que se conozcan los resultados definitivos.

La victoria de Abdo Benítez fue considerada "irreversible" por Jaime Bestard, presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), quien la anunció cuando se llevaba escrutado el 96 % de las mesas electorales.
 
Después, con el 99,48 % del escrutinio preliminar de las mesas electorales, Abdo Benítez logró el 46,44 % de los votos, frente al 42,74 % de Alegre, líder de la alianza opositora Ganar.

El escrutinio incluye a su candidato a la Vicepresidencia, el expresidente de la Cámara de Diputados Hugo Velázquez, uno de los hombres fuertes del partido.

El Partido Colorado logró también el triunfo en la mayoría de los 17 departamentos de Paraguay, cuyas gobernaciones también estaban en disputa, entre ellos el de Central, que representa el 25 % de los votos del país.

El exsenador se trasladó, tras conocerse el cómputo preliminar, a la sede de la Alianza Nacional Republicana (Partido Colorado), en el centro de Asunción, donde fue aclamado por centenares se seguidores en un ambiente de fiesta.

En su primer discurso como presidente electo, hasta que en agosto asuma la Presidencia, Abdo Benítez se comprometió a construir un país en unidad y sin divisiones que entorpezcan su proyecto.

"Tenemos que construir un país con responsabilidad y seriedad, es lo que espera de nosotros el pueblo paraguayo", dijo.

Añadió que es el momento de "renovar nuestro compromiso que hemos hecho durante nuestra campaña, hoy se acaban las divisiones estériles, se acabó el debate, vamos a ser un pueblo unido".

Abdo Benítez, que en ese acto estuvo acompañado por su esposa, por el presidente paraguayo, Horacio Cartes, y por legisladores y dirigente del partido, recordó como un "gran colorado" a su padre, quien fue secretario privado durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

"No puedo dejar de recordar a mi padre, que fue un gran colorado", dijo "Marito", como es popularmente conocido.

Antes de que Abdo Benítez celebrara su victoria en la sede colorada, el candidato liberal Alegre compareció ante los medios en la residencia de un familiar en Lambaré, en el Gran Asunción, para anunciar que no se pronunciará sobre la victoria del conservador hasta que se conozcan los resultados definitivos.

"Valoramos los resultados del TREP (Transmisión de Resultados Electoral Preliminares) como lo que son, resultados preliminares", dijo Alegre, acompañado de su candidato a la Vicepresidencia, Leonardo Rubin.

"Vamos a analizar sobre resultados definitivos, no preliminares", subrayó Alegre, que es además presidente del Partido Liberal, el mayor de la oposición.

En el mismo sentido se expresó Rubin, quien aseguró que ese 3 % de diferencia que dan los resultados preliminares indican "que el país quiere un cambio".

Rubin es la aportación a la alianza Ganar del Frente Guasu, la concertación de izquierda del expresidente Fernando Lugo (2008-2012), quien busca ser reelegido como senador.

Alegre hizo hincapié en la importancia de fiscalizar todas las actas electorales puesto que también quedan por definirse la composición del nuevo Congreso (Senadores y Diputados).

A ese respecto, la autoridad electoral señaló que los resultados preliminares de las dos cámaras legislativas comenzarán a computarse tras finalizar los presidenciales y departamentales, si bien no especificó cuándo se darán a conocer.

De forma unánime, con el voto de 603 diputados, fue elegido Miguel Díaz- Canel como nuevo presidente de Cuba. De inmediato asumió el cargo en el que asegura que “es un honor tener la confianza de la generación que llevó a cabo la revolución”.

Se comprometió a seguir obteniendo logros como los conseguidos por ellos y aseguró que su mandato es mantener sus banderas luego de que hace dos años Raúl Castro anunció que entregaría la dirección a una nueva generación.
“Esto significa que el mandato dado es el de dar continuación a la revolución cubana en un momento histórico crucial, que estará marcado por todo lo que logremos avanzar en la actualización del modelo económico y social, perfeccionando y fortaleciendo nuestra labor en todos los ámbitos de la nación”, dijo en su primera intervención ante la Asamblea del Poder Popular.

Miguel Díaz-Canel destacó la labor de Raúl Castro en los últimos 10 años y dijo que este seguirá siendo un referente. Manifestó que como primer secretario del Partido Comunista Cubano encabezará las decisiones más importantes del país.

En su discurso también hizo referencia a lo alcanzado por Raúl Castro en el ámbito internacional, especialmente en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, la presidencia de la CELAC y su contribución a las conversaciones de paz entre Colombia y la Farc.

Aseguró que actualmente el contexto internacional se caracteriza por amenazas a la paz y la seguridad, guerras de intervención y un orden económico injusto y excluyente. Por eso aseguró que no habrá riegos para los cubanos.

“Ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable. Y reitero que nadie logrará el propósito de debilitar a la revolución ni doblegar al pueblo cubano, porque Cuba no hace concesiones en su soberanía”, aseguró Díaz-Canel.

Página 1 de 27