Get Adobe Flash player
Ultima Hora

Judicial

Una joven estudiante de medicina de 19 años de edad, fue asesinada por su novio en el municipio de Curumaní, Cesar. Posteriormente el homicida perdió la vida en un accidente de tránsito.

La joven muerta respondía al nombre de Angi Zaray Carrascal Torrado, quien adelantaba estudios de medicina en la Universidad Libre de Barranquilla, y se encontraba en su pueblo descansando durante las vacaciones.

El cuerpo de la joven fue encontrado en una casa abandonada de la invasión  Villa Andrés de Curumaní la madrugada de este domingo, y presentaba un disparo en la espalda.

Según informaciones entregadas por fuentes oficiales, la joven había estado departiendo con unos amigos, pero luego fue recogida por su novio con quien sostenía una relación sentimental desde hacía cuatro años. Luego  fue encontrada muerta.

Posterior a la muerte de la joven, el cuerpo de Deiner Tarazona Quintero, de 24 años de edad, fue encontrado en la vía que de La Mata conduce a San Roque, quien falleció producto de un accidente de tránsito cuando se movilizan en una motocicleta que colisionó con un vehículo. En el lugar del accidente fue encontrada la pistola con la que se presume le disparó a la novia.

Las autoridades iniciaron las investigaciones, pero la primera hipótesis que tienen, es que el joven Tarazona habría asesinado a su novia, al parecer por celos.

El cuerpo de la joven fue llevado a Medicina Legal en Aguachica, y se espera sea sepultado en su tierra natal donde hay consternación por su muerte.

 

 

El responsable de la muerte de dos mujeres en hechos ocurridos en Valledupar, fue capturado por la Policía. Se trata de Rosimiro Enrique Puche Torres, de  65 años de edad, natural de Valledupar, y quien trabajaba como reciclador.

El habitante de calle, está acusado del crimen de dos mujeres, también habitantes de calle, hechos ocurridos en un lote del antiguo Idema en inmediaciones del sector del mercado público de la ciudad de Valledupar  el pasado 7 y 8 de julio.

Esta persona deberá responder como presunto responsable de los delitos de Homicidio Agravado en concurso homogéneo y Homicidio en grado de tentativa, el cual fue presentado ante un Juez con Función de Control de Garantías por parte de la Fiscalía 9 Seccional del municipio de Valledupar.

Dentro de las investigaciones adelantadas se evidenció que la aparente causa del doble crimen fue por temas de reciclaje y también consumo de estupefacientes.

También se conoció que el compañero sentimental de una de las víctimas, fue agredido por Puche Torres, pero logró huir.

El sujeto fue presentado ante un juez, donde reconoció el doble crimen, por lo que en los próximos días se dará a conocer la pena que deberá purgar.

 

Como Enmanuel David Castro Páez, de 22 años, fue identificado el hombre capturado en la capital del País, como uno de los presuntos asesino del registrador del municipio de La Jagua de Ibirico, Cesar,  Giovany Andrés Padilla Daza, de 33 años, quien fue hallado muerto y amordazado  con aparente signos de tortura al interior de una vivienda en Valledupar.

Es de recordar que la víctima estaba desaparecida desde las 4:00 de la tarde del lunes primero de enero en Valledupar, cuando salió a cumplir una cita y apareció muerto al mediodía del día siguiente en el barrio Garupal Tercera Etapa, según explicaron los familiares del occiso.

Giovany Padilla, quien desde hace tres años era el registrador de La Jagua de Ibirico, fue visto por última vez un día antes del crimen en la camioneta de su propiedad en compañía dos hombres.

“Los vecinos dicen que lo vieron llegar a la casa con dos hombres y al cabo rato los hombres salieron solos y se fueron en la camioneta. Como él no aparecía, por medio del GPS se rastreó el carro que apareció cerca de la casa donde él estaba muerto”   manifestó un pariente de Padilla.

Señalaron de igual forma, que el registrador había llegado a Valledupar para visitar a su madre, con motivos de la celebración de Año Nuevo.

Tras varias horas de búsqueda encontraron por medio del GPS la camioneta del funcionario, en un lote en montado en el barrio Arizona, cerca de la casa en la que fue hallado su cuerpo sin vida, la cual también era de su propiedad.

El hombre señalado de participar el homicidio de Giovany Padilla, fue capturado el pasado sábado por miembros de la Sijin en el sector conocido como Patio Bonito de Bogotá.

La audiencia de legalización de capturas e imputación de cargos y medida de aseguramiento se desarrolló este lunes en el palacio de justicia de Valledupar.

 

En un accidente de tránsito en la vía que del municipio de La Jagua de Ibirico conduce al corregimiento de Las Palmitas en el departamento del Cesar, perdió la vida el exalcalde de esta municipalidad Juan Alberto Hernández Sierra conocido como “Juanchón”.

El hecho se presentó cuando el exalcalde Hernández Sierra, se movilizaba su motocicleta y fue envestido por un vehículo que lo arrolló y huyo del lugar, dejándolo gravemente herido y con múltiples lesiones, siendo trasladado inicialmente la hospital de la Jagua de Ibirico y por su complejidad posteriormente hacia una clínica de la ciudad de Valledupar, donde pese al esfuerzo de los galenos falleció horas más tarde.       

Hernández Sierra, de 59 años de edad,  padre de cinco hijos, fue un líder político de la región del Cesar, al que la guerrilla secuestró tres veces. Se destacó como dos veces alcalde de su tierra natal, concejal de esa localidad por siete veces, dos veces diputado del departamento y hasta Represéntate a la Cámara. 

Un accidente de tránsito registrado en la madrugada de este sábado en el barrio Primero de Mayo, en Valledupar, cobró la vida de un vigilante identificado por las autoridades como Ferney Emilio Torres, de 28 años de edad.

Los hechos se registraron cuando el conductor de la motocicleta en la que se transportaba perdió el control y debido a la aparatosa caída murió de manera inmediata.

Al parecer, la victima colisionó contra un montículo de tierra de una vía en construcción, ya que no contaba con señalización, sufriendo graves lesiones que determinaron su deceso en el lugar de los hechos.

Las autoridades  llegaron hasta el lugar para realizar el levantamiento del cadáver y ser trasladado hasta medicina legal para la necropsia de rigor.

Los familiares de Ferney Torres indicaron que no se encontraba bajo los efectos del alcohol y se desempeñaba como vigilante en DPA, a través de la empresa de vigilancia Atlas.