Get Adobe Flash player

Judicial

Falleció en una clínica de Barranquilla la mujer que resultó quemada en una fuerte explosión registrada en el barrio La Nevada, de Valledupar.

Ana Ilda Ascanio Ascanio, de 42 años, quien sufrió quemaduras en el 75 por ciento de su cuerpo según el cuerpo médico que la asistió, cuando se presentó el incidente en un sitio conocido como Pirotecnia Junior.

La mujer murió a causa de un paro cardiorrespiratorio, según informaron sus familiares Ascanio Ascanio, fue una de las dos personas que resultaron heridas tras una onda explosiva registrada en su vivienda, donde existe desde hace varios años un negocio de pirotecnia.

La mujer llevó la peor parte del incidente debido a que se encontraba cerca del artefacto que estalló, cuando al parecer un integrante de la vivienda lo estaba manipulando.

De inmediato fue trasladada al Hospital Rosario Pumarejo de López, donde fue intervenida quirúrgicamente.

Horas más tarde fue remitida a un centro asistencial de la capital del Atlántico, debido a sus múltiples quemaduras en su cuerpo, allí los galenos pronosticaron pocas posibilidades de vida, por el estado en que llego este paciente.

 

 

Dos personas Muertas y tres heridos, es el resultado de un accidente de tránsito que se produjo a la  altura del kilómetro 14 sobre la vía que comunica a los Municipios de Bosconia y el Copey en el Departamento del Cesar.

Las víctimas se movilizaban en un vehículo de servicio público el cual colisionó contra un bus intermunicipal, según el reporte de las autoridades los hechos se presentaron por la maniobra imprudente de uno de los conductores, para esquivar la falta de visibilidad originada por el humo producto de un incendio que se presentaba en la zona.

La policía nacional  está investigando las causas que originaron el accidente vehicular, entre estos automotores.

Entre los heridos hay una niña de 9 años. Una de las personas fallecidas fue identificada como Dina Luz Pérez Castro, de 29 años.

Los heridos son Fernando Bohórquez Rangel de 22 años, Adriana Rivera Pérez, de 9 y Yerenis Ríos López, quienes fueron llevadas de inmediato a un centro asistencial

La Decima Brigada del Ejército con sede en la capital del Cesar, mediante labores de rastreo tratan de dar con el paradero de un reconocido médico, quien según las primeras informaciones habría sido secuestrado el viernes en horas de la tarde en el Municipio de Curumaní Cesar, donde vieron por última vez al galeno de 40 años de edad, versiones de ganaderos del sector, indican que este habría realizado una parada para entrar a una finca de su familia en este Municipio, donde se presume se produjo la retención.

El vehiculó donde se movilizaba el médico quien retornaba desde la ciudad de Santamarta hacia Bucaramanga, fue encontrado por tropas del ejército en zona rural de Curumaní, en una carretera destapada.

Las autoridades informaron, que todavía no se puede confirmar si se trata de un secuestro, las tropas están en la zona, para tratar de establecer que fue lo que realmente paso con esta persona que está desaparecida y del cual se tienen muy pocos detalles. 

Sujetos que se movilizaban en una motocicleta asesinaron de varios impactos con  arma de fuego a un mototaxista en el barrio la Nevada en cercanía al Jardín Infantil Paisaje de Sol de esta Ciudad.

La víctima fue identificada por las autoridades como Carlos Javier Espinel Galván, de 23 años de edad.

El cuerpo técnico de investigación de la Fiscalía CTI, practicó el levantamiento al cadáver e inició la respectiva investigación. 

En distintos operativos adelantados por la policía nacional en el Departamento del Cesar, lograron recuperar 89 semovientes e incautar carne en canal.

En la vía Valledupar-Rio Seco fueron decomisados 822 kilos de carnes, los cuales eran movilizados en una Toyota Hilux, modelo 2007, color gris de placas QKL-307, logrando precisar las autoridades que la carne corresponde a tres reses hurtadas en el sector.

Por otro lado, las autoridades lograron inmovilizar tres camiones que transportaban  89 semovientes en los Municipios del Paso, Rio de Oro y San Alberto, los cuales están avaluados en 85 millones de pesos.

En los operativos se apresaron a seis personas que no fueron identificadas.