Get Adobe Flash player

Internacionales

A Stephen Paddock le gustaba apostar, asistir a conciertos y gastar el dinero de su jubilación en casinos y salas de juego como el que escogió como escenario para disparar este domingo contra miles de personas en Las Vegas, causando la muerte de al menos 58, y dejando más de medio millar heridas.

Washington, 2 oct (EFE).- A Stephen Paddock le gustaba apostar, asistir a conciertos y gastar el dinero de su jubilación en casinos y salas de juego como el que escogió como escenario para disparar este domingo contra miles de personas en Las Vegas, causando la muerte de al menos 58, y dejando más de medio millar heridas.

Pero no era un simple jugador, Paddock, de 64 años, apostaba a lo grande, y tan solo en las últimas semanas se jugó unos 70.000 dólares en Las Vegas, según informó la cadena NBC.

"Mi hermano no es como tú o como yo, él juega al póker de altas apuestas. Me enviaba mensajes de texto diciendo que ganó 250.000 dólares en el casino", explicó a la prensa Eric Paddock, hermano del presunto autor del tiroteo más mortífero de la historia de Estados Unidos.

Según recoge el diario The Washington Post, Eric Paddock mostró al FBI, tras la masacre supuestamente perpetrada por su hermano, tres años de intercambio de mensajes de texto con él para demostrar que desconocía por completo que Stephen tuviera deudas de juego o estuviera preocupado por cuestiones financieras.

"No tengo absolutamente ninguna información sobre que perdiera mucho en el casino. De ser así lo sabría", aseguró el hermano del tiroteador, a quien las autoridades encontraron muerto en la habitación de su hotel, por lo que consideran que se suicidó tras cometer la matanza.

Stephen Paddock trabajó como contable pero también tenía inversiones inmobiliarias, incluyendo casas y apartamentos alrededor de Orlando (Florida), un importante capital que, junto a la ausencia de descendencia, le permitía jugar y jugar.

Aunque su padrastro estuvo en la lista de los diez más buscados del FBI por ser ladrón de bancos profesional, según siempre datos aportados por su hermano, Paddock no tenía problemas mentales, ni ningún tipo de adicción provocada por traumas de la infancia.

Lo que sí sabía Eric Paddock era que su hermano poseía armas, al menos un par de armas cortas, aunque se sorprendió al conocer el rifle de repetición que utilizó para atacar a la multitud en Las Vegas.

Además, los agentes encontraron otros 10 rifles en la habitación del piso 32 del hotel Mandala Bay de Las Vegas, desde donde arremetió con los asistentes a un festival de música country.

Y si algo suena extremadamente extraño a su familia, es la reivindicación del ataque por parte del grupo yihadista Estado Islámico (EI), descartada por el FBI, ya que hasta donde ellos sabían, Stephen Paddock no profesaba ninguna religión con fervor.

"No sabemos nada, si me dijeras que un asteroide se cayó, significaría lo mismo para mí. No tiene absolutamente ningún sentido, no hay razón por la que haya hecho esto", aseguró su hermano.

"Era solo un tipo que jugaba al póker y viajaba en cruceros y comía burritos en Taco Bell, no tenía una afiliación política que sepamos, ni una afiliación religiosa que nos conste", agregó.

Desde hacía varios años, Paddock vivía con su novia, Marilou Danley, en una comunidad de jubilados en Reno (Nevada), cuyos vecinos describieron al tiroteador como alguien extremadamente distante.

Harold Allred, quien vive en la misma calle de la pareja, dijo a medios locales que su esposa a menudo se encontraba con Danley en las clases de gimnasia o reuniones sociales, pero no habían coincidido con Paddock.

Su introspección y falta de sociabilidad con su barrio fue detectado por más miembros de la comunidad, quienes han asegurado que les parecía rara su actitud, siempre de puertas para dentro.

"Era como vivir al lado de nadie. Uno puede ser al menos gruñón o algo. Pero no era nada, tranquilo. Nunca salía siquiera al patio trasero, a disfrutar de la naturaleza", explicó el vecino.

La cifra de víctimas mortales del poderoso terremoto registrado el martes pasado en el centro de México subió a 273, informó hoy la Secretaría de Gobernación, mientras que los desaparecidos superan el centenar.

En un balance preliminar de los muertos en el sismo de magnitud 7,1 en la escala de Richter, la institución detalló que hay "273 fallecidos: 137 en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 43 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca".

La cifra de víctimas "está en constante modificación, ya que la labor de rescate y remoción de escombros continúa", destacó Gobernación en un comunicado en el que aseguró que "la maquinaria solo se está utilizando en labores de limpieza y no en estructuras colapsadas".

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo hoy que los desaparecidos son un "poquito más de cien" entre la capital y los estados de Morelos, Puebla, México, Guerrero y Oaxaca.

La búsqueda "no va a parar hasta lograr la localización y el rescate de estas personas que muy posiblemente están entre los escombros", dijo el ministro, quien admitió que la lluvia de las últimas horas no está ayudando mucho.

En una entrevista con una emisora de radio, Osorio explicó que una vez pasada la fase de la emergencia, se procederá a levantar un censo "casa por casa" de los daños provocados por el sismo.

Después de esa etapa, se procederá a retirar todo el escombro, una labor que requerirá de varias semanas porque "son miles de toneladas", y luego arrancará la fase de la reconstrucción.

"En este momento, lo más importante es poner a salvo a toda la población", insistió Osorio, al aludir a la gran cantidad de inmuebles que resultaron gravemente dañados por el movimiento telúrico tanto en la capital como en los estados cercanos.

El número de muertos en el terremoto que sacudió este martes el centro de México aumentó a 225, según el último reporte del coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

Al hacer una actualización del balance de víctimas fatales, Puente indicó que 94 de los fallecidos se registraron en la Ciudad de México, 71 en Morelos, 43 en Puebla, 12 en el Estado de México, 4 en Guerrero y 1 en Oaxaca.

No obstante, los datos son todavía preliminares, pues en muchos edificios derrumbados continúan las tareas de rescate y se desconoce todavía la cifra de desaparecidos.

En la Ciudad de México, donde los muertos suman 94, hay 800 lesionados y 39 edificios completamente caídos, informó el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

De estas 800 personas lesionadas en la capital, 220 permanecen ingresadas en hospitales.

Los equipos de rescate no descansan desde que el movimiento telúrico sacudió con virulencia la capital, Morelos, Puebla y el Estado de México.

Mancera explicó que muchas personas han sido rescatadas vivas y continúan las labores, pues en la mayoría de edificios colapsados se teme que pueda haber gente bajo los escombros.

A esos 39 edificios dañados se suman 500 o 600 inmuebles que habrá que revisar para ver sus daños. De estos, otros 30 tendrán que analizarse "con mayor cuidado", pues presentan graves daños.

Pese a informaciones publicadas en redes sociales, Mancera dijo no tener reporte de hechos delictivos en varias zonas de la ciudad aprovechando el caos del sismo, cuyo epicentro se localizó en el vecino central estado de Morelos.

La ciudad decretó el estado de emergencia, lo que implica que se activó un fondo creado de 3.000 millones de pesos (unos 169 millones de dólares) para crisis de gran envergadura.

Adicionalmente, el titular de la Comisión Federal de Electricidad, Jaime Hernández, señaló que hasta las 7.00 hora local (12.00 GMT) se reportaron 4,8 millones de personas afectadas por los cortes de luz.

No obstante, el servicio se ha restablecido en un 90 %, dijo en declaraciones a Televisa.

En la Ciudad de México, donde persisten los mayores retos, hay un 25 % de los afectados que continúan sufriendo fallas en el servicio, especialmente en colonias como la Roma, Condesa y del Valle.

En Morelos, donde se dio un avance "lento" en los trabajos de las primeras horas, ya se restableció más del 90 % de la red afectada.

Mientras que en el Estado de México, agregó Hernández, se ha alcanzado "cerca del 95 %" y en las próximas horas se estima que se restablecerá por completo la red.

Hasta el momento, se han registrado 23 réplicas del terremoto, la mayor de magnitud 4, de acuerdo con cifras del Servicio Sismológico Nacional.

El temblor se produjo a las 13.14 hora local (18.14 GMT) del martes, 12 días después del sismo de magnitud 8,2, el más poderoso desde 1932 en el país, que causó 98 muertos (78 en el estado de Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco).

Miércoles, 20 Septiembre 2017 05:56

Más de 134 muertos deja terremoto de 7.1 en México

Escrito por

México volvió a temblar con fuerza por segunda vez en dos semanas. Un sismo de magnitud 7,1 sacudió este martes el centro del país. Al menos 134 personas han fallecido en diferentes zonas —30 de ellas, en la capital del país—, según informa la agencia Reuters, que cita fuentes oficiales, aunque se espera que la cifra aumente con el paso de las horas. En Ciudad de México se han derrumbado al menos 44 edificios en distintos lugares de la ciudad. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha declarado emergencia nacional. El sismo se produce el día en que se cumplen 32 años de la peor tragedia que ha vivido México, un terremoto que causó cerca de 10.000 muertos. 

Temblor en Mexico

El sismo, con epicentro en los límites de Morelos y Puebla, ha retumbado enormemente, con mayor fuerza que el de hace dos semanas. A diferencia de entonces, las alarmas sísmicas no funcionaron en esta ocasión. Dos horas antes del sismo se había realizado un simulacro en la capital, una práctica habitual desde el terremoto de 1985. Ha habido cortes en el servicio eléctrico y en el servicio de telefonía. Funcionarios de Protección civil advierten a la población de que hay fugas de gas. "¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!", gritaban los socorristas mientras corrían por la calle. Los edificios que se han derrumbado en Ciudad de México están localizados en distintas zonas, como en las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco, entre otras. Las operaciones aéreas están suspendidas en el aeropuerto de la capital. 

“Era horrible, todo temblaba”

El epicentro del sismo, registrado a las 13.14 hora local (las 20.14, hora peninsular española) se ha localizado a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, situada en el central estado de Morelos, a una profundidad 57 kilómetros, según el Servicio Sismológico Nacional. El organismo ha informado a través de Twitter de un movimiento telúrico de magnitud 7,1, al hacer una actualización de un primer reporte en el que había fijado la magnitud en 6,8. 

En el central estado de Puebla se ha informado de la caída de las torres de la Iglesia de Cholula. En el estado de Morelos también se han reportado daños, y el gobernador Graco Ramírez ha anunciado la activación de los servicios de emergencia.

El presidente del país, Enrique Peña Nieto, ha convocado al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar las acciones. Peña Nieto ha anunciado el despliegue de 3.000 militares en la capital. Un gran número de voluntarios se ha sumado a las tareas de desescombro en busca de posibles víctimas, ya que las autoridades locales temen que haya un gran número de personas atrapadas.

Los medios locales también han difundido imágenes de daños y afectaciones en algunas de las principales infraestructuras de transporte. Entre otros efectos, la autopista que conecta México con Acapulco ha quedado inutilizada en uno de sus tramos, y el aeropuerto de la capital ha suspendido las operaciones para revisar las pistas.

La capital también ha quedado convertida en un caos circulatorio por el fallo de un gran número de semáforos y por el corte de algunas calles. La Comisión Federal de Electricidad estima que 3,8 millones de clientes se han quedado sin suministro debido a lo temblores.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, urgió a la "restauración plena" de la democracia y las libertades políticas en Venezuela, al inicio de una reunión con varios mandatarios latinoamericanos para tratar la crisis en ese país. 

El pronunciamiento lo hizo el presidente Trump durante una reunión que se celebra en un hotel de Nueva York, asisten el presidente brasileño, Michel Temer; el colombiano, Juan Manuel Santos; el panameño, Juan Carlos Varela, y la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti. 

"Le pido a cada país presente aquí para que se prepare para hacer más para atender esta increíble y seria crisis. Llamamos al restablecimiento de la democracia y todos los derechos civiles en Venezuela y queremos que pase pronto", dijo Trump al agradecer la presencia de los mandatarios de la región. 

El mandatario estadounidense agregó: "Tenemos a grandes líderes en esta sala, quiero agradecerles su enorme trabajo para ayudar a la gente de Venezuela, lo apreciamos y el mundo lo aprecia. Estamos preparados para tomar acciones si el gobierno de Venezuela persiste en el camino de imponer su autoridad sobre la gente de ese país". 

Así mismo, calificó el gobierno de Nicolás Maduro como una "dictadura" y "un régimen corrupto" que destruyó al país "robándole el poder de los representantes elegidos". 

"La gente en Venezuela esta hambrienta y el país está colapsando, uno de los países más ricos del mundo y ahora la gente está hambrienta y el país está colapsando, quien hubiera creído que eso sería posible", dijo Trump. 

El presidente de los Estados Unidos agregó que en Venezuela las instituciones democráticas han sido destruidas, situación que es "completamente inaceptable".

 

 

 

Página 1 de 22