Get Adobe Flash player

Judicial

Tras cumplirse un mes del macabro crimen de Jhoan Alexander Rodríguez, el niño de cuatro años de edad que fue abusado sexualmente y luego asesinado mediante asfixia mecánica en el municipio de Curumaní, Cesar. A la fecha, la familia no ha podido darle cristiana sepultura al menor porque las autoridades no han entregado los restos mortales.

El cadáver está a disposición del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entidad que no ha hecho la entrega porque todavía no tiene los resultados de las pruebas de ADN que se le practicaron al niño para la respectiva investigación.

Los familiares del menor y la comunidad del municipio de Curumaní expresaron su preocupación ante la demora y han solicitado a las autoridades respectivas celeridad en el proceso, toda vez que en principio les habían anunciado que los resultados estarían listos en un lapso no mayor de quince días.

El alcalde del municipio de Curumaní, Jorge Celis, llegó a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en Valledupar para apersonarse de la situación y agilizar los trámites para que la familia le dé el último adiós al niño.

Cabe recordar, que el macabro crimen que conmovió al país, se registró en horas de la noche del pasado 7 de mayo en el interior de la Institución Educativa Camilo Torres Restrepo, ubicada en el barrio Buenos Aires de Curumaní.

En el caso el principal sospechoso de haber cometido el homicidio es un menor de 17 años, excompañero sentimental de la madre del niño, quien se encuentra a disposición del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes.

 

La Seccional de Investigación Criminal, Sijín, de la Policía, capturó cuatro presuntos integrantes de una banda dedicada al expendio de estupefacientes en el oriente de Valledupar.

La denuncia por parte de la comunidad sobre el tráfico de estupefacientes en menores cantidades, en el sector de los barrios Nueve de Marzo y Pescaito, dio inicio a una actividad investigativa por parte de la Sijín de la Policía del Cesar, la cual permitió establecer que detrás de este comercio ilícito se encontraba una estructura criminal conocida como ‘el Combo de Yoni’.

Con esta información se tramitó la respectiva orden de registro y allanamiento, la cual fue llevada a cabo en una residencia ubicada en la invasión del sector Nueve de Marzo de Valledupar, donde se encuentran 270 gramos de base de coca (1080 dosis), 239 gramos de bazuco (956 dosis), 600 gramos de marihuana (1200 dosis), tres basculas digitales, dos coladores metálicos, ocho empaques de papel de cigarrillo, conocido en el argot popular como “rila”, entre otros elementos.

Los capturados fueron identificados como Luis Yonid Urbay Hurtado, de 49 años; Luis Fernando Paternina Jiménez, de 39 años, quien tiene dos anotaciones por hurto calificado y agravado; Franklin Ali Silva Bolaño, de 29 años, quien tiene una anotación por deserción y un por violencia intrafamiliar; Kendris Miguel Gil Mendoza, de 19 años, quien presenta una anotación por fabricación, trafico, porte de armas de fuego, municiones y accesorios. Todos los implicados deberán responder por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, por lo cual fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario.

Las sustancias y elementos incautados quedaron a disposición de la Fiscalía 30 Seccional Antinarcóticos de Valledupar.

 

Miembros de la policía nacional dieron captura a dos delincuentes señalados de ser los responsables de cometer hurto en la residencia del excongresista, Yensi Acosta, en el barrio Los Cortijos.

Los delincuentes están identificados como Jonathan Ospino y Jaime Ramírez, quienes fueron aprehendidos en el barrio La Nevada. En la acción a estos sujetos se les decomisó un vehículo tipo taxi y un televisor.

El Comando de Policía Cesar a través del personal de la Seccional de investigación criminal, en las últimas horas logra dar un importante resultado en materia de capturas y recuperación de elementos, es así como luego de conocer el hurto a una residencia, se realiza un operativo el cual deja como resultado, la aprehensión de dos personas, la inmovilización de un vehículo tipo taxi y la recuperación de un televisor.

Unidades de la Sijín, luego de labores de inteligencia adelantadas ubicaron en la carrera 40 con calle 6 del barrio la nevada, a dos personas como presuntos responsables del hurto en la residencia del señor ex congresista en el barrio los músicos de Valledupar.

En el momento de realizar el registro al vehículo se les encontró un televisor LCD de 50 pulgadas, avaluado en la suma de un millón trescientos mil pesos, las personas capturadas y los elementos antes citados televisor y automóvil, fueron dejados a disposición de la fiscalía 07 local URI por los delitos de receptación.

 

Otro caso de suicidio se registró en las últimas horas en el departamento del Cesar, como Juan Camilo López Alvernia de 11 años de edad y natural de Aguachica,  fue identificado  el menor encontrado por sus padres colgado de una sábana en el cuarto de su residencia.

Los padres del menor al ver la situación lo llevaron hasta el  hospital regional Jose David Padilla Villafañe,  hasta donde llego sin signos vitales.

El menor Juan Camilo, actualmente cursaba quinto de primaria en el colegio Rojas Pinilla, y residía en el barrio nueva Colombia de este municipio.

Las autoridades adelantan las investigaciones del caso para aclarecer cuales serían las causas por las que el menor decidió quitarse la vida.

Desde el primer momento del rapto del niño se da inicio a un amplio operativo por parte del Gaula de Policía del Cesar, así mismo un acompañamiento integral a la familia con el grupo de Infancia y Adolescencia. En marco de las actividades operativas adelantadas se realizaron diferentes operativos tendientes a dar con el menor.

Es así que en la mañana del viernes, en un sector del corregimiento San Roque, se da la liberación del niño, el cual llega a la Subestación de Policía de esa localidad. Inmediatamente se activan los protocolos para el restablecimiento de Derechos e inicialmente es llevado a un centro asistencial, donde es valorado y a pesar del agotamiento físico por las intensas caminatas a las que fue sometido, el estado de salud del niño es bueno.

Seguidamente el niño es trasladado a la ciudad de Valledupar, donde se dá el reencuentro con su familia, quienes visiblemente emocionados agradeces a la Policía Nacional por el acompañamiento y las actividades adelantadas. Los operativos policiales continúan para dar con los responsables de este plagio y pese a que no se pagó ningún tipo de dinero por la liberación, la actividad policial está encaminada a capturar a estos captores.