Get Adobe Flash player
Ultima Hora

Un hombre que nació luego de la revolución podría ser el sucesor de Raúl Castro. Así definen a Miguel Díaz-Canel, el actual vicepresidente primero de Cuba y quien desde 2013 ha estado a la sombra del líder, siendo su mano derecha y liderando el Consejo de Ministros.

Díaz-Canel nació en la provincia de Villa Clara en 1960, estudió ingeniería y desde muy joven se vinculó al Partido Comunista de Cuba en donde participó en diferentes niveles de dirección y coordinación. A diferencia de otros niveles, creó una carrera en la que ha pasado por varios cargos que le han dado experiencia y cercanía a la población.

Como delegado del Partido Comunista Cubano en las provincias impuso reformas a nivel educativo y otros aspectos que fueron vistos como estrategias de apertura. En esas posiciones siempre ha contado con el apoyo de Raúl Castro, quien lo nombró ministro de Educación Superior en 2009 y primer vicepresidente en 2013.

En esas poblaciones Díaz-Canel es reconocido por ser una persona cercana, por hacer recorridos en bicicleta, amante del rock y con un perfil bajo pero con la capacidad de tomar decisiones importantes.

Durante sus funciones como número dos del régimen ha tenido la oportunidad de representar a Cuba en eventos internacionales y posesiones, al mismo tiempo que ha servido como anfitrión de líderes que llegan a La Habana. Teniendo así una posición reconocida en la región.

Hay expectativa por la forma en la que podría orientar su gobierno y si tiene la posibilidad de implementar reformas necesarias para los cubanos. A su lado seguirá teniendo a Raúl Castro, quien no dejará su cargo como primer secretario del Partido Comunista Cubano.

Tiene retos como el crecimiento de la economía, la unificación de la moneda, tratar el tema de restricciones a las empresas privadas y las inversiones extranjeras, mejorar las condiciones de libertad de expresión y buscar dar nuevos pasos en la relación con Estados Unidos.

El hombre de confianza de Raúl Castro asumiría el poder el 19 de abril y por primera vez en 59 años, Cuba no estará gobernada por un Castro, convirtiéndose en un hecho histórico para esa isla.

Publicado en Internacionales