Get Adobe Flash player

Judicial

A disposición de un fiscal de menores fue dejado para la judicialización un joven sindicado de la muerte  de  la  comunicadora  Yisney  Pedraza, quien además se encontraba en estado de embarazo,  en  hechos  sucedidos   el 9  de noviembre de 2017  en el  barrio  la Nueva  Esperanza, nor occidente  de   Valledupar, cuando se encontraba en un vehículo, junto con su esposo, a quien acompañaba para llevar a una persona a su vivienda.

Cuando llegaron al lugar y el pasajero descendió, éste fue interceptado por un ladrón quien lo intimidó con arma de fuego para hurtarle su teléfono celular

El conductor al ver los hechos aceleró el carro y el   homicida le hizo varios disparos con tan mala suerte que uno de los proyectiles dio en la humanidad de la joven de 25 años.

El menor   es     acusado  ante  un juez del Sistema de Responsabilidad Penal Para Adolescentes por la  presunta  comisión   del delito  de   homicidio agravado en concurso  con porte ilegal de  arma de  fuego y   hurto  calificado  agravado.

 

En un  hecho lamentable   falleció  por  inmersión un niño de un año  quien ante el descuido de los  mayores introdujo la  cabeza  en un balde con agua en hechos  sucedidos  ayer  miércoles  en horas  de la tarde  en el barrio de invasión 9  de Marzo margen derecha  del   rio Guatapuri.

El infante  fue llevado  de urgencia  hasta  la  clínica  Médicos Limitada,  donde  los galenos  confirmaron su  deceso.

La  SIJIN realizó  la inspección técnica al cadáver  lo remitió hasta  la morgue  para   la  necropsia  e inició la investigación para determinar  la responsabilidad del caso.

Luego de las labores de búsquedas por las autoridades y familiares fue encontrado en avanzado estado de descomposición, con signos de tortura, sin camisa y sin zapatos, el cadáver del taxista Esneder de Jesús Jiménez Ramírez, de 52 años de edad, quien había desaparecido en la mañana del pasado viernes en Valledupar.

Según indicó el comando de la Policía Cesar, el cadáver de Jiménez Ramírez fue avistado hacia las 11:45 de la mañana de ayer, lunes, a unos dos kilómetros de la finca Las Marías, localizada antes de llegar a La Mesa, jurisdicción de Valledupar.

Los familiares del taxista expresaron su dolor al perder las esperanzas de encontrarlo con vida, tal como lo manifestaba su hermana Ela Paola, quien le suplicaba a sus captores que no le fueran a quitar la vida

La mujer que lo acompañaba, es clave en las investigaciones para esclarecer el rapto y posterior asesinato del taxista, según los familiares, ella es testigo desde el momento que salieron de Valledupar, además cuando varios hombres encapuchados los interceptan y tras golpear al taxista con el cañón del revólver, lo obligan a sentarse en la parte de atrás del vehículo.

Las investigaciones están a cargo del CTI de la Fiscalía.

 

Todo un misterio se ha convertido la desaparición del taxista Esneder de Jesús Jiménez Ramírez, luego de cerrar el negocio de un vehículo de servicio público y de haberse ganado 48 millones de pesos en una apuesta de juegos de azar.

El vehículo de servicio público que conducía Jiménez Ramírez, apareció abandonado entre los barrios Bello Horizonte y La Nevada al noroccidente de Valledupar.  

Según las informaciones de sus familiares Junto Esneder, al momento de su desaparición estaba una mujer que al parecer es su comadre, y quien dio algunas versiones contradictorias a las autoridades sobre la desaparición del taxista. Una de ellas, es que fue secuestrado. De hecho, en una de las versiones esta mujer dice que el secuestro se produjo en su presencia, y que ella fue abandonada en un lugar solitario y amordazada.

Todas estas informaciones son valoradas por las autoridades, con el fin de dar con el paradero del conductor.

Los familiares de Esneder Jiménez Ramírez han pedido a quienes sepan de su paradero, comunicarse al celular 3012964940.

 

 

 

 

La Policía anunció que logró desmantelar una banda denominada “Farmacostas”, liderada por Fernando Terán, alias El Doctor, dedicada a la falsificación y comercialización de medicamentos de alto costo. También fue detenido alias Arlington, quien confesó a las autoridades ser el responsable del ingreso a Colombia del medicamento Survanta, el cual fue vendido a varias IPS de Valledupar ocasionando la muerte de los bebés. Y alias Verruga, quien según las autoridades aceptó tener una litografía en la que se alteraban las cajas de los medicamentos, así como su registro Invima. Las autoridades lograron la desarticular la banda gracias a operativos realizados en simultáneo hicieron 15 allanamientos en Barranquilla, Medellín y Bogotá, donde fueron capturadas 20 personas. La organización criminal es señalada de distribuir los medicamentos vencidos y adulterados en entidades hospitalarias, IPS, EPS y centros de salud en todo el país. La banda estaría relacionada con la muerte de 16 recién nacidos en Valledupar por el suministro de un medicamento vencido para el desarrollo pulmonar.

De acuerdo a general Juan Carlos Buitrago director de la Policía Fiscal y Aduanera, en días pasados en Valledupar, fueron capturados 4 personas implicadas en la distribución de estos medicamentos que entre ellos Survanta Falsificados que le causó la muerte a los menores en clínicas de Valledupar. Aseguró que El Survanta se pudo adquirir en Venezuela por $50 mil y después de haberlo adulterado lo venden a una IPS en $700 mil, cuando su valor comercial está por encima de $1 millón 500 Mil pesos, explicó el oficial, al indicar que de esta forma los compradores del medicamento esperan ahorrar o en ocasiones quedarse con el dinero que se ahorran al comprarlo a esta red. Los detenidos modificaban los empaques, adulteraban fechas de vencimiento, número de lote y sellos de seguridad.

En el operativo se logró la aprehensión de 27.075 medicamentos, 7.684 dispositivos médicos, 76 productos alimenticios y 7.910 etiquetas. Los fármacos hallados son usados para el tratamiento de enfermedades como: diabetes, leucemia, tratamientos psiquiátricos, antihemofílicos, tratamientos contra adicción a opioides como la morfina y la heroína, antiplaquetarios, tumores cerebrales, cáncer gástrico, pulmón, mama, colon, vesícula, próstata y testículos; así como carcinomas, linfomas, sarcomas, trombosis venosa, entre otras