Get Adobe Flash player

Las quemaduras de segundo y tercer grado que sufrió Edilberto Ditta Salas, de 33 años, al explotar el tanque de gasolina de un vehículo que reparaba, le causaron la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Médicos de Alta Complejidad en Valledupar.

El mecánico luchó durante 14 días por sobrevivir, sin embargo, su estado de salud no evolucionó.

Según su familia, el accidente ocurrió en un taller ubicado en el municipio de Chiriguaná, Cesar, momentos que probaba la corriente de un par de cables para poder encender el automotor. Éstos produjeron chispas y una cayó sobre un combustible que él almacenaba. 

El fuego se propagó por todo el automotor y las llamas alcanzaron a Ditta Salas, quien fue remitido de urgencias hacia el Hospital Regional San Andrés, donde le brindaron los primeros auxilios. Desde allí lo trasladaron a la Clínica Médicos en Valledupar, donde falleció.

El hombre dejó un niño tres años y residía en el barrio Laureles de Chiriguaná, municipio donde será sepultado.

Publicado en Judicial