Get Adobe Flash player
Ultima Hora

La Unidad para las Víctimas y el municipio de La Paz (Cesar), proyectan el retorno de varias familias víctimas que fueron desplazadas de los corregimientos de Varas Blancas y San José de Oriente, donde también se contempla la reparación colectiva de 40 familias cebolleras de la Serranía del Perijá.

Así se concertó en una reunión que sostuvieron Juana Ramírez Gutiérrez, directora territorial Cesar-La Guajira de la Unidad para las Víctimas y la alcaldesa de La Paz, Andrea Ovalle Arzuaga.

Dentro de las intenciones que ambas instituciones programan para el resarcimiento del efecto de la violencia en este sector del Cesar muy cercano a la capital Valledupar, las dos funcionarias destacan el Plan Retorno de familias habitantes de los corregimientos de San José de Oriente y Varas Blancas, blanco de la violencia en tiempos pasados, procesos en los que ya trabaja el equipo de la Unidad Territorial de Atención y Reparación a las Víctimas en el departamento del Cesar.

“Queremos que antes que culmine el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, podamos darle curso a estas iniciativas que ayudarán a las víctimas de la Paz, la alcaldesa Andrea Ovalle ha mostrado el más alto interés en que estas comunidades retornen a sus hogares, retornen a sus tierras y puedan trabajar en los proyectos productivos o en su vocación agrícola que históricamente los ha caracterizado”, dijo Juana Ramírez Gutiérrez.

Sin embargo, los planes de la Alcaldía de La Paz y de la Unidad Territorial de Víctimas Cesar-La Guajira son más ambiciosos, además de la reconstrucción del tejido social que significa el retorno de estas familias desplazadas a sus sitios de origen, se plantea continuar con los convenios interinstitucionales y las alternativas productivas.

“Con la ayuda de la Unidad en los próximos cuatro meses siguientes, continuaremos con ese proceso que nos permite el convenio suscrito con la Alcaldía de Valledupar para unidades productivas; queremos darle un impulso de tal manera que se mejore el rendimiento y efectividad de estas acciones en las que en favor de las víctimas interactuamos estas tres instituciones (Unidad para las Víctimas, Alcaldía de Valledupar y Alcaldía de La Paz) que nos unimos para cumplirle a las comunidades”, aseguró Andrea Ovalle Arzuaga, alcaldesa de La Paz.

El convenio que en la actualidad se encuentra en plena ejecución, beneficia a 160 víctimas del conflicto armado en el municipio de La Paz.  Esta localidad del Cesar ha sido golpeada por la violencia y producto de su ubicación fronteriza con Venezuela, históricamente se convirtió en un corredor para el contrabando de hidrocarburos, situación que ha sido enfrentada por los gobiernos en búsqueda de la minimización de sus efectos y la reconversión laboral de las personas que sin otra alternativa a eso se dedicaban.

En la zona rural de La Paz, en la Serranía del Perijá se estableció uno de los llamados ‘Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación’, implementados en todo el territorio colombiano por el Gobierno Nacional con miras al posconflicto.

 

Publicado en Regionales