Get Adobe Flash player

Un juez envió a la cárcel La Picota de Bogotá esta madrugada al expresidente de la Corte Suprema Francisco Ricaurte por su presunta participación en una red de corrupción en el alto tribunal.

Tras la imputación de cargos de la Fiscalía por los delitos de concierto para delinquir, cohecho, tráfico de influencias y uso abusivo de información privilegiada,  el ex magistrado se declaró inocente.

En medio de la imputación, el fiscal enumeró algunos de los casos en los que la "organización criminal", que se habría conformado en la Corte Suprema, habría pedido altas sumas de dinero a cambio de archivar las investigaciones a congresistas y otros políticos.

"En el 2003 usted y Gustavo Moreno se conocieron a través de José Leónidas Bustos, fue usted quien citó a su apartamento al señor Moreno y le explicó cómo funcionaba la organización, indicándole cómo manejarían los procesos. Luego era usted quien, generalmente, beneficiaba a los congresistas, políticos y gobernadores de quienes se supiera que tuvieran investigaciones en la Corte Suprema de Justicia o en la Fiscalía", dijo el fiscal del caso.

También aseguró que esta organización "usaba información privilegiada que obtenían de ellos, manipulaban testigos para cambiar versiones, instrumentalizaban a los medios de comunicación para restar credibilidad a los testigos que mantenían sus versiones, desaparecían o alteraban evidencias y obtenían deducciones con apariencia de legalidad, que favorecieran a sus clientes con la intervención de los funcionarios de más alto nivel que tenían a cargo los procesos a quienes les pagaban por hacerlo".

En la imputación de cargos se mencionaron los casos de Álvaro Ashton, a quien le habrían pedido 1200 millones de pesos para que se archivara una investigación por supuestos nexos con grupos ilegales.

También se habló de Musa Besaile a quien le habrían exigido el pago de 2.000 millones de pesos.

También se mencionaron los casos de Alejandro Lyons; Julio Manzur, quien no aceptó hacer pagos y fue capturado, y del exgobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía.

Otro de los casos que mencionó el fiscal fue el del Fondo Nacional de Desarrollo, Fonade: “Esta entidad era reconocida como el fortín político de los congresistas Musa Besaile y Bernardo Elías, hay evidencia de que en algunos de los casos Fonade fue utilizado para hacer favores burocráticos, como el de Musa Besaile, Álvaro Ashton (congresistas) y el exgobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía”.

La Fiscalía, incluso, mencionó en medio de la imputación que Fonade se usó para hacer favores a esta organización, que a su vez favoreció a congresistas y a exgobernadores.

 

Publicado en Judicial