Get Adobe Flash player
Ultima Hora

La voz de la Comunidad

Desesperados se han declarado los habitantes de varias manzanas de la Ciudadela 450 Años, por los problemas que se vienen registrando con el alcantarillado sanitario.

El problema según la ciudadana, María Cujía, se presenta en la segunda etapa, manzanas 62,64 y 69 en donde las aguas servidas se devuelven a las casas.

Por su parte, Jairo Forero indicó que han enviado varias comunicaciones a Emdupar, han hablado con el jefe del departamento técnico, Álvaro Yaguna y hasta la presente no se avizora una solución.

Otro de los habitantes del sector, Luis Oñate advirtió que están viviendo una verdadera emergencia sanitaria que se agrava cuando llueve.

 

La Junta de Acción Comunal de Camperucho, a través de una misiva le recordó al alcalde Augusto Ramírez Uhía, que la vereda no cuenta con el servicio de agua potable, porque el acueducto que se comenzó a construir en el 2010 le faltó una adición presupuestal y fue abandonado a su suerte.

El presidente de la Junta de Acción Comunal, Luis Almenares indicó que según el contrato N° 0251 de 30 de diciembre de 2010, efectuado por Emdupar, se invirtieron en el siniestrado acueducto 597 millones de pesos, los cuales hacían parte de los 36.000 millones del empréstito que hizo en entonces alcalde, Luis Fabián Fernández y por falta de una adición presupuestal la obra no se terminó.

La comunidad está pidiendo al mandatario del municipio de Valledupar, incluya a la vereda en las obras que se harán con el empréstito de vigencias futuras por el orden de los 50 mil millones de pesos.

Más de 4 mil guineos y cientos de productos de pan coger están represados en la vereda Sabanitas,en el corregimiento de Azúcar Buena, en jurisdicción de Valledupar, en las estribaciones de la Sierra Nevada.

El presidente de la Junta de Acción Comunal, Lenin Carrillo indico que las fuertes crecientes del río Sabanitas o Sapotamia, no dejan pasar los carros y es por eso es que los niños no pueden ir al colegio y las cargas no pueden ser sacadas a los mercados de Valledupar.

Los campesinos están pidiendo un puente militar sobre el río para evitar una tragedia.

En la vereda Sabanitas hay 37 fincas productoras de café, cacao, cítricos, frutas, yuca, tomate y guineo.

Miércoles, 30 Agosto 2017 06:05

La drogadicción se traga a los pueblos de Valledupar

Escrito por

Un desesperado llamado hizo la comunidad del corregimiento de Aguas Blancas, al sur del municipio de Valledupar por el auge de la drogadicción en especial entre los menores de edad.

Una vocera de la comunidad, María Velásquez  indicó que en dos  casas desocupadas en el barrio La Concepción es la guarida de  los niños de 10, 12 y 15 años a consumir marihuana.

El  llamado se lo hicieron al alcalde de Valledupar, Augusto Daniel Ramírez Uhía para que se adopten políticas públicas que permitan rescatar a los niños y jóvenes de los corregimientos de las ‘garras’ de las drogas.

 El fenómeno de la drogadicción se viene presentando  en la mayoría de corregimientos del municipio de Valledupar y ha sido denunciado en varias oportunidades por la comunidad.

Los corregimientos  con el mayor índice de venta y consumo de alucinógenos son: Atánquez, Patillal, Valencia de Jesús, Aguas Blancas, Mariangola y Los Venados.

Habitantes de la zona urbana de Valledupar a diario atraviesan el suplicio de no contar durante las 24 horas del día con el servicio de agua potable, que está en manos de la empresa de servicios públicos Emdupar.

Es el caso de los sectores de la Comuna Cuatro, tan populares y tradicionales como los barrios El Pupo y Los Fundadores, desde donde advierten que tienen horario fijo de suspensión del servicio y cuando retorna es con presión baja.

“En estos barrios es ley que desde las 6:30 de la mañana ya se nos va el agua en las casas y viene llegando como a las 2:30 de la tarde, con una presión que nos obliga a estar pegados a las llaves recolectando para abastecernos”, sostuvo el delegado de la Junta de Acción Comunal, Aquilino Atencio Arias.