Get Adobe Flash player

Nacionales

El buque hospital USNS Comfort de la Armada estadounidense partirá de la estación naval de Norfolk, Virginia, el 11 de Octubre hacia Suramérica y Centroamérica.

En conjunto con el gobierno de Ecuador, Perú, Honduras y Colombia realizará misiones de asistencia médica durante 11 semanas.

En Colombia visitará Turbo y Riohacha donde personal médico y militar estadounidense trabajara conjuntamente con socios profesionales colombianos para proporcionar servicios médicos a las poblaciones más necesitadas y vulnerables, incluyendo la asistencia de venezolanos.

El buque hospital contará con más de 200 medios, enfermeros y técnicos militares estadounidenses y de otras naciones. Así como, presencia de 60 voluntarios médicos y dentistas, y un equipo de marinos del servicio civil quienes supervisaran la operación.

Los Ministerios de Salud de cada país serán quienes escogerán a los pacientes con necesidades quirúrgicas para ser evaluados y tratados por el personal a bordo del buque.

Entre los servicios que se prestaran están intervenciones quirúrgicas, dermatología, evaluación médica general, exámenes, tratamientos dentales y exámenes de optometría.

Se espera que durante cada visita se traten cerca de 750 pacientes por día y se practiquen 20 intervenciones quirúrgicas diarias.

Esta será la sexta vez que el buque hospital brinde asistencia médica en la región.

 

 

 

En el marco del ‘Taller Construyendo País’ que se llevó a cabo en la ciudad de Villavicencio, Meta, el presidente Iván Duque anunció que este lunes quedará firmado, “en virtud del Código de Policía”, el decreto que le permitirá a las autoridades, “confiscar cualquier dosis que se encuentre en las calles de nuestro país”.

Durante el encuentro con la comunidad, enfatizó la necesidad de endurecer el tratoa quienes promueven en niños y jóvenes el consumo de sustancias psicoactivas.

“Tenemos que capturar y llevar a la justicia a los jíbaros, a los expendedores, a los que están contaminando a los niños en las afueras de los colegios”, señaló.

Agregó que, “no estamos dispuestos como sociedad a tirar la toalla para que la droga siga destruyendo hogares, no queremos ver cultivos ilícitos creciendo, acabando con el medio ambiente, no queremos ver más carteles arruinando la institucionalidad”.

Por esto anunció que su nueva política antidrogas incluye un llamado a los colombianos, para que desde el hogar y desde el colegio se trabaje para alejar a los niños de las drogas, haciendo uso de la pedagogía.

Aseguró que actualmente, “son cientos de miles de consumidores en nuestro país y están creciendo. Como presidente tengo que decirles que ha llegado el momento de retomar la pedagogía desde la familia y desde el colegio para que los niños crezcan rechazando las drogas”.

El jefe de Estado hizo además un llamado a alcaldes y gobernadores, para avanzar en la búsqueda de mecanismos que permitan atender a las personas con adicción a las drogas.

Destacó además el acuerdo que se firmó en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, que suscribieron 130 países del mundo para la lucha contra las drogas.

 

Un alarmante panorama presentó la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, sobre el hacinamiento en las cárceles del país, por el que se evalúa decretar la “Emergencia Carcelaria” o una “Conmoción Interior” para superar la crisis. 

Según explicó la nueva administración recibió, “un estado de cosas inconstitucional”, al encontrarse con un hacinamiento en el país, “cercano al 48 %.Además tenemos cárceles que superan un hacinamiento del 100 %”. 

Precisó que para superar la crisis se deben construir más de 45.000 cupos carcelerarios adicionales, sin embargo, “solamente están contratados 3.640 nuevos cupos”. 

Teniendo en cuenta que hacer una cárcel en Colombia cuesta alrededor de $130.000 millones de pesos, los recursos que se tienen son insuficientes. 

Sumado a esto, “en los últimos 4 años no se había contratado mantenimiento de ninguno de los centros penitenciarios”, por lo que se están encontrando con problemas que afectan la infraestructura y la integridad de las cárceles del país. 

Frente a este panorama confirmó que, “estamos evaluando a ver si decretamos la Emergencia Carcelaria o una conmoción interior, para poder desatracarnos en este problema gigantesco que tenemos entre manos”. 

Asegura que se está diseñando un plan con diferentes estrategias que incluyen acciones contra la corrupción, un trabajo articulado con los mandatarios locales y regionales, al igual que la formulación de Alianzas Público Privadas, e incluso se está acudiendo a la cooperación internacional. 

 

 

“Sistema penitenciario requiere intervención inmediata. Fiscalía capturó en flagrancia a director de La Picota, My. Luis Perdomo, cuando recibía pago de exigencia económica de $20 millones a interno. Fiscalía tiene evidencia que había recibido otros $10 millones”, así lo aseguró el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

Por este caso el uniformado fue presentado ante un juez de control de garantías en el complejo judicial de Paloquemao. 

Por su parte, el Ministerio de Justicia rechazó cualquier acto de corrupción que se haya cometido e informó que ofrecerá toda la colaboración en este proceso y  anunció el nombramiento de Imelda López como directora encargada.

En los últimos meses, Perdomo fue duramente criticado por la fuga de dos presos que se encontraban consumiendo licor con algunos guardianes y se aprovecharon de su alto estado de alicoramiento para fugarse.

Además, se inició una indagación por la muerte de tres internos, entre ellos el falso testigo del caso Colmenares, en hechos ocurridos el pasado mes de agosto.

Perdomo asumió como director de La Picota, trasladado de la penitenciaria de máxima seguridad de Valledupar, donde por este mismo cargo fue blanco de un atentado del que salió ileso, pese a que fue atacado a tiros.

Desde Nueva York, Estados Unidos, durante el encuentro con los colombianos en el primer taller internacional 'Construyendo País', el presidente, Iván Duque anunció que está listo y próximo a firmar el decreto presidencial que permitirá a la Policía decomisar cualquier cantidad de estupefacientes en las calles del país.

"Vamos a hacer una campaña muy fuerte en materia de prevención y de prevención de buenos hábitos, desde un enfoque de salud pública, pero también hemos tomado la decisión, en desarrollo de lo que dice nuestro código de Policía y es que no vamos a ser indiferentes a la droga que está circulando por las calles y esta semana estará firmado el decreto que permitirá a las autoridades confiscar cualquier dosis en las calles de Colombia", explicó.

La polémica norma permitirá estos decomisos sin importar la dosis personal, aunque el Gobierno ha asegurado que no se criminalizará al consumidor.

Desde el auditorio principal del Queen College, el jefe de Estado confirmó además que impulsará en el diálogo de la Asamblea General de las Naciones Unidas una regulación a los "precursores químicos", que permita controlar el comercio de estos elementos para evitar su uso en la producción de drogas ilícitas.

"Decirle al mundo que estamos haciendo un gran esfuerzo pero necesitamos que el mundo nos ayude, especialmente los países que son productores de precursores químicos, para que tengamos todas las órdenes de despacho con total transparencia de manera que no lleguen triangulados esos insumos para producir cocaína", explicó.

Sobre la política antidroga que será lanzada en los próximos días, envió un mensaje de tranquilidad a la población campesina que decidió dejar los cultivos de Coca para entrar en la legalidad.

Aseguró que a aquellas familias que firmaron los convenios a la fecha se cumplirán los compromisos del Gobierno, para brindarles las condiciones necesarias para que cultiven en la legalidad, mientras que se adelanta la evaluación que permita determinar la efectividad para decidir si se permite la suscripción de nuevos convenios.

En Estados Unidos el jefe de Estado estará socializando la estrategia con la que busca reducir más de 200.000 hectáreas de cultivos ilícitos en más de un 70 % en los próximos 4 años.