Get Adobe Flash player

La voz de la Comunidad

Tras la denuncia hecha por el gerente de Emdupar S.A-E.S.P.,  sobre los robos de las tapas de alcantarillas, dos días después usuarios reportaron  a la empresa hurtos de medidores en la zona céntrica de la ciudad, ocasionando fugas de agua potable por las calles.

Ahora es la comunidad usuaria la que hace el llamado a las autoridades competentes para que actúen frente este caso de robo de medidores, ya que son los directamente perjudicados con estas acciones, porque además de quedarse sin el preciado líquido, les toca asumir la compra del nuevo medidor, el cual tiene un valor de 380 mil pesos.

La usuaria Paula María Acosta,  habitante del barrio Loperena y afectada por el robo afirma que “estos hurtos de medidores son efectuados en horas de la noche y la madrugada por jóvenes inoficiosos, para el consumo de drogas.  Agradezco a la empresa Emdupar, por su oportuna reacción”.

“Estos robos se venían presentando de manera esporádica desde hace mucho tiempo, pero se han reproducido en los últimos meses, donde se ha visto afectado un sin número de usuarios y transeúntes de los sectores de las carreras 8, 9 y 10, con calles 16 y 17  por el robo sistemático y permanente de las tapas y medidores, donde las personas se accidentan sufriendo lesiones; de igual manera agradecemos a los usuarios por hacernos el llamado”. Puntualizó José Cúrvelo Rodríguez, Jefe de la División de Mantenimiento y Redes.

El gerente Armando Cuello Daza reiteró el llamado a las autoridades para que le hagan seguimiento a estas acciones delictivas a fin de identificar a los autores de estos hechos que ponen en peligro a la ciudadanía. Asimismo les hizo un llamado a los usuarios para que reporten de manera oportuna  a la empresa y se eviten grandes derramamientos de agua.  

 

Los internos de la torre tres de la cárcel de mediana y alta seguridad de la ciudad de Valledupar, denunciaron que no se está cumpliendo con la minuta de alimentación establecida para la población carcelaria.

Según los internos diariamente les entregan el mismo menú pero al hacerle la reclamación a la guardia, en retaliación, hoy  no les habían suministrado el almuerzo.

El defensor del pueblo en el Cesar, Omar Contreras Socarras, indico a cesarnoticias.com, que no tenía conocimiento de estas denuncias, ya que el equipo de defensores inspecciona de manera permanente si efectivamente se está cumpliendo a cabalidad con las minutas establecidas y la calidad de los alimentos que se suministran, no se justifica que a los internos se les suspenda el suministro de sus alimentos, ya que esto va en contra de los derechos humanos.

Vamos hacer una visita y realizar las indagaciones pertinentes para conocer en detalles las irregularidades que están denunciando los internos y garantizar que sus derechos no sean vulnerados, indico, Contreras Socarras.      

Hoy a las 5 de la tarde el Círculo de Periodistas de Valledupar, la Diócesis de Valledupar y las Iglesias Cristianas que operan en esta ciudad cumplirán un acto de fe y oración por la restauración de la tranquilidad de la capital del Cesar, recientemente azotada por una ola de crímenes y de intranquilidad.

Este evento tendrá lugar este miércoles 22 de junio a las 5:00 pm en la Plazoleta de la Gobernación del Departamento del Cesar.

El gremio de periodistas y las autoridades religiosas han considerado que este  momento difícil de seguridad que afronta Valledupar requiere de un acto colectivo de esperanza, reconciliación y de fe, por eso convocan a toda la ciudadanía a particular en la convocatoria.

Aparte de la presencia de los medios locales que han replicado la concentración también confirmó su presencia el coordinador técnico de la Alianza por la Paz del Cesar, Carlos Amaya, quien con el respaldo de los gremios, sociedad civil y organizaciones no gubernamentales brindará el espaldarazo a esta acción.

Domingo, 17 Abril 2016 07:08

Indígenas Yukpas abandonados a su suerte

Escrito por

Pese a los esfuerzos del gobierno nacional a través del ministerio del interior por mantener a los Yukpas en sus territorios sagrados, cada día es mayor el número de indígenas que se dedican a la mendicidad en las calles de diferentes municipios. 

Diversos sectores de la opinión pública de Valledupar han pedido que se les preste atención a varias familias indígenas Yukpas que deambulan por  las calles de la ciudad, viviendo de la mendicidad.

La oficina de Asuntos Indígenas del departamento del Cesar tiene conocimiento de la situación  de estos indígenas, quienes provienen de los resguardos de la Serranía del Perijá de La Paz, Codazzi y Becerril.

La falta de alimentos en las tierras en donde habitan estas comunidades, los obliga a dejar sus hogares y llegar a la ciudad a vivir de la caridad de la gente.

Cabe señalar, que esas familias que deambulan por las calles han sido abandonadas a su suerte,  valdría la pena que se apersonaran de la situación, con el fin de evitar que estas comunidades lleguen a la ciudad.

Ellos aducen que no cuentan con la asistencia  ICBF, aunque las autoridades actuales manifiestan que son los indígenas quienes mayores beneficios tienen y que solo quieren obtener dinero fácil a través de la mendicidad.

Sin embargo, algunas alcaldías se han pronunciado y han tomado una serie de medidas, que hagan más digna la estadía de los indígenas, como paquetes alimentarios, kits de aseo y atención en salud, con el fin de que no se desplacen a los municipios y a la ciudad.

Cabe indicar, que los indígenas están involucrados en proyectos con importantes recursos que ofrece el Estado y que habría que entrar a revisar si las ayudas que se supone deben estar prestándoles si están llegando y si satisfacen las necesidades que tienen como sociedad o se están desviando mediante actos de corrupción.

Finalmente, existen medidas urgentes para que ellos regresen a sus tierras; brindándoseles mejores oportunidades con ayudas efectivas y de forma oportuna que garanticen el sustento de sus  familias. Con el compromiso de los cabidos gobernadores en sus resguardos, para que la población indígena a su cargo no salga a deambular por la calles de los municipios del Cesar.

 

La inseguridad que está atrapando muchos corregimientos del Cesar, tiene alarmados a los habitantes de los corregimientos del norte de Valledupar por los continuos hurtos de burros y caballos de los potreros y caminos de la región.

En los últimos días se han perdidos más de 40 burros y caballos, que, según dicen, son vendidos para salsamentarías para fabricar embutidos.

Los corregimientos  que son víctima del robo de estos animales son Patillal, La Vega Arriba, La Mina y otros como Las Raíces, Los Corazones, Guacoche y Guacochito.

Ante el comercio ilegal de los animales, los jóvenes de la región se han encargado de cazar a los burros cimarrones para luego venderlos para que sean sacrificados, no se sabe en dónde.

El peligro de todo esto es que son animales silvestres que nunca han sido vacunados y podrían trasmitir alguna enfermedad.