Get Adobe Flash player

Pese a las campañas de las autoridades para que en la temporada decembrina no se comercialice, ni se use pólvora, la fiesta de las velitas se vio empañada para varias familias en el Cesar.

Según el reporte entregado por la secretaria de salud del Cesar, Esmeralda Guardias, los casos se registraron en Aguachica, Valledupar y El Paso.

En Valledupar, son tres personas lesionadas con pólvora. Dos mujeres y un hombre. Mientras que, en Aguachica, dos adultos y un menor de edad resultaron quemados por la pólvora. Según los primeros reportes, en Aguachica, en la vía al Juncal, un hombre se movilizaba con un menor de edad en una motocicleta. Al parecer, movilizaban totes entre sus piernas y por el calor habrían estallado. Esta situación causó quemaduras graves al menor en sus extremidades inferiores y al adulto, en la espalda. Los dos fueron remitidos a centros asistenciales cercanos.

Los otros dos casos ocurrieron en La Loma, en jurisdicción de El Paso, zona minera del Cesar. Allí, un adulto y un menor de edad resultaron lesionados con la pólvora.

En el Cesar, los quemados por pólvora este año se han disparado un 300% frente al mismo periodo de 2017. Entre el 1 y el 8 de diciembre de 2017, se registraron dos casos de lesiones por pólvora. Ellos ocurrieron en el municipio de El Paso.

En el mismo periodo de este año, ya van ocho lesionados por pólvora.

 

 

 

 

Publicado en Actualidad

Una riña registrada la madrugada del sábado en el barrio Nuevo Milenio de la ciudad de Valledupar, dejó un joven muerto tras recibir graves lesiones en distintas partes de su cuerpo y dos más resultaron heridos.

Según el reporte de las autoridades, dos hermanos identificados como Raúl Rafael Muñoz Bolaño y Orlando Muñoz Bolaños, llegaron a la manzana J casa 6-54 del mencionado sector. Uno de ellos desenfundó un arma de fuego y atacó a Óscar David Camacho Rodelo, quien fue lesionado en el tórax, y trasladado hasta un centro médico cercano en donde los galenos de turno pudieron  estabilizarlo.

Pero ese incidente no terminó allí, debido a que algunos testigos del ataque hacia Óscar David Camacho, enardecidos se abalanzaron contra los supuestos agresores, causándole la muerte a Raúl Rafael Muñoz Bolaño, quien recibió múltiples lesiones con arma blanca y objetos contundentes en distintas partes del cuerpo.

Por su parte su hermano también fue lesionado, pero las heridas que recibió no revisten ninguna gravedad.

Las autoridades iniciaron las investigaciones e indagaciones para esclarecer la muerte de este joven.

 

Publicado en Judicial

Junior armó la fiesta, la gozó y la celebró este 8 de diciembre en Barranquilla, donde goleó 4-1 a un Independiente Medellín que fue fuerte en el primer tiempo, pero débil en el segundo ante un rival que demostró todo su poderío ofensivo en el partido de ida de la final de la Liga del Fútbol Profesional Colombiano.

Luis Díaz, James Sánchez, Teófilo Gutiérrez y Marlon Piedrahita anotaron para poner a soñar al 'Tiburón' con la anhelada octava estrella. El argentino Germán Cano marcó para la visita en el estadio Metropolitano.

El juego durante el primer tiempo se jugó a gran intensidad, con dos equipos con la clara intención de buscar el arco contrario. La primera oportunidad de gol la tuvo el local al minuto 8, cuando Jarlan Barrera habilitó a Teófilo, quien sacó un derechazo que el portero David González mandó al tiro de esquina.

El visitante respondió con cuatro llegadas seguidas. Primero con Cano, quien tras recibir dentro del área logró girar ante la marca de Rafael Pérez para disparar hacia la parte exterior de la malla.

Luego fue el otro delantero, Juan Fernando Caicedo, quien se generó su oportunidad por la zona izquierda, tirando el balón largo para dejar regado a Jefferson Gómez, pero cuando estuvo frente a Viera remató muy desviado.

Seguidamente el DIM volvió a aproximarse cuando Cano asistió al juvenil Brayan Castrillón, que no finalizó bien al disparar de zurda muy desviado. El mismo mediocampista tuvo la más clara para los de visita. Después de una jugada colectiva, el joven de 19 años quedó frente a Viera definiendo muy mal, pues su derechazo se fue alejando del vertical derecho.

Aunque Junior siguió buscando, solo hasta el minuto 36 volvió a generar peligro, con un zurdazo de Jarlan que hizo volar a González a su palo derecho. 

En la última del primer tiempo el arquero paisa volvió a ganar este duelo, cuando el samario tomó el balón dentro del área, se sacó la marca pero hizo un remate muy débil a las manos del gurdameta.

Y si la etapa inicial fue emocionante sin los goles, la final fue mucho más porque llegaron las anotaciones. Apenas al primer minuto el 'Tiburón' demostró que salió hambriento. Jarlan dejó mano a mano a Gabriel Fuentes con González, quien achicó bien para ganarle el duelo a un jugador que definió como defensor.

A los 5 minutos llegó la primera alegría para los 40 mil aficionados que asistieron al Metropolitano: Víctor Cantillo jugó para Jarlan, quien logró girar aunque se le fue largo el balón, sin embargo, apareció Luis Díaz para impactar de derecha, rasante, al palo izquierdo de González. 1-0.

Los dos equipos sintieron el gol. Junior porque tuvo un envió anímico y el DIM quedó conmocionado, lo que aprovecharon los dirigidos por Julio Comesaña para llegar con facilidad.

Y en una de esas acciones cayó el 2-0. Cobro de tiro de esquina de Jarlan y una aparición electrizante de Sánchez para conectar un soberbio cabezazo imparable al palo izquierdo de González.

El portero luego fue vital para salvar el tercero, ganándole otro duelo a Jarlan. Tras esa acción el cuadro antioqueño tomó un segundo aire y el local bajó la intensidad.

Y el respiro le sirvió al DIM para llegar al descuento a través de su goleador Cano, quien tras recibir un pase al vacío quedó de frente ante Viera y lo venció con un disparo cruzado de derecha.

Pero el 'Tiburón' volvió al acecho para buscar ampliar la ventaja y no permitir la igualdad. La hinchada estalló en júbilo cuando al minuto 35 el jugador del pueblo, Teófilo, aprovechó un error de Larry Ángulo, quien, apurado por Jarlan, jugó el balón hacia atrás y terminó habilitado al experimentado delantero, que una vez más demostró su frialdad definiendo abajo de la humanidad de González para el 3-1.

Los orientados por el ecuatoriano Octavio Zambrano volvieron a quedar desorientados, a tal punto que otro craso error derivó en el cuarto del rojiblanco. 

Yony González lanzó un centro que Jesús Murillo no supo rechazar, se la dejó a Piedrahita para que este venciera al guardameta, anotara y no celebrara por su pasado en el DIM, pero la hinchada juniorista sí lo gritó porque permitió lograr una ventaja de 3 goles que los pone a soñar con una estrella esquiva desde 2011.

El duelo de vuelta será el próximo 16 de diciembre en Medellín, pero antes, el 12, Junior buscará primero gritar campeón en Brasil en la final de la Copa Sudamericana, cuyo encuentro de ida finalizó 1-1.

Síntesis

Junior: Sebastián Viera (6); Marlon Piedrahita (6), Jefferson Gómez (5), Rafael Pérez (6), Gabriel Fuentes (6); Luis Narváez (6), James Sánchez (6), Víctor Cantillo (6), Jarlan Barrera (8), Luis Díaz (7); Teófilo Gutiérrez (7). 
D.T.: Julio Comesaña.
Cambios: Yony González por Teófilo (38 st) y Fabián Sambueza por Jarlan (46 st).
Goles: Luis Díaz (5 st), James Sánchez (11 st), Teófilo Gutiérrez (35 st) y Marlon Piedrahita (43 st).

Medellín: David González (7); Elvis Perlaza (5), Jesús Murillo (4), Hernán Pertuz (4), Sebastián Macías (5); William Parra (4), Larry Angulo (4), Andrés Ricaurte (5), Brayan Castrillón (5); Juan Fernando Caicedo (5) y Germán Cano (6).
DT: Octavio Zambrano.

 

Publicado en Deportes

El Gobierno decretó tres días de duelo nacional para honrar la memoria del expresidente Belisario Betancur, quien falleció a los 95 años este viernes en Bogotá.

Por medio del decreto 2272 del 7 de diciembre del 2018, el presidente Iván Duque manifestó "su profundo dolor por el fallecimiento del expresidente" y envió a nombre del Gobierno las condolencias a la familia Betancur.

Además, se decretó que durante los tres días de duelo se iza el pabellón nacional a media asta en todos los edificios públicos del país y embajadas de Colombia en el exterior.

Igualmente, se ordena al Ministerio de Defensa tomar las medidas necesarias para que en todas las guarniciones se rindan honores militares a la memoria del expresidente.

Bogotá, 8 de diciembre de 2018.

El Gobierno Nacional expidió el Decreto 2272 del 7 de diciembre de 2018, firmado por el Presidente Iván Duque y la Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, por el cual se honra la memoria del expresidente Belisario Betancur Cuartas.

A través de este Decreto, el Gobierno Nacional manifestó su profundo dolor por el fallecimiento del expresidente Betancur Cuartas y expresó sus condolencias y sentimientos de solidaridad a la señora Dalia Navarro Palmar y a sus hijos Beatriz, María Clara y Diego Betancur Álvarez, a sus nietos, bisnietos y demás familiares y allegados.

Así mismo, decretó duelo nacional por el término de tres días, durante los cuales se iza el Pabellón Nacional a media asta en todos los edificios públicos del país y las Embajadas de Colombia en el exterior.

También dispuso que el Ministerio de Defensa Nacional tome las medidas necesarias para que en todas las guarniciones se tributen los honores militares correspondientes en memoria del expresidente Betancur.

Igualmente, indica que el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, acompañado de su gabinete, asista a los solemnes funerales del expresidente Betancur, durante los cuales se le rendirán los honores militares correspondientes a su dignidad.

Además de estas disposiciones, a través del citado Decreto 2272, el Gobierno Nacional destacó la trayectoria del expresidente Betancur como eximio dirigente político, estadista, líder social, intelectual, prolífico escritor, periodista, humanista, poeta y docente.

En este sentido, subraya que el expresidente Betancur "fue uno de los líderes del siglo XX" y "su legado está presente en grandes aportes a la educación, economía, política y sociología".

 

Publicado en Nacionales

El Gobernador Francisco Ovalle Angarita puso en servicio la pavimentación de 2.4 kilómetros de la vía que conduce a la vereda Las Casitas desde la curva del Puente Salguero en el municipio de Valledupar, la obra fue recibida por los lugareños como un regalo de Dios en esta navidad, pues era una necesidad de hacía más de 20 años.

En su intervención Ovalle Angarita destacó las bondades de esta zona de Valledupar de la cual expresó. “visionamos este sector como un polo de desarrollo para la ciudad capital, estamos proyectando una intervención vial que una Las Casitas con el punto conocido como los Cachos en  la salida a Bosconia, con este proyecto descongestionamos el centro de la ciudad y preservamos la malla vial de la avenida 44”.

Dijo además el Gobernador. “Consolidamos en esta vereda el proyecto de masificación de gas domiciliario con 180 viviendas conectadas y estamos trabajando en otra iniciativa productiva, que permitirá tecnificar la actividad ladrillera, para hacerla más productiva y competitiva, con ello se trabajaría en la reconversión laboral, generando empleos que mejoren las condiciones de vida de la población”.

El Mandatario dijo que por las condiciones del suelo, se podría pensar en un parque solar e instalar en un terreno de 220 hectáreas 40 mil paneles solares, que generen luminosidad y comercializar energía solar, manifestó además que se han adelantado conversaciones con una empresa Italiana  para tal fin, “La implementación de este proyecto generaría más de 800 empleos de la región”, Dijo Ovalle Angarita.

Durante la entrega de la vía a la comunidad, se verificó el servicio de gas domiciliario que, a través de un convenio con Gases del caribe se adelanta en el Departamento para beneficiar 32 mil hogares, 180 de los cuales se instalaron en Las Casitas.

Magali Zapata, líder comunitaria manifestó, “hoy damos la gloria a Dios y estamos muy agradecidos con el Gobernador por esta obra maravillosa, soñé con este momento que me genera una alegría inmensa, gracias, muchas gracias”. La vereda Las Casitas perteneciente al municipio capital, cuenta con una población de aproximadamente 900 habitantes quienes en su gran mayoría derivan el sustento de la fábrica artesanal de ladrillos y la agricultura.

El Alcalde Augusto Ramírez Uhía, dijo en su intención que es necesario hacer algunas consultas, para elevar a corregimiento esta vereda, lo que les permitiría mayores recursos para inversión, en ese sentido explicó, “En enero empezaremos a trabajar en la consecución de un parque, la recuperación del puesto de salud, de la instalación educativa”.

Al acto inaugural hicieron presencia, además de los mandatarios local y departamental, el senador José Alfredo Gnecco, el Representante a la Cámara José Eliecer Salazar, los diputados, Miguel Ángel Gutiérrez y José Santos Castro, el Gerente de Gases del Caribe Jorge Baute y comunidad en general.

 

Publicado en Actualidad

A las 8 de la mañana del pasado martes, el maestro Adolfo Echeverría, insigne compositor colombiano, creador de canciones como 'Las cuatro fiestas' y 'Amaneciendo', muy de moda por esta época del año, cerró sus ojos acostado en su casa ubicada en la tercera etapa del barrio Los Almendros del municipio de Soledad, Atlántico.

Así lo dejó la tercera isquémia que lo afectó en los últimos días, la más fuerte y que no le ha permitido despertar mientras sus pulmones se llenan de líquido. 

Anastacia Arrieta, esposa del compositor desde hace 42 años, le dijo a EL TIEMPO, desde la Clínica General del Norte, en Barranquilla, que los médicos decretaron el código lila, lo que en medicina significa que se está a la espera de que el maestro, de 90 años, deje de respirar en cualquier momento. 

La mujer, que permanece acompañada de sus dos hijos, Adolfo (Fito) y Sofía, confesó que así como su esposo le ofreció en algún tiempo canciones a la Virgen de la Inmaculada Concepción, ella hace lo mismo, pero para que su compañero de vida tenga el descanso eterno tras sufrir quebrantos fuertes de salud desde hace 28 años, desde 1990, cuando lo acechó el primer infarto. 

"Estamos esperando, ya convencidos de que debe descansar porque ha sufrido mucho. Sin embargo, es Dios el que da su última palabra, pero clínicamente ya estamos esperando su deceso", dijo Anastacia Arrieta, que no se despega un instante de su esposo.

Adolfo Echevarría, compositor de más de 2.500 canciones, sobrevivió a tres infartos. 

"Pedí la ambulancia y nos lo trajimos para la clínica, pero esa última isquemia fue muy fuerte y desde entonces no ha vuelto", anotó la mujer. 

El maestro Adolfo Echeverría es uno de los compositores más representativos del Caribe.

 

Publicado en Regionales

Las primeras cargas de la policía contra los "chalecos amarillos" que se manifiestan en París y los primeros lanzamientos de gases lacrimógenos tuvieron lugar esta mañana en la avenida de los Campos Elíseos y en una de las calles adyacentes.

Desde poco después de las 9.00, hora local (8.00 GMT) se vivieron escenas de tensión entre los manifestantes y los agentes antidisturbios, que les impidieron pasar por la avenida a partir de un determinado punto, en las proximidades del Palacio del Elíseo.

Casi una hora después, los antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a varias decenas de "chalecos amarillos" que trataban de penetrar por la calle Arsène Houssaye, adyacente a los Campos Elíseos.

Dos acciones que ponen en evidencia las consignas de reactividad que han recibido las fuerzas del orden para gestionar las concentraciones y evitar que degeneren en escenas de guerrilla urbana como las que se vivieron hace una semana.

En el marco de esa misma estrategia, los agentes procedieron esta mañana a realizar numerosas detenciones con carácter preventivo.

Según Johanna Primevert, portavoz de la Prefectura de Policía, a las 10.30 hora local (9.30 GMT) se contabilizaban 354 arrestados, de los que 127 habían quedado bajo custodia.

Primevert, en una entrevista al canal "BFMTV", indicó que a esa hora había en los Campos Elíseos unos 1.500 manifestantes y varios cientos en la plaza de la Bastilla y en la Puerta Maillot, junto al Palacio de Congresos.

En ese mismo momento, el primer ministro francés, Édouard Philippe, presidía una reunión con los responsables de seguridad en el Ministerio del Interior, entre otros con su titular, Christophe Castaner, para supervisar la marcha del dispositivo por las protestas.

Las fuerzas del orden llevaron a cabo de madrugada controles en los peajes de autopista de acceso a París, donde requisaron diverso material a "chalecos amarillos" que acudían a la capital, como máscaras de gas, bolas de petanca y otros objetos contundentes.

Por primera vez en más de 40 años, las fuerzas del orden en París cuentan con una docena de blindados de la Gendarmería que se pueden utilizar para atravesar barricadas.

La ciudad se ha protegido ante el temor a un desencadenamiento de violencia: están cerrados los principales museos y monumentos (empezando por la torre Eiffel), los grandes almacenes y los comercios de áreas como el barrio de los Campos Elíseos, así como cerca de una cuarentena de estaciones del metro y de trenes de cercanías.

 

Publicado en Internacionales

A sus 95 años, afectado por problemas renales, falleció el expresidente Belisario Betancur Cuartas, quien gobernó a Colombia entre 1982 y 1986. La historia dirá que fue el primer mandatario que decidió apostarle a la negociación política como la fórmula para terminar con el conflicto armado entre el Estado y la insurgencia; pero también se recordará siempre como el jefe de Gobierno a quien le correspondió afrontar el hecho judicial más grave ocurrido en el país después de El Bogotazo de 1948: la toma y retoma del Palacio de Justicia en noviembre de 1985. Desde esa perspectiva histórica, la evaluación de su paso por el poder quedó signada por los acontecimientos.

Nacido en la vereda El Morro de la Paila, del municipio de Amagá (Antioquia) en febrero de 1923, sus primeros años los pasó becado en el Seminario de Misiones de Yarumal (Antioquia), pero se graduó como bachiller en el colegio de la Universidad Católica Bolivariana de Medellín en 1941. Luego, estudió Derecho y Economía en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y obtuvo su grado en 1947 con la tesis titulada “El orden público-económico”. Ya en ese momento incursionaba en la política electoral, al punto de que, entre 1945 y 1947, ejerció como diputado conservador a la Asamblea de Antioquia.

Eran los años en los que la violencia partidista entre conservadores y liberales causaba estrago en varias áreas rurales del país, y el poder político regresaba a los conservadores tras la victoria electoral de Mariano Ospina Pérez en 1946. Además de su intensa actividad política, incursionó con éxito en el periodismo, lo que le permitió proyectarse políticamente a nivel nacional. Tras la caída del gobierno de Laureano Gómez en 1953, inicialmente entró a ser parte de la Asamblea Nacional Constituyente que sustituyó al Congreso entre 1953 y 1957, pero luego se convirtió en uno de los principales opositores del gobierno militar de Gustavo Rojas Pinilla, al punto de que le costó la privación de la libertad por un tiempo.

Al iniciarse el Frente Nacional, siempre dentro de la militancia conservadora y de la línea laureanista, saltó a las grandes lides del Poder Ejecutivo cuando fue designado como ministro de Trabajo del presidente conservador Guillermo León Valencia en 1963. En esa misión, Betancur se vio forzado a enfrentar uno de los hechos más polémicos de la época: la denominada ‘masacre de Santa Bárbara’. Por esos días había estallado una huelga de trabajadores de la cementera El Cairo en el municipio de Santa Bárbara (Antioquia), y la Fuerza Pública intervino causando la muerte de 12 trabajadores y heridas a 39. Como ministro de Trabajo, tuvo que afrontar encendidos debates en el Congreso, en momentos en que el orden público empezaba a complicarse.

Para el año de 1970, decidió aspirar por segunda vez a la Presidencia de la República en una accidentada justa electoral que quedó manchada para la historia por la sombra del fraude. Aunque el oficialismo liberal y conservador apoyaron la candidatura de Misael Pastrana Borrero, los candidatos Evaristo Sourdís y Belisario Betancur decidieron sostener sus candidaturas. Ante la división de caminos en el conservatismo, cobró fuerza la aspiración política de Gustavo Rojas Pinilla. La jornada del 19 de abril de 1970 quedó marcada por la declaratoria del estado de sitio y el toque de queda, para garantizar el veredicto de la Registraduría con la victoria de Pastrana. Entonces, Betancur comenzó a distanciarse de su propio partido.

En los años siguientes, fue embajador de Colombia en España y creador de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), en espera de una nueva postulación, la cual llegó en 1978. En esta ocasión, con el respaldo del conservatismo, enfrentó al candidato liberal Julio César Turbay Ayala, quien le ganó por un estrecho margen. Por esta razón, en los círculos políticos, fue claro que iba a repetir candidatura cuatro años después. Como finalmente ocurrió. Sin embargo, en 1982 no se presentó como candidato conservador sino como jefe de un movimiento nacional suprapartidista que aprovechó la división liberal entre Alfonso López Michelsen y Luis Carlos Galán, para alzarse con la victoria en mayo de ese año.

Como lo había prometido, su primera gestión de gobierno fue conformar una comisión de paz de 34 miembros, planteada para iniciar diálogos con los grupos alzados en armas. De manera simultánea, su política exterior marchó por la misma vía, al punto de que decidió impulsar el llamado Grupo de Contadora que apostó por imponer la paz en América Central. Esta iniciativa le significó la concesión del Premio Príncipe de Asturias, en España, además por el fortalecimiento de las relaciones bilaterales con el país europeo. No obstante, en el plano interno, no solo la paz significó de entrada su primer reto como gobernante, sino que tuvo que debutar afrontando las consecuencias de la llamada ‘crisis financiera de los años 80’.

Entonces, en octubre de 1982 decretó la emergencia económica y en desarrollo de ella, expidió el decreto 2920 de 1982 que dio vía libre para la nacionalización de empresas afectadas por la crisis, y le dio dientes a la justicia para enfrentar a los banqueros que habían propiciado la crisis. Mientras trataba de darle remiendos a la crítica situación del sector financiero, a través de 10 decretos lanzó el Plan de Rehabilitación, un ambicioso programa de ayuda para las zonas de conflicto. De paso, impulsó en el Congreso la que se convirtió en la Ley 35 de 1982 o Ley de Amnistía, primer paso hacia el proceso de paz, pero también el primer detonante de una dura confrontación pública con sectores cercanos a las Fuerzas Militares.

En virtud de la Ley de Amnistía, la mayoría de los guerrilleros que estaban presos a raíz del Estatuto de Seguridad de la era Turbay Ayala, quedaron en libertad. Esa decisión, sin contraprestación por parte de la insurgencia, provocó airados reclamos de sectores de oposición. En particular el ministro de Defensa, general Fernando Landazábal Reyes, declaró públicamente que el país debía acostumbrarse a escuchar a sus generales. Las tensiones crecieron en febrero de 1983 cuando el procurador Carlos Jiménez Gómez reveló que al interior del movimiento Muerte a Secuestradores (MAS), que ya desangraba a Colombia, había miembros activos de las Fuerzas Militares. El país entró en una peligrosa polarización política.

A finales de mayo de ese difícil 1983, renunció a la presidencia de la Comisión de Paz Otto Morales Benítez y su mensaje de dimisión, que pasó a la historia, dejó clara la dificultad para avanzar hacia la concordia.Fue Morales Benítez quien señaló a los “enemigos agazapados de la paz, por dentro y fuera del gobierno”, como los responsables de la crisis. “Esas fuerzas reaccionarias en otros tiempos lucharon, como hoy, con sutilezas contra la paz y lograron torpedearla. Por ello, nunca hemos salido de ese ambiente de zozobra colectiva”, escribió Morales. Y como si fuera un hecho premonitorio, eso fue lo que terminó imponiéndose en materia de paz. Desde el gobierno, mucho apoyo, pero en la realidad, demasiada oposición.

En busca de aliados para sacar adelante sus iniciativas de gobierno, en agosto de 1983 Betancur promovió un cambio en su gabinete ministerial, y entró a fortalecerlo el Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán. Con el propósito de enfrentar el otro coloso de la guerra, el narcotráfico, llegó al Ejecutivo, en calidad de ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla.Apenas dos semanas después ya el Congreso era un hervidero político. El ministro Lara encaró al representante a la Cámara por Antioquia Pablo Escobar Gaviria, señaló a otros narcotraficantes que se habían colado en el fútbol, la política o la economía, y fue Troya. En breve, el enfrentamiento político derivó en la guerra que le plantearon el país los llamados ‘extraditables’.

A pesar de que el ambiente se complicó al extremo, Betancur no declinó en su interés por sacar adelante el proceso de paz. Fue así como en octubre de 1983, durante un viaje por Europa, se reunió con los líderes del M-19 Álvaro Fayad e Iván Ramiro Ospina, con el propósito de avanzar hacia el cese de fuegos. Pero como todo en aquella época de los años 80, las noticias malas seguían causando dificultades adicionales. La de finales del año fue el robo de 13,5 millones de dólares de una cuenta colombiana en el Chase Manhattan Bank, de Estados Unidos. Aunque el autor del robo, Roberto Soto Prieto, lo hizo a título personal, no faltaron los debates contra el gobierno, a quien se responsabilizaba de toda la crisis social o económica.

Y llegó el año 1984 rodeado de contrastes. Primero, con la declaratoria del estado de sitio en los departamentos del Caquetá, Huila, Meta y Cauca debido a los rigores del orden público. Después, con el anuncio de que la Policía Antinarcóticos había desmantelado el laboratorio de Tranquilandia, una gigantesca factoría de producción de cocaína en los llanos del Yarí, en el Caquetá. A pesar de las noticias de guerra, el 28 de marzo de 1984, el gobierno logró el mayor avance en su negociación de paz: la firma de los acuerdos de La Uribe, que permitió el cese al fuego con las Farc. La tregua quedó pactada para iniciarse el 28 de mayo. Lo que no esperaba nadie en el país es que la otra guerra, la del narcotráfico, iba a agregar un detonante mayor.

El 30 de abril de 1984 fue asesinado el ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla. Al día siguiente, en Neiva, durante las exequias del alto funcionario, el presidente Betancur anunció su ofensiva total contra el narcotráfico y la aplicación del tratado de extradición suscrito entre Colombia y Estados Unidos en septiembre de 1979. De ahí en adelante, mientras las comisiones verificadoras de la paz trataban de imponerla en las zonas de violencia, o al tiempo que se lograba firmar acuerdos de cese al fuego con el M-19, el EPL, el Movimiento Autodefensa Obrera, y otros grupos guerrilleros, la guerra del narcotráfico contra la sociedad y el Estado cobró forma. En el río revuelto de la violencia, también la guerra sucia empezó a hacer estragos.

Aunque a través de su comisionado de paz, John Agudelo Ríos, el gobierno quiso darle toda su fuerza a la Comisión de Verificación de los acuerdos de paz, empezaron a caer asesinados líderes de izquierda o amigos del proceso de paz. Entre ellos, el médico, excongresista e ideólogo del M-19, Carlos Toledo Plata, asesinado el 10 de agosto de 1984. Al mismo tiempo, Betancur creó 10 subcomisiones de diálogo para concertar avances en temas agrarios, laborales, educativos, de salud pública y desarrollo económico, siempre pensando en que era el camino para asegurar la paz que había concertado, pero los “enemigos agazapados” resultaron más incidentes y el ambiente se tensionó a tal punto que se precipitó la desgracia.

Sin la fortaleza política de sus tiempos iniciales, el gobierno tuvo que ser testigo de cómo la polarización política se fue convirtiendo en violencia selectiva. Para tratar de darle confianza a los grupos guerrilleros con los que había negociado la paz, Betancur posibilitó la creación de grupos políticos como la Unión Patriótica, el Frente Popular o el movimiento A Luchar. No obstante, casi desde sus orígenes, sus principales dirigentes empezaron a caer asesinados. Luego de un atentado al dirigente del M-19 Antonio Navarro Wolf en mayo de 1985, se rompió la tregua con el M-19. Los otros grupos guerrilleros también se abrieron del proceso. Las Fuerzas Militares se llenaron de argumentos para denunciar el fracaso de la tregua.

El 6 de noviembre de 1985, un comando del M-19 se tomó por asalto el Palacio de Justicia, con el propósito de hacerle un juicio público a Belisario Betancur por sus supuestos incumplimientos en el proceso de paz. La reacción de las Fuerzas Militares y lo que ya conoce el país, no solo dejó un saldo lamentable de 97 víctimas mortales, sino la sepultura definitiva de las intenciones de paz del gobierno. Políticamente, el gobierno Betancur quedó sin aliento y el M-19 liquidado. No obstante, ante una denuncia de la Procuraduría, la Comisión de Acusación de la Cámara no encontró razones para evaluar la conducta del presidente, quien públicamente asumió la responsabilidad de todo lo que había sucedido.  

Para colmo de males, una semana después del holocausto del Palacio de Justicia, sobrevino la tragedia de Armero, donde perdieron la vida cerca de 30.000 personas. De nuevo, el gobierno de Belisario Betancur quedó en la mira del país ante los señalamientos de que había sido una tragedia anunciada. En el ocaso de su gobierno, Betancur no declinó en sus últimos esfuerzos por tratar de dejar una ruta de paz, y los más importantes de ellos fueron la reforma constitucional que creó la elección popular de alcaldes, que se estrenó en 1988; y la formalización del partido político de la Unión Patriótica, para que iniciara su vida electoral en las elecciones legislativas de marzo de 1986. Con esos actos, selló su obra de gobierno.

En materia de realizaciones, los analistas de su gestión como primer mandatario le añaden haber impulsado reformas a los regímenes departamental y municipal; la creación del Estatuto de Televisión, la expedición del nuevo Código Contencioso Administrativo; la promulgación del Estatuto Básico de los partidos; y el impulso a los canales de televisión regionales. Cuando dejó la Casa de Nariño, como bien lo describió el expresidente Alfonso López, era claro que la historia contemporánea de Colombia tenía desde ese momento un antes y un después. El gobierno de Belisario Betancur partió en dos la vida de las últimas generaciones del siglo XX y la paz con las Farc firmada en 2016, tuvo realmente su primer capítulo con este gobierno.

Después de su paso por la Presidencia de la República, a diferencia de los demás exmandatarios, Belisario Betancur se mantuvo totalmente alejado de la escena política. De vez en cuando rompió su silencio en coyunturas particulares, como el apoyo que le dio al proceso de paz de Andrés Pastrana a partir de 1998, y en general, a todas las iniciativas relacionadas con la búsqueda de la negociación política del conflicto armado. En contraste, con su silencio político, mantuvo una activa vida cultural, a través de la fundación Santillana, el Museo de los Niños, la Casa de Poesía Silva o el Museo de Arte Moderno. Su producción intelectual se mantuvo y hasta su deceso se le vio en importantes eventos de naturaleza cultural. 

 

Publicado en Politica

El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, confirmó en última instancia, la multa por más de $781 millones (1.000 SMLMV), a la Clínica Integral de Emergencias Laura Daniela S.A., de Valledupar, por el suministro de un medicamento presuntamente falsificado que ocasionó la muerte de 16 bebés prematuros, entre el segundo semestre de 2016 y primeros meses de 2017.

Según el Superintendente, el proceso en contra del centro hospitalario inició en septiembre de 2017, cuando la entidad ordenó la inspección a la clínica, donde encontró, entre otras, que “la Clínica realizó compras a un proveedor con el que no mantenía una relación comercial estable denominado VC Medical y sin existir un contrato o carta de intención que definiera el modelo de compra y venta de medicamentos y dispositivos médicos”.

De igual manera, que el proveedor del medicamento “Survanta” —dijo el Superintendente— no registró ningún tipo de documentación ante la institución, que lo habilitara como tal. Sin embargo, se generaron órdenes de compra, compras y pagos a VC Medical.

“El proveedor no contaba con habilitación por parte del Ente Territorial, aspecto validado con la Secretaría Departamental del Cesar. Las órdenes de compra fueron expedidas por una practicante del Sena o por el regente de farmacia, y no contaron con aprobación o autorización de la química farmacéutica o de otro nivel jerárquico. En otros casos existen órdenes de compra sin información de algún colaborador”, explicó el funcionario.

Por otro lado, la generación de órdenes de compra estaba en cabeza del Regente de Farmacia, quien también realizaba la recepción técnica de medicamentos sin aprobación de las mismas por parte de un nivel superior.

La Supersalud indicó que dentro de la inspección también se encontró que la recepción de medicamentos no se llevó a cabo bajo el concepto técnico que debía contener, puesto que no se revisaron fechas de vencimiento, registro sanitario, lotes, etc.

Asimismo, se realizaron compras de Survanta con fechas de vencimiento muy cercanas al momento de la fecha de ingreso a la institución. “El medicamento no era el original, de acuerdo con lo indicado por el representante de Laboratorios ABBCIE (perito), luego del proceso de cotejo al que fue sometido el producto encontrado en el centro hospitalario y que fue contrastado con el medicamento de la casa matriz”.

Por esos hechos, el 21 de noviembre del 2017 la Superintendencia Delegada para Procesos Administrativos de la Supersalud sancionó a la IPS con la multa de 1.000 SMLMV. Sin embargo, la clínica interpuso recurso de reposición, que fue resuelto por esta Delegada, en febrero de 2018, confirmando la sanción que fue apelada nuevamente por el centro hospitalario, dejando el proceso en manos del Superintendente Nacional de Salud, quien ahora falla, ratificando la sanción, contra la que no se puede interponer ningún otro recurso.

Finalmente, sobre la sanción, Fabio Aristizábal, Superintendente Nacional de Salud, advirtió que “los prestadores deben cumplir con todas las normas que regulan la prestación del servicio, entre ellas las tendientes a garantizar adecuadamente el servicio farmacéutico. No basta con contar con el certificado de habilitación para prestar el servicio. La salud es un derecho fundamental, que no puede ser visto como un negocio”

 

Publicado en Actualidad

Luego de confirmar la ausencia de nuevos focos positivos a fiebre aftosa, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón, informó que el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) levantó la cuarentena sanitaria establecida para los municipios de La Paz, San Diego, Agustín Codazzi y Valledupar, en el Cesar.

El jefe de la cartera agropecuaria detalló que “esta decisión de levantar la cuarentena sanitaria a cuatro municipios del departamento de Cesar fue tomada por el ICA, luego de las investigaciones epidemiológicas y serológicas adelantadas en la zona en cuarentena, y por los resultados negativos de las sospechas de cuadro vesicular erosivo registradas en la zona donde se presentaron los focos de la enfermedad, en el mes de octubre”.

Es importante resaltar, que como medida preventiva, el Instituto estableció que para las movilizaciones de bovinos y bufalinos, los animales deben estar vacunados contra la fiebre aftosa 15 días antes de solicitar la Guía Sanitaria de Movilización Interna de Animales, GSMI.

“Esta decisión es producto del trabajo en equipo que venimos adelantando con los productores pecuarios, con el objetivo de recuperar el estatus sanitario de país libre de fiebre aftosa con vacunación. Gracias a todos los ganaderos por su compromiso y trabajo por un campo con legalidad, emprendimiento y equidad ¡No bajaremos la guardia!”, agregó el ministro Valencia Pinzón.

La Entidad había establecido la cuarentena con las Resoluciones ICA 34138 del 11 de octubre de 2018 y 34689 del 22 de octubre de 2018, por la presentación del brote de fiebre aftosa en los municipios de San Diego, La Paz, Agustín Codazzi y Valledupar para evitar el riesgo de diseminación. 

Como autoridad sanitaria, el ICA estableció medidas sanitarias como:

Reforzar los puestos de control con el acompañamiento de autoridades como la POLFA, la Policía Nacional y el Ejército Nacional. 

La revacunación de todos los bovinos del área, 40 días después de finalizado el II ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa, el cual finaliza el próximo 12 de diciembre. 

Prevenir, controlar y erradicar las enfermedades de control oficial, que puedan afectar la ganadería y la economía nacional.

Para recuperar el estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación, es fundamental contar con el compromiso de los ganaderos para atender los controles a la movilización, la vacunación, la notificación oportuna de sospechas  y denunciar los ingresos irregulares de animales al territorio colombiano.

Publicado en Actualidad