Get Adobe Flash player

Judicial

El Juzgado Primero Penal Municipal de Valledupar con Funciones de Control de Garantías Ambulante Bacrim., imputó cargos por terrorismo contra la alcaldesa del municipio de Chiriguaná, ZunildaToloza Pérez y a otras cuatro personas.

Los cargos fueron imputados en desarrollo de la audiencia preliminar que se llevó a cabo este miércoles en el sótano del Palacio de Justicia de Valledupar.

El juez le dictó medida de aseguramiento a la funcionaria, pero la dejó en libertad provisional, pero deberá presentarse de manera periódica ante ese organismo judicial.

La alcaldesa Toloza podrá regresar al municipio de Chiriguaná, para continuar ejerciendo el cargo.

Junto a la primera autoridad de Chiriguaná fueron sindicados su hermano Simón Arturo Toloza Pérez y su esposo Carlos Torregrosa Romero. Asimismo fueron privados de la libertad Joaquín Enrique Royero Lineros, César Manuel Royero Lineros, Gustavo Adolfo Vides Beleño, Carlos Julio Rodríguez Nieto, Yair Cristóbal Toloza Guardias y José Luis Rocha Flórez.

En la diligencia, la Fiscalía 11 Especializada de Bogotá, que solicitó las ordenes de captura ante el Juzgado 68 Penal Municipal de la capital del país, indicó que: “El 31 de octubre de 2011, a eso de las 7:30 de la noche, una turba de gente en cabeza de la señora Zunilda Tolosa Pérez, cuando fungía como aspirante a la alcaldía de Chiriguaná, para ese periodo junto a un grupo de personas llegan a las instalaciones de la Registraduría Municipal de la municipalidad de Chiriguaná, donde al no encontrar la comisión escrutadora proceden a incendiar la Registraduría”.

Por estos hechos Zunilda Toloza Pérez y las otras ocho personas deberán responder como presuntos responsables de los delitos de terrorismo agravado, perturbación a certamen democrático, daño en bien ajeno e incendio.

El fiscal del caso en el relato de los hechos dijo que “una vez habían iniciado el incendio en la Registraduría, proceden a trasladarse al colegio Manuel Mejía Gómez, donde se desarrollaba los escrutinios y se encontraba la comisión de escrutadores; ya en ese sitio la comisión escrutadora al escuchar y observar las arengas y la aproximación de la turba proceden a tratar de salir de ahí y, al ver que la turba se aproximaba no les dio la oportunidad de salir por el frente del colegio, lo que llevó a la Policía y al Ejército, que se encontraban en el sitio prestando la seguridad correspondiente, a sacar a la comisión escrutadora por la parte trasera al igual que unos testigos electorales que ahí se encontraban”.


“Al llegar la turba a dicho plantel educativo proceden a la sala donde se adelantaban los escrutinios y tomaron material electoral y proceden a sacarlo al patio para para incinerar el material electoral junto con un automotor no sin antes indicar que la muchedumbre gritaba que debían asesinar al que había ganado las elecciones, Jorge Dagil, que era el que había hecho el fraude y por eso se habían perdido las elecciones”, agregó el fiscal en el desarrollo de la diligencia.

Los organismos de socorro rescataron de las aguas del río Maracas de Becerril, luego de tres días de búsqueda, el cuerpo de la menor Zuleidis  Martínez Pérez,  de 7 años de edad, quien se ahogó el pasado domingo junto a su padre Rafael Martínez, indígena de la etnia Yukpa, de 43 años, cuando intentaron cruzar el afluente en una mula y la corriente los arrastró.

El alcalde municipal, Francisco Rojas Hinojoza, manifestó que en el rescate participaron socorristas de la Cruz Roja, miembros de la comunidad Yukpa y el cuerpo de Bomberos de La Jagua de Ibirico.

Agregó que fue necesario el desvío del cauce con una retroexcavadora en el sitio donde se encontraba el cuerpo de la menor atascado en una palizá.  

La madre de la niña, Julia María Pérez, dijo que la víctima era la menor de 7 hermanos, cursaba primero elemental y residía en el resguardo Sokorpa, en la Serranía del Perijá.

La alcaldesa de Chiriguará (Cesar) Zunilda Toloza Pérez, fue capturada por el CTI de la Fiscalía  para que responda por los presuntos delitos de terrorismo agravado, perturbación a certamen democrático, daño en bien ajeno e incendio.

Junto a ella fue capturado un familiar y otra persona, quienes también son señalados por los mismos hechos. Los tres tenían orden de captura expedida por el Juzgado 68 Penal Municipal de Bogotá, con funciones de control de garantías.

Funcionarios del CTI del Cesar también capturaron a seis personas más, quienes serán presentados en audiencia por los mismos hechos.

Los hechos se relacionan con el 31 de octubre de 2011, un día después de haber sido elegido como alcalde de Chiriguaná Gustavo Aroca Dagil, campaña en la que la alcaldesa y donde también participaron seguidores de Zunilda Toloza al parecer quemaron las instalaciones de la Registraduría y el colegio en donde se llevó a cabo el conteo de votos, además de provocar disturbios entre la población, según ellos porque hubo fraude en los escrutinios.

 

Mediante un envolvente  operativo y posterior captura por parte de miembros del grupo Elite de Investigación de Homicidios Gespol de la Fiscalía, en asocio con efectivos de la Dijín, fueron presentados ante el Juzgado Primero Penal Ambulante ocho sujetos integrantes de la denominada banda criminal “Villa Corelca”, acusados de asesinar en diciembre de 2015 al patrullero de la policía Luis Alfredo Núñez.

Ante estos hechos, el Director de Seccionales y Seguridad Ciudadanade la Fiscalía,  Luis González se pronunció sobre este tema en los que dio detalles de cómo se logró la captura de estas personas.

Durante las audiencias concentradas celebradas entre jueves y viernes, el ente acusador manifestó que los acusados son responsables del crimen de Luis Alfredo Núñez y de herir a otro policial más.

Las personas judicializadas responden a los nombres de José Manuel Criollo Villamil, alias “Pecho”, Luis Ángel Sarmiento alias “Piojo”, Andrés Martínez alias “André”, Julián Humberto Franco alias “El Viejo”, cabecilla de la banda, Javier Herrera Torres alias “Perro negro”, Raúl Núñez alias “Boa”, Gabriel Pérez Regalado alias “Pipulino” y Ronny Moreno Tapicero alias “Runny”. Según la Fiscalía estas personas también integrar una banda denominada “Villa Corelca” dedicada al tráfico de estupefacientes.

Ante estos señalamientos un juez con funciones de control de garantías les imputó los delitos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas de uso privativo, tráfico de estupefacientes y homicidio agravado en concurso con tentativa de homicidio agravado, y posteriormente le dictó medida privativa en centro carcelario.

El reconocido técnico electricista automotriz, Héctor Hernández González, de 67  años, natural de Sabana Larga (Atlántico), recibió un impacto de arma de fuego en el abdomen en un  intento de atraco, en la calle 27 con carrera 6 del barrio 5 de Noviembre de Valledupar.

Hernández González, fue remitido de inmediato a un centro asistencial donde fue intervenido quirúrgicamente.  

En el hecho también resultó herido el presunto atracador identificado como Abel Elvis Quintero Gelvis, de 22 años, natural de Curumaní, Cesar, de oficio mototaxista, quien presenta cuatro  heridas en las piernas y  brazos, que le propinó la víctima quien lo despojó del arma.

Abel también se encuentra en ese centro de salud con vigilancia  policiva, donde recibió atención médica.

Este sujeto, de acuerdo a las autoridades, presenta antecedentes por tráfico y porte de estupefacientes.

El arma de fuego quedó tirada en el lugar de los hechos y fue recogida por un taxista, quien transitaba en esos momentos por el sector, a quien hicieron un llamado las autoridades para que la entregue.

El coronel Mauricio Bonilla manifestó que ya están al frente de la investigación para esclarecer la situación.