Get Adobe Flash player
Domingo, 21 Octubre 2018 16:57

El Jerre Jerre Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Por: Celso Guerra Gutiérrez

Sabas Torres, era un campesino dueño de una pequeña parcela donde poseía algunos animales, era oriundo de La Paz, en el Cesar, se volvió popular a raíz de una canción que le compuso Rafael Escalona, “El Jerre Jerre”, donde el compositor dice que Torres es parecido a un simpático Armadillo, semblanza que no cayó muy bien en “Sabita” como era conocido cariñosamente este personaje, se sintió agraviado. 

El canto lo tarareaba toda la región, se volvió popular como el bostezo, decía Escalona, que iba de boca en boca, llegó a oídos de Sabas quien entro en cólera al oírla.

“se mueve y camina como él”, murmuraba la gente al escuchar el canto.

Sabas al enterarse de los cometarios callejeros que hacían en torno a él, demando al compositor ante la oficina.

La oficina era la ley representada en el inspector de policía quien era el encargado de imponer el orden ante cualquier contingencia cotidiana en los polvorientos, lejanos y calenturientos pueblos de la región caribe, donde cualquier hecho o personaje de esa época, estaba propenso a que Escalona le compusiera un canto.

El suceso ocurrió un domingo de elecciones, evento que constituía para la población una fiesta matizada con bandas papayeras, licor e ingesta de pasteles, que daban a cambio del sufragio de los incautos.

Abrieron la alcaldía exclusivamente para debatir esta afrenta, ante la ausencia del inspector, a quien le tocaba conducir el caso por ser un tema de importancia menor, estuvo ausente del juicio porque el día anterior a las elecciones tuvo un agasajo y excedió las bebidas etílicas, a pesar de la ley seca existente desde el día anterior debido al debate electoral.

La borrachera le causo tremendo malestar que le impidió presidir la demanda, ante esa ausencia , la función le toco asumirla al alcalde Beltrán Orozco, quien pidió le llevaran el cuerpo del delito, trajeron el animal que estaba deforme porque le había caído agua caliente, como todo pueblo novelero, al ver al armadillo dijeron en coro, ¡huy pero si es igualito!.

Después el burgomaestre pasó a escuchar los argumentos del agraviado “Sabita”.

Luego pidió escuchar la canción que contenía la ofensa, el demandado Escalona quien estaba presente en la audiencia pidió la presencia de cajero, guacharaquero y un acordeonero y le llevaron a Juan López, les cantó.

El primo Romacho tiene cosas que me mortifican
Dice que el jerre jerre se le parece a sabita.
Yo no creo que sea bonito pero que sea tan feo así.

Los testigos presentes en la improvisada audiencia al escuchar las estrofas picarescas reían, y se burlaban de Sabas, quien irritado vocifero: “Sinvergüenzas ustedes, el alcalde también es alcahueta de Escalona y sus fechorías cantadas.

Escalona fue reprendido con un coscorrón y jalón de orejas por su mama, a la que Prometió no ofender más nadie con sus canciones.

El maestro comento que El jerre Jerre no era su mejor canción pero la peor tampoco, pero sentía vergüenza, al atormentar una familia con ese canto, a la que siempre presento disculpas. 

Al mes, Rafa estaba metido en otro lio con “La señora patillalera”.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Domingo, 28 Octubre 2018 15:06