Get Adobe Flash player

Judicial

Sobre las 9:00 de la mañana del 25 de diciembre se registró un accidente de tránsito en zona rural del municipio de La Paz, en el punto conocido como El Mirador, en el corregimiento de San José de Oriente, según lo aseguró de manera oficial la Policía Nacional.

El coronel Mauricio Bonilla, subcomandante de la institución civil armada, indicó que una persona resultó muerta en el hecho, identificada como Sergio Rafael mieles Araujo, de 25 años, quien conducía el automotor.

De igual manera se reportó que las otras dos personas fueron atendidas en centros asistenciales, por sus heridas.

El oficial señaló que dentro del vehículo, que cayó 500 metros por un abismo, se encontraron botellas de licor y pimpinas de combustible y que según las labores de vecindario las tres personas involucradas en los hechos estaban consumiendo licor desde el 24 de diciembre en la gallera de San José.

La hipótesis sobre el hecho es que el conductor de la camioneta tipo Toyota, de placa CQN-118, tuvo un microsueño y llevó a que el vehículo saliera de la vía, cuando iban de regreso a La Paz.

Miércoles, 21 Diciembre 2016 07:15

Continúa el hurto de ganado en corregimientos del Norte

Escrito por

No ha habido poder humano que pueda poner freno al abigeato en los corregimientos del norte de la ciudad, delito que se ha incrementado a pesar de los supuestos controles realizados por la Policía Nacional y de las múltiples denuncias interpuestas por los ciudadanos afectados. 

La zona donde se ha concentrado las acciones de los cuatreros es la de los corregimientos de El Jabo, Guacoche, Guacochito, Las Raíces, Los Corazones  y Badillo. Sólo esta semana se han presentado tres casos de hurto de semovientes, que incluye no sólo ganado vacuno sino también equino.

En efecto, hace tres día le fueron hurtados tres caballos al señor Nibaldo Brito, propietario de una finca ubicada en esa zona.  Ayer fueron hurtados tres novillos de aproximadamente 250 kilos cada uno de la finca El Rosario, propiedad de la familia Campo Castro. Según un trabajador de la finca, el ganado fue sacado por la noche por el sector de Pescaíto y llevado a un matadero clandestino localizado en la margen derecha del río Guatapurí, en un sector cercano a la tienda La Canoa, ubicada en la carrera Cuarta de esta ciudad.

El ganadero Juan Manuel Campo quien expresó que en la finca familiar Alejandría, ubicada al frente del Batallón de Ingenieros No. 10, General Manuel Alberto Murillo, le han hurtado en este año en siete ocasiones, un total de 14 animales, entre novillas y ovejas. Campo Eljach manifestó que en todas ellas ha interpuesto la respectiva denuncia pero que ninguna de ellas ha arrojado resultado alguno.

Una situación similar ha ocurrido en la finca La Mano de Dios, propiedad de la familia Molina, en la cual han hurtado y pelado 12 reses en este año.

La queja constante de los propietarios afectados es la misma: a pesar de las denuncias, las investigaciones de las autoridades policiales y judiciales no arrojan resultados. No hay capturados, no hay recuperación de los animales hurtados, no hay decomiso de la carne de los animales pelados y no hay cierre de los expendios clandestinos de carne.

Según un propietario afectado que pidió la reserva de su identidad, son varias bandas de cuatreros las que operan en la zona, pero la que más daño ha causado es la comandada por alias Tomasito Márquez, quien junto a alias el Cachaco y alias el Flaco han pelado más de treinta animales en lo que va del año. A pesar de que en la zona del Jabo, alias Tomasito Márquez es conocido por sus fechorías, las autoridades no lo capturan. Vecinos de la zona afirman que el ganado hurtado por Tomasito Márquez lo suele entregar a dos expendios clandestinos que operan, uno en el barrio 9 de marzo y otro en el barrio Pescaíto.

Ciertamente, los afectados por el abigeo han coincidido en señalar que más que concentrarse en perseguir a los cuatreros, las autoridades deben hacerlo en perseguir y cerrar los expendios clandestinos de carne que operan en varios puntos de la ciudad, entre ellos, Guasimales, La Nevada y varios puntos de la margen derecha del río Guatapurí, donde diariamente son distribuidas entre una a tres reses hurtadas.

En este sentido, Juan Manuel Campo afirmó: “Mientras la administración municipal no ejerza el control de los mataderos y expendios clandestinos y los cierre no se va a acabar el abigeato.” “Lo primero que deben acabar son con estos expendios que todo el mundo saben donde quedan y que representan un serio problema de salud pública”, puntualizó el ganadero.

Tres personas fueron asesinadas este sábado en zona rural del municipio de Pailitas, al sur del departamento del Cesar. Las víctimas fueron identificadas como Jesús Velasco Galvis, de 50 años, Jonathan Alexander Castillo García, de 37 años y Ana Rosa Murillo Reyes.

Según informó la Policía del Cesar, el hecho se registró hacia las 11:00 de la mañana cuando habitantes de un corregimiento encontraron los cuerpos de las personas en una trocha.

 “El hecho se presenta en la vereda Bubeta donde le reportan a la patrulla que se encuentra una camioneta doble cabina de platón, donde se encuentran tres personas, dos de estas hombres y una mujer, los cuales presentaban heridas con armas de fuego”, informó el comandante Operativo de la policía del Cesar, coronel Luis Pérez.

De igual forma, la Policía informó que Jesús Velasco Galvis tenía anotaciones judiciales por los delitos de concierto para delinquir, homicidio agravado, homicidio en persona protegida, fabricación y porte de armas de fuego, y se le encontró entre sus pertenencias una boleta de libertad por el delito de homicidio.

De las otras dos personas, Jonathan Alexander Castillo García y Ana Rosa Murillo Reyes, las autoridades informaron que no tenían antecedentes judiciales y que al parecer serían compañeros sentimentales.

Se conoció que Jesús Velasco era oriundo de Bucaramanga, Santander, mientras que Jonathan Castillo, era de Cubará, Boyacá; de la mujer no se supo mayor información. La Policía informó que se inició la investigación para esclarecer este triple crimen en el Cesar.

La Policía capturó a Juan Carlos Pérez Navarro, 28 años, presunto autor del asesinato de Jesús Lobo, padre de Didier Lobo, exalcalde de La Jagua de Ibirico (Cesar), ocurrido el pasado 13 de octubre.

Comunicado de la Policía

El Comando de Departamento de Policía Cesar, en su lucha frontal contra el homicidio, logro en las últimas horas la captura de una persona como presunto responsable del delito de homicidio contra el señor Jesús Efrén Lobo Correa, de profesión comerciante y padre del ex Alcalde de la Jagua de Ibirico Didier Lobo, en hechos ocurridos el pasado 13 de octubre del presente año. 

Personal de la seccional de investigación criminal luego de labores de investigación, CTI y fiscalía adelantaron un operativo en la transversal 10B – diagonal 10 del barrio el progreso de la Jagua de Ibirico, donde se hizo efectiva la captura de Juan Carlos Pertuz Navarro de 28 años de edad, al cual se le hace efectiva la orden de captura por el delito Homicidio Agravado y fabricación tráfico y porte de arma de fuego, emanada del Juzgado Promiscuo Municipal de las Jagua, por hechos donde resulta muerto la persona anteriormente mencionada.

La Policía Nacional con este resultado continua trabajando por esclarecer todo hecho  delictivo en este departamento, de igual forma se continua adelantando labores de inteligencia, las cuales que en las últimas horas darán como resultados nuevas capturas por diferentes delitos, con los más de tres mil Policías en esta zona del país se garantizará una navidad más segura y en Paz, manifestó el Coronel Diego Hernán Rosero Giraldo.

 

En el Comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta se realizó en reencuentro del ingeniero civil Jorge Daniel Aragón Russo, de 48 años, y al arquitecto Edgardo José Gómez Posada, de 56, con sus familias, tras permanecer tres días secuestrados en San Alberto, Cesar.

Los samarios fueron secuestrados el 6 de diciembre, cuando mediante engaños los hicieron llegar al departamento del Cesar para realizar unos trabajos.

“Los delincuentes que se hicieron pasar por miembros de la guerrilla y con armas cortas los intimidaron, luego dejaron una camioneta en la carretera para despistar a las autoridades. Posteriormente a esto los introdujeron a una zona boscosa pero los liberaron al sentir el cerco policial”, relató la coronel Sandra Vallejos, comandante de la Policía Metropolitana.

Por su parte, el ingeniero y arquitecto en sus declaraciones indicaron que“los secuestradores los liberaron a las 12 del mediodía de ayer y les indicaron que caminaran por una zona boscosa hasta llegar a la carretera, pero solo hasta altas horas de la noche lograron llegar a un punto donde personal del Gaula Los rescató y trasladó hasta Santa Marta”.