Get Adobe Flash player

Judicial

El homicidio del joven estudiante universitario Ronaldo Mejía, por hurtarle su motocicleta, ocurrido en Aguachica, dio inicio a una ardua investigación por parte de la Policía Nacional, en la cual se aplican avanzadas técnicas de policía judicial, con las que se pudo individualizar la persona que abría ultimado al estudiante, lo cual permitió expedir la respectiva orden de captura.

Con la orden de captura vigente el problema radicaba en ubicarlo, toda vez que este sujeto huyó después de los hechos. La actividad de la policía continuaba y es así que lo investigadores lograron ubicar el sitio donde el victimario escondía la motocicleta marca Yamaha, línea T115, Placa MHC-57D, que habían hurtado al joven.

Pero el objetivo era capturar al presunto homicida y es a través del uso de las TIC, que se organiza el operativo para la captura de esta persona, el cual inicia en Aguachica varias horas antes de la llegada del aura, donde los uniformados salen en sus vehículos hasta Gamarra; luego, abordan una embarcación que los lleva varias horas por el rio Magdalena; posteriormente, descienden en un improvisado puerto y prosiguen caminando por rústicos caminos, hasta llegar a una vivienda en la vereda Boca Doncella, del Corregimiento Los Chorros de Badillo, en el Municipio de Puerto Wilches – Santander.

En el sitio los policías efectúan un operativo para evitar que se escape su objetivo y luego de una rápida acción, logran capturar a Euder Figueroa Martínez, conocido como El Coco, 20 años de edad, quien es requerido por el Juzgado Tercero Promiscuo Municipal con funciones de control de Garantías de Aguachica – Cesar.

Posteriormente es trasladado hasta el municipio de Aguachica, donde es dejado a disposición de la Fiscalía 15 Seccional de esta localidad, como presunto responsable de los delitos de homicidio agravado, hurto calificado agravado, porte ilegal de armas agravado y uso de menores de edad en la comisión de delitos. Siendo cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario.

 

El Ministro de Defensa, Guillermo Botero confirmó que el próximo miércoles llegarán 104 uniformados a Valledupar para reforzar los operativos de seguridad en la ciudad.

La información fue entregada por el alto funcionario, en desarrollo de un consejo extraordinario de seguridad con todas las autoridades del departamento del Cesar, con asistencia de los gremios de la producción y otros sectores económicos de esta zona del país que vienen solicitando garantías de protección para poder desarrollar con tranquilidad sus actividades.

El ministro dijo que Valledupar tendrá vigilancia en los cuadrantes con policías vestidos de civil para hacer inteligencia en la ciudad.

En desarrollo de las conversaciones el señor Botero insistió en las exigencias de garantías que se están imponiendo para poder entregar salvoconductos especiales para el porte y uso de armas, como lo solicitaron en días pasados los ganaderos del departamento.

El Ministro dijo que es lo mínimo que los interesados en portar armas tienen que aportarle a las autoridades, como garantías de que no se están camuflando delincuentes en esas solicitudes.

En el encuentro también se analizaron las cifras de delitos en Cesar, indicando que han bajado, pero llamó la atención que el Ministro Botero dijo que si no presentan denuncias no se pueden adelantar las investigaciones. El jefe de la cartera de defensa también reunió con los gremios que viven denunciando incremento de hurto de ganado en la zona rural.

Con relación a los avances del proyecto de la Policía Metropolitana se indicó que van por buen camino en la gestión de los $75.000 millones que es la inversión de la infraestructura física en Valledupar.

 

En la madrugada de este domingo se presentó un trágico accidente de tránsito en la vía que comunica de Aguas Claras al municipio de Aguachica en el departamento del Cesar, en el sitio conocido como el minuto, tras colisionar un bus con un camión cargado de plátano.

Según se pudo conocer, y de acurdo a las primeras versiones el percance vial se presentó cuando el bus afiliado a la empresa Copetran con número interno 7848, que cubría la ruta Bucaramanga el Banco Magdalena, impacto por detrás el camión platanero de placas MAN-357 de Girón, Santander, el cual se volcó perdiendo la vida el conductor, identificado como Álvaro Rojas Ríos, mientras que el conductor del bus William José Fagua, tuvo que ser auxiliado por los organismos de socorro con la “mandíbula de la vida”  tras quedar atrapado en los hierros retorcidos y enviado al hospital José Padilla Villafañe del municipio de Aguachica, donde pese al esfuerzo de los galenos falleció.

Del lugar del accidente fueron remitidos a distintos centros asistenciales 15 personas que resultaron heridas en diferentes partes de sus cuerpos, para ser valoradas y atendidas por los médicos de turno.

Mediante labores de inteligencia en una operación conjunta entre tropas del Ejército adscritas a la décima brigada y la Policía nacional, fue libreada la señora Ana Sofía Vargas de 75 años de edad, quien había sido secuestrada el 11 de enero en zona rural del municipio de Chimichagua en el departamento del Cesar.  

De acuerdo a las autoridades durante el desarrollo del operativo fueron capturadas dos personas, estableciendo que se trata de delincuencia organizada.

Ana Sofía Vargas, había sido secuestrada por tres sujetos armados, cuando se encontraba realizado labores propias del campo en la finca Oro Mina, ubicada en el corregimiento de La Vega, jurisdicción del municipio de Chimichagua, Cesar, por información que condujera a su paradero las autoridades ofrecían hasta $80 millones de pesos.

Una vez se produjo su liberación, la mujer fue trasladada al corregimiento de la Mata, en el municipio de la Gloria, Cesar, donde se reencontró con sus familiares y de acuerdo a las primeras valoraciones se encuentra en buenas condiciones de salud, pese a estar dos meses en cautiverio.

 

La madrugada de este lunes, 4 de febrero, una vivienda que funcionaba como recicladora en el sector del mercado público del municipio de Agustín Codazzi, se incendió causándole la muerte a Antonia Hernández Mendoza, de 83 años de edad, quien perdió la vida cuando intentaba salvar a su esposo de las llamas, mientras que este resulto con lesiones leves y fue llevado a un centro asistencial. 

Juan Esteban Villalobos, comandante del Cuerpo de Bomberos de Codazzi, manifestó que las causas del incendio son motivos de investigación, ya que en este lugar se guardaban cartones, plásticos y otros productos inflamables. 

La emergencia fue atendida por el Cuerpo de Bomberos de Codazzi con el apoyo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar.

 

 

Página 1 de 185