Get Adobe Flash player
Ultima Hora

El Juzgado Cuarto Penal del Circuito con funciones de Conocimiento condenó en la mañana de ayer a 33 años de prisión a Luis Eduardo Hernández Vargas, procesado por el asesinato del agente del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, Sergio Medina Vergara, en hechos ocurridos el 19 de agosto del año 2017 en Valledupar.

La sentencia anticipada del incriminado se da tras aceptar los cargos endilgados por la Fiscalía seccional Nueve por los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo simultaneo con fabricación, tráfico y porte con arma de fuego, partes o municiones; así como también hurto calificado agravado y uso de menores de edad en la comisión de delitos.

Asimismo, la jurista tuvo a consideración en la vista pública desarrollada en el Palacio de Justicia los elementos materiales probatorios recopilados por el ente acusador que permitieron determinar que Hernández Vargas fue la persona que en compañía de un menor de edad atentó con arma de fuego contra la humanidad del policía judicial que en la noche del 19 de agosto intervino en el asalto que estos pretendían perpetrar a una pareja en la carrera 19C del barrio Ichagua, norte de la ciudad.

Aunque las actuaciones ilícitas del declarado homicida daban para una condena de más de 600 meses en prisión (cerca de 60 años), el despacho judicial tuvo en cuenta una rebaja de la pena del 45 por ciento por su colaboración con la justicia y haberse allanado a los cargos en audiencia preliminar realizada a mediados de agosto del año anterior.

A Hernández las autoridades lo capturaron el 21 de agosto de ese mismo año, al interior de las instalaciones de un centro asistencial del municipio de San Juan del Cesar, La Guajira, donde se había refugiado para evitar la acción de los policías judiciales y tratarse una herida de bala obtenida en medio del intercambio de disparos que protagonizó con la víctima el día de los hechos investigados.

Publicado en Judicial