Get Adobe Flash player

Para ejecutar el proyecto de remodelación de la Plaza Alfonso López, el contratista de la obra debió talar 8 árboles de mango que estaban sobre el icónico lugar. La autorización fue entregada por Corpocesar, sin embargo la comunidad rechazó este acto.

La Alcaldía defiende la posición del contratista, asegurando que al finalizar el proyecto habrá una mayor arborización, pero no se contempla el tiempo que esto tardará, dado que los árboles serían sembrados de nuevo.

La tala hace parte de un contrato adjudicado a Darío Peinado, que se presentó como único proponente y recibió la máxima puntuación, para una ejecución de 8.300 millones de pesos.

Este polémico contrato fue cuestionado por el veedor ciudadano Jainer Mora, quien asegura que tiene un sobre costo y además causa detrimento patrimonial, porque intervinieron unos tramos de la Plaza Alfonso López que no lo ameritaban.

 

Publicado en La voz de la Comunidad