Get Adobe Flash player

Judicial

Con un impacto de bala en la cabeza fue encontrado el cadáver del arquitecto Jaime Soto Guerra, en el interior de su camioneta Toyota Prado, de color blanco, placas MCT-515, a dos kilómetros de la Y que comunica a San Juan del Cesar, con el corregimiento El Tablazo, en el sur de La Guajira.

El arquitecto era egresado de la Universidad del Atlántico, gerente de la constructora Carvajal y Soto, que desarrolla importantes proyectos de vivienda en Valledupar.

Las autoridades de La Guajira adelantan las investigaciones para esclarecer este asesinato que tiene consternado a Valledupar.

Lunes, 20 Noviembre 2017 05:57

Valledupar azotada por la inseguridad

Escrito por

La inseguridad tiene azotada a los vallenatos, ratificando así que hace falta una mano dura para combatir los actos delictivos que a diario se registran en Valledupar.

El pasado fin de semana fueron atracados los periodistas Jorge Luis Laporte, Carlos Cadena, Edgardo Mendoza y el dirigente político Antonio María Araujo, quienes departían en el sitio ‘El Bololó’, un tertuliadero al lado de Radio Guatapurí.

Allí llegaron hombres armados y despojaron a los comunicadores de sus celulares y documentos.

Los mismos delincuentes también atracaron a los clientes del lavadero ATH, cerca de la glorieta Los Gallos. En redes sociales circula el video del atraco de este caso y se observa cuando llegan los dos hombres armados.

Ayer, un jurado de votación que reservó su nombre, dijo a Caracol Radio, que fue atracado y despojado de su celular en presencia de su madre, a quien el joven delincuente le decía “no me mire, que la mato”.

El alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, indicó que sacará al Ejército a las calles para reforzar la seguridad de la ciudad ante la ola de delincuencia que perturba la tranquilidad de los vallenatos.

Por solicitud de la Fiscalía Sexta Delegada ante el Tribunal de Santander, en el municipio de Aguachica (Cesar), se efectuaron las capturas de dos fiscales, un asistente de fiscal y dos agentes de policía, por su presunta participación en hechos de corrupción.

En las instalaciones de la Fiscalía de Aguachica fueron detenidos Eduardo José Cabello, fiscal seccional 21 en ese municipio; Rodrigo Pérez, fiscal segundo local, y el asistente José Luis Fonseca Jalk. En el operativo también fueron detenidos el intendente de la Policía Alex Villamizar, y el investigador judicial, Alexis Nieto.

El ente acusador les imputará cargos por los delitos de concierto para delinquir, concusión, cohecho propio, cohecho impropio, prevaricato por acción y omisión y tráfico de influencias.

De acuerdo con la investigación realizada, desde hacía 4 años los hoy capturados, al parecer, venían exigiendo sumas de dinero a capturados o interesados en procesos penales que ellos tenían que manejar, colocándole a cada caso una tarifa dependiendo del delito.

Asimismo, en los turnos de disponibilidad realizaban la mayor cantidad de inmovilizaciones de vehículos —aprovechando el alto flujo de camiones en la carretera de Aguachica— que transportan hidrocarburos de contrabando, estupefacientes y recursos naturales, a los cuales les exigían dinero para no judicializarlos.

Los capturados serán presentados ante un juez con función de control de garantías en la ciudad de Bucaramanga (Santander).

 

Por evitar un atraco, a tiros dieron muerte anoche a Alexander Castellón Romero de 46 años de edad, de oficio vigilante de la empresa S.O.S, en hechos registrados en la calle 16 con carrera 21 del barrio Dangond de Valledupar.

El Coronel Fredy Delgado, comandante del Primer Distrito de la Policía Valledupar, manifestó que dos sujetos motorizados intentaron despojar de la motocicleta a una mujer y Alexander valerosamente intentó evitar el hurto con la mala suerte que fue impactado con dos proyectiles en el tórax.

La víctima fue trasladada de urgencias al hospital Rosario Pumarejo de López, donde llegó sin signos vitales.

La SIJIN practicó la inspección al cadáver y trasladó a medicina legal para la necropsia.

Castellón Romero, encontraba de vacaciones en esta ciudad y laboraba en la Jagua de Ibirico.

El crimen se produjo a pocos minutos de concluir un Consejo de Seguridad convocado por el alcalde Tuto Uhía, para analizar la situación de inseguridad que se vive en la ciudad.

La Policía confiscó un cargamento de 500 cajas con 100 mil unidades de medicamento utilizado para terapia muscular, de contrabando, en el punto de control ubicado a la salida del municipio de Bosconia y que venía procedente de la ciudad de Bucaramanga.

El fármaco que era transportado como encomienda en un furgón, pretendía ser comercializado en el departamento del Atlántico.

Las autoridades manifestaron que estos productos no tenían ningún tipo de documento que confirmara su legal ingreso al territorio Nacional aduanero.

Los medicamentos incautados están avaluados en la suma de 15 millones de pesos, fue puesto a disposición de la DIAN.