Get Adobe Flash player
Ultima Hora

Internacionales

Miles de salvadoreños recibieron este domingo la canonización de monseñor Óscar Arnulfo Romero con alegría y lágrimas en la plaza frente a la Catedral Metropolitana de San Salvador.

Los feligreses, congregados desde la noche del sábado, se unieron en un fuerte aplauso cuando el papa Francisco declaró santo a Romero, asesinado en 1980 por los conocidos "escuadrones de la muerte".

A los aplausos se unieron las ovaciones y consignas en honor al primer santo salvadoreño.

También repicaron las campanas de la catedral y de varios templos en todo el país, como lo pidió el arzobispo, José Luis Escobar, a los párrocos.

Varias personas, principalmente las de mayor edad, se fundieron en abrazos y lloraron, mientras que en los altavoces eran recordados los "ejecutados, desaparecidos y torturados por el régimen" antes y durante la guerra civil (1980-1992).

Romero, amado en vida y venerado tras su muerte, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un comando de ultraderecha mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador.

De otra parte el papa también proclamó santo a Pablo VI, de quien dijo fue el pontífice de los grandes cambios en la Iglesia católica, desde la conclusión del Concilio Vaticano II a la creación del Sínodo, y que siempre abogó por el diálogo.

En esta ceremonia también se proclamó santo a la que es considerada la primera santa boliviana, aunque nacida en Madrid (España), Nazaria Ignacia March; a los italianos Francesco Spinelli, Vincenzo Romano y Nunzio Sulpriziola y la religiosa alemana María Katharina Kasper.

Todos estos santos, en diferentes contextos, señaló el pontífice argentino, "han traducido con la vida la Palabra de hoy, sin tibieza, sin cálculos, con el ardor de arriesgar y de dejar" y abogó para que "el Señor nos ayude a imitar su ejemplo".

 

Un terremoto de 5,9 grados de magnitud que se registró este sábado por la noche al norte de Port de Paix, en el departamento noroeste de Haití, ha causado al menos 11 muertos y más de 100 heridos, según los datos preliminares facilitados por el Secretario de Estado de Comunicación, Eddy Jackson Alexis.

El epicentro del seísmo se registró a 20 kilómetros al norte de Port-de-Paix y a 175 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe, a una profundidad de 15,3 kilómetros, a las 20.11 hora local (00.11 GMT), según informó en su página web el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, siglas en inglés).

El movimiento telúrico se sintió en la capital haitiana y en otras ciudades del sur del país. En algunos lugares provocó el pánico entre la población.

En Port de Paix, una de las zonas más pobres del país, se han registrado 6 de los 11 muertos, pero todavía hay varias zonas del departamento noroeste y de la isla Tortuga de las que no se tiene información sobre si el sismo ha ocasionado daños o víctimas Según un comunicado de Protección Civil, se han registrado heridos en Port-de-Paix, Gros-Morne, Chansolme y en la isla Tortuga, donde hay casas destruidas o dañadas.

En Plaisance, en el departamento del Norte, también ha resultado dañada la iglesia de Saint-Michel.

Poco después de registrarse el terremoto, el presidente haitiano, Jovenel Moise, confirmó en Twitter que el movimiento telúrico había causado daños en el norte del país e instó a la población a mantener la calma.

Moise indicó que el sistema de gestión de riesgos y las direcciones regionales de protección civil están en alerta para ayudar a los habitantes de las zonas afectadas, cuyo acceso es difícil por las deficientes infraestructuras.

El primer ministro haitiano, Jean Henry Ceant, anunció en su cuenta de Twitter la puesta en marcha de un comité de crisis, que incluye a varios ministerios, para coordinar las labores de emergencia.

Protección Civil informó en su comunicado de que sus equipos están trabajando en todo el país, especialmente en el noroeste, donde se han sentido dos réplicas menores del temblor, e invitó a los ciudadanos a mantener la calma.

En la República Dominicana, el movimiento telúrico se sintió en la capital dominicana, Santo Domingo, así como en Santiago y otras provincias, según se informó en las redes sociales.

Este terremoto es uno de los más fuertes que ha afectado a Haití tras el del 12 de enero de 2010 de 7 grados de magnitud, seguido de tres réplicas superiores de magnitud 5, que causó más de 300.000 muertes, similar número de heridos, unos 1,5 millones de damnificados y la casi total destrucción de su capital, Puerto Príncipe.

 

Luego de estar inmerso en una investigación por abuso sexual, hecho que había cuestionado su nominación por parte del presidente Trump para formar parte del Tribunal supremo de su país, el juez Brett Kavanaugh fue confirmado por el Senado de EE.UU. como nuevo miembro de dicha entidad. 

Pese a que el informe solicitado por la Casa Blanca al FBI , y dado a conocer en lo corrido de la semana, no logró determinar la veracidad de los señalamientos de abuso sexual en contra del juez en su época universitaria, el escándalo en que se vió inmerso si logró afectar su imagen, y muestra de ello fue que la votación, en el Senado de EE.UU., para ratificar su desiganción, terminara con un resultado tan ajustado.

El juez, de tendencia conservadora, fue ratificado con 50 votos a favor, y 48 en contra. 

 

Las autoridades de Indonesia elevaron hoy a 385 el número de muertos por la serie de terremotos y un inesperado tsunami que golpearon ayer la isla de Célebes y provocaron una gran destrucción de edificios e infraestructuras.

Además, 540 personas resultaron heridas, 29 están desaparecidas y hay registrados 16.732 desplazados, según los datos ofrecidos por el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, en una rueda de prensa en Yakarta.

Sutopo advirtió de que se trata de cifras provisionales y de que aumentarán a medida que avancen las tareas de salvamento y se restablezcan las líneas de comunicación tras los terremotos, entre los que destacó el de 7,5 grados que causó el tsunami.

Durante su comparecencia, el portavoz mostró imágenes de puentes derrumbados, zonas costeras cubiertas de escombros y barridas al completo y escenas en las que se ven a decenas de pacientes en camillas en el exterior del hospital Undata.

Los 29 desaparecidos corresponden al puerto de Pantoloan, en el norte de Palu, la ciudad más castigada y que quedó arrasada como muestran las imágenes distribuidas por la BNPB.

La mayoría de los datos de víctimas corresponden a Palu, la capital de la provincia de Célebes Central, una población de unas 350.000 personas y el lugar más afectado por la catástrofe.

El municipio de Donggala es la otra zona más castigada, con más de 1.000 edificios dañados y cortes en las comunicaciones y la red eléctrica, que están comenzando a ser reparadas.

El personal de las Fuerzas Armadas y de varias agencias indonesias comenzaron a llegar desde anoche en helicópteros y aviones militares a la región, en un principio con muy poca información debido a que la zona permanecía incomunicada.

Técnicos de telecomunicaciones y transporte aéreo, médicos de la Cruz Roja y miembros de la Agencia de Búsqueda y Rescate son algunos de los que buscan supervivientes, asisten a los heridos y reparan algunas de las instalaciones dañadas.

El aeropuerto de Palu, en el que se operan vuelos nacionales, está abierto para aeronaves militares y ayuda humanitaria tras resultar dañado por el seísmo de 7,5, que también afectó a puentes y hospitales.

La agencia de geofísica (BMKG) emitió una alerta de tsunami tras el terremoto de 7,5 para advertir de olas de entre medio metro y un máximo de tres metros en la zona de Palu, que llegaron a los veinte minutos del temblor, según las estimaciones oficiales.

A la media hora expiró la alerta, y las autoridades solo confirmaron la formación del tsunami después de que varios vídeos locales mostrasen en las redes sociales como Palu, situada en una estrecha bahía, era impactada con fuerza por las olas.

El presidente de la Asociación Indonesia de Geólogos (IAGI), Sukmandaru Prihatmoko, indicó que el desastre ocurrió en un tipo de falla en la que generalmente no tienen lugar tsunamis, lo que sorprendió a los expertos.

"Lo primero que pensamos fue, es difícil que ocurra un tsunami, pero ocurrió y ahora los geólogos se están preguntando qué paso allí", declaró a Efe el presidente de la IAGI, Sukmandaru Prihatmoko, tras la rueda de prensa.

Sukmanduru indicó que los geólogos indonesios estudian tres posibilidades, una de las cuales atribuye el tsunami a deslizamientos de tierra subterráneos.

Según los vídeos grabados por particulares, la tromba de agua que entró en la playa Talise de Palu se llevó a su paso las estructuras y vehículos de la costa y llegó hasta una mezquita ya afectada por el terremoto, entre los gritos de los residentes.

El terremoto de 7,5 estuvo precedido tres horas antes por otro de 6,1 que provocó la muerte de una persona y 10 heridos y el derrumbamiento de varias casas.

Entre ambos y después se han registrado decenas de movimientos telúricos en esa parte de las Célebes.

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, felicitó al mandatario colombiano Iván Duque por su victoria en los comicios presidenciales. Destacó la lucha de este contra el narcotráfico en el país y expresó su fuerte deseo de trabajar de la mano con el mandatario colombiano.

Por su parte, Duque señaló que desea fortalecer los vínculos entre los países pues se comparten los mismos valores democráticos.

Respecto a la situación de Venezuela, Trump aseguró que sigue de cerca la problemática, “es una situación peligrosa, no hace mucho Venezuela era el país más rico de Suramérica y ahora es uno de los peores lugares del mundo”, agregó el mandatario.

Señaló, además, que las personas se están muriendo de hambre, las están matando y que el sistema de salud está en un estado deplorable. “El régimen de Maduro no está cumpliendo su labor, es barbárico”, condenó Trump.

Destacó, así mismo, la labor de Colombia y de los demás países de la región que han recibido a los venezolanos que huyen de la crisis, afirmando que “están ayudando con lo poco que tienen”.

Afirmó además que “el un régimen de Maduro podría ser derrotado muy rápidamente si los militares deciden hacerlo”.

Mientras tanto, Iván Duque aprovechó, de igual forma, la oportunidad para asegurar que seguirán las acciones contundentes frente al problema de las drogas en el país, haciendo énfasis en las medidas preventivas a implementar incluyendo el decreto que se firmara para permitir a la policía decomisar dosis mínimas de sustancias psicoactivas.

Respecto al ELN aseguró que no se reiniciarán los diálogos hasta que cese toda la actividad criminal y se liberen a todos los secuestrados.

 

 

 

Página 1 de 32